Abril 28, 2016

4 acciones para un buen manejo de flujo de caja

Realizar una proyección realista de la liquidez y estimar las ventas futuras son parte de las tareas que deben llevar adelante los dueños de negocio.

Por Guillermo Acuña, Gerente de Desarrollo de Cumplo.

Todos sabemos que iniciar un negocio no es sencillo. La cantidad de variables que necesitamos controlar es enorme y muchos proyectos terminan fallando por preocuparse de las equivocadas. Especial relevancia tiene el flujo de caja: se estima que cerca de un 75% de las nuevas empresas fallan por un mal manejo de liquidez.

Existen cuatro acciones concretas que podemos llevar adelante para evitar el fracaso y estar más tranquilos:

 

 

  1. Tener un presupuesto de flujo de caja: Lo que no medimos no puede mejorar. El primer paso es realizar un presupuesto, documentar y trabajar nuestra liquidez. El presupuesto nos ayudará a responder preguntas como: ¿tengo suficiente capital como para responder a esta nueva orden de compra? ¿Puedo darle más plazo de pago a mi cliente? De esta forma, podremos anticipar problemas de caja y tomar las acciones que correspondan.
  2. No sobreestimar las ventas futuras: Es necesario que hagamos un buen trabajo para no incorporar en nuestro presupuesto estimaciones irreales. Contar con entradas que finalmente no llegarán, va a arruinar nuestra proyección de liquidez. La experiencia pasada o el feedback de los clientes son cruciales para poder hacer una buena estimación.
  3. Controlar los gastos al partir: Cuando recibimos el pago de nuestra primera venta y tenemos liquidez, la tentación de gastar el dinero es grande. Pero, ¿es necesario realizar el gasto? Tomar las decisiones adecuadas impactará positivamente en el flujo de caja.
  4. Cobrar las facturas impagas: Ser muy pasivos en la cobranza o no tener control sobre ella, nos puede llevar finalmente a no poder recuperar lo invertido en esa venta. Un dato relevante es que la mayor parte de los clientes no paga porque no se acuerda, o porque están preocupados de sus propios negocios. La proactividad y orden son claves aquí.

Finalmente, con un flujo de caja controlado, podremos tomar mejores decisiones que ayudarán al éxito de mi negocio. Si estimo que tengo una liquidez suficiente para operar, puedo comenzar a ahorrar para el futuro, invirtiendo en una nueva maquinaria o en el mercado formal. Si me llega una orden de compra muy grande o si estimo que las ventas subirán en verano, con un buen presupuesto de flujo de caja puedo predecir que me hará falta capital de trabajo para poder realizar la venta y buscar financiamiento para poder crecer.

En Cumplo sabemos la importancia de un flujo de caja sano y del financiamiento a una tasa justa, por lo que nuestros representantes se encargan de conocer muy bien el negocio de nuestros clientes y ayudarlos a financiarse de una forma que haga sentido para el presente y futuro de sus empresas.