Junio 15, 2018

5 pasos para acelerar el proceso de ventas en tu empresa

Definir a tu cliente, automatizar procesos y crear una base de datos son algunas claves para agilizar la gestión comercial y asegurar una transacción.

Para cualquier negocio, las ventas son la piedra angular de su funcionamiento. Generar la mayor cantidad de transacciones en el menor tiempo es clave para la rentabilidad y el crecimiento, por lo que agilizar el proceso que convierte prospectos en clientes siempre será uno de los objetivos principales en toda estrategia comercial.

En Comunidad Empresas te asesoramos con 5 pasos que debes tener en cuenta para acelerar el proceso de ventas en tu empresa y así aumentar la productividad aprovechando al máximo tu tiempo y esfuerzo. ¡Toma nota!

1. Capta a los clientes adecuados

En todo negocio, es clave enfocarse. Con los medios adecuados, especialmente con las herramientas tecnológicas, tendrás la posibilidad de llegar a muchas personas, pero no todos estarán interesados en lo que ofrezcas.

Es importante que definas muy bien a tu grupo objetivo a través de un perfil de cliente ideal. Esto te permitirá aplicar estrategias que hagan un cruce entre lo que ofreces y las posibles necesidades de los consumidores, impactando directamente en su interés y en un aumento de las tasas de conversión.

2. Contacta a la persona que toma las decisiones

Delimitar y clasificar a los clientes toma tiempo, y puede demorar más si estableces relaciones con las personas que no están a cargo de tomar las decisiones, ya que tendrás que hablar nuevamente con un superior para que apruebe la compra.

En este caso, Internet es un aliado fundamental y las búsquedas que hagas por Google o LinkedIn te ayudarán a agilizar el proceso de manera considerable. Intenta buscando en la Cámara de Comercio para contactar a otras empresas que puedan convertirse en clientes y comunicándote a través de teléfono o e-mail para crear tu propia red de contactos y dar con las personas adecuadas.

3. Diseña un producto de prueba

Entregar una muestra de tu producto o servicio reduce el riesgo percibido por las personas sobre una posible evaluación de compra, dándoles la posibilidad de tomar la decisión correcta sin correr ningún tipo de riesgo.

Esta práctica puede incrementar sustancialmente la tasa de conversión, como también ayudar a lograr mejores resultados en términos de cierre de clientes.

4. Automatiza los procesos

El mercado actual es competitivo, razón por la que no sólo es importante hacer seguimiento a las oportunidades, sino que también brindarles atención personalizada y gestionarlas efectivamente en tiempo real.

Si trabajas con una larga lista de potenciales clientes, lo más recomendable es utilizar un software CRM, el que te permitirá automatizar todas las actividades del negocio, tales como prospección, seguimiento, cotizaciones, asignación a vendedores, etc. De esta manera, podrás tener una mejor organización y optimizar el proceso de conversión, elevando tus probabilidades de cerrar una venta.

5. Cuida bien a tus clientes

Convertir a un usuario en cliente no es el fin del camino. La fidelización de ellos es una forma de asegurar ventas, ya que es más fácil y económico conseguir que un consumidor repita a que un usuario nuevo compre.

Brindar un buen servicio al cliente es primordial, al igual que la postventa. Mantenerse en contacto con ellos permite conseguir mayor satisfacción en la compra y conseguir su feedback para mejorar el servicio. Su complacencia puede lograr un efecto en cadena, en donde recomendarán a otros consumidores que tendrán una alta probabilidad de convertirse en nuevos compradores.

¿Qué te parecen estos consejos? Comparte este artículo con otras Pymes y encuentra más información para tu negocio, registrándote gratis en nuestra Comunidad Empresas de Entel.