Junio 21, 2018

5 características que debe tener un equipo para ser exitoso

El talento individual no es todo. Descubre por qué necesitas tener profesionales con distintos perfiles y qué cualidades harán que la empresa triunfe.

“Yo hago lo que tú no puedes, y tú haces lo que yo no puedo. Juntos podemos hacer grandes cosas”. Esta frase de la Madre Teresa de Calcuta refleja que saber trabajar en grupo es una característica imprescindible para triunfar en cualquier aspecto de la vida, incluido el profesional.

Un buen equipo es una máquina invaluable de trabajo, pero no funciona bien espontáneamente. Para alcanzar la excelencia y los objetivos de manera colectiva, se necesita mucho más que reunir a personas con grandes habilidades individuales que se preocupen exclusivamente de hacer su trabajo. Por eso, en Comunidad Empresas de Entel te entregamos 5 características de un equipo exitoso:

1. Variedad de perfiles

Los mejores resultados se consiguen tras un proceso de planteamiento y decisión de estrategias. Para garantizar el éxito de cualquier negocio, lo ideal es que el equipo esté compuesto por profesionales con perfiles distintos que aporten una visión propia, para luego encajarla en el planteamiento grupal. Cuantos más puntos de vista diferentes existan, mejor será la forma de proceder y mayor la probabilidad de conseguir las metas determinadas.

2. Liderazgo

Para que un equipo alcance buenos resultados, debe haber un líder que ayude a establecer una visión compartida y que refuerce las carencias del grupo. Tener esta figura permite establecer parámetros de rendimiento y dejar en claro qué se espera de cada uno, propiciando un ambiente apto para la evaluación mutua e intercambio de información.

3. Actitud colectiva

En un equipo con soporte mutuo, cuando alguien está sobrecargado o atorado con algún inconveniente, va a recibir ayuda de sus compañeros. Esto permite corregir sobre la marcha los problemas de exceso de tareas y los cambios de último momento a los que puedan enfrentarse. Inducir el apoyo colectivo provoca mayor adaptación de los miembros a su entorno e impide que los quehaceres queden abandonados, evitando que las personas se somentan a presiones y colapsen.

4. Monitoreo y retroalimentación

En un grupo exitoso, los colaboradores –además de observarse a sí mismos– también deben mirar el trabajo de sus compañeros con el fin de entregar la retroalimentación necesaria para prevenir falencias o corregir errores rápidamente. Para que esto ocurra, debe existir un ambiente de confianza para que las críticas constructivas no se perciban como amenazas y para que todos los integrantes tengan una información global de lo que ocurre en la empresa y en la labor de sus compañeros.

5. Capacidad para promover y decidir

Es importante que los equipos sientan que tienen cierta autonomía a la hora de tomar decisiones sobre su trabajo. Obviamente, el objetivo viene marcado por la empresa, pero el verdadero activo son los miembros del grupo al que se le ha encomendado el proyecto concreto. Al tener libertad para actuar, su implicación y compromiso hacia la organización podrán aumentar.

Comparte estos consejos con otros emprendedores como tú y encuentra más información para fortalecer tu negocio en nuestra Comunidad Empresas de Entel.