Abril 17, 2018

5 razones de por qué deberías trabajar en equipo

“Poder apoyarse en el otro dejando de lado miedos y prejuicios, es beneficioso para todos”. ¡Descubre las ventajas de respaldarte en tus compañeros!

Hoy en día, lograr y mantener el éxito en las organizaciones requiere capacidades y talentos de muchos profesionales, por lo que el trabajo en equipo, en donde todos los participantes aportan conocimientos y son responsables de las metas comunes, ha ido cobrando relevancia en las empresas.

“Cuando hay cooperación laboral, se aúnan las aptitudes de los miembros y se potencian sus esfuerzos, disminuyendo el tiempo invertido en las labores y aumentando la eficacia de los resultados”, señala Roberto Eskenazi, coach integrativo y fundador de Hard Fun, quien entrega a Comunidad Empresas de Entel 5 razones sobre la importancia de trabajar en equipo:

1. Crea sinergias

Los conocimientos individuales tienen un mayor impacto cuando se suman a otros. Complementar las habilidades y fortalezas personales para ponerlas al servicio del equipo optimiza los procesos, se gana tiempo y productividad.

“El solo hecho de estar mejor comunicados nos permite saber y entender qué hace mi compañero, qué sabe, cuál es su historia, etc. Ese conocimiento de los integrantes y de las tareas propias de su rol es la base para potenciar a un equipo y obtener mejores resultados”, señala.

2. Permite estructuras más flexibles y participativas

Las empresas que apuestan por métodos de trabajo en equipo dependen menos de las jerarquías y sus integrantes tienen un margen de acción mucho mayor.

“Poder apoyarse en el otro dejando de lado miedos y prejuicios, es beneficioso para todos. Construir y validar espacios de real participación, donde todas las opiniones puedan ser escuchadas y consideradas, es un atributo inmensamente valorado por los colaboradores de una organización”, indica Roberto.

3. Genera empoderamiento y responsabilidad

Formar parte de un grupo no significa que las responsabilidades se diluyan. Es al revés: se refuerzan, pues cada integrante asume un rol dentro del grupo y debe responder a los demás por las tareas que le han asignado.

“La sensación de deber responder al equipo y que el trabajo de otros también depende de uno, son ideas y valores que se van arraigando en personas que aprenden a trabajar en conjunto de forma sana y colaborativa”, destaca.

4. Fomenta el desarrollo de habilidades sociales

“Según algunos estudios, el clima laboral es uno de los factores más valorados por los trabajadores, incluso más que el sueldo. Lo social o emocional, no se aprende en la universidad, se va adquiriendo con la experiencia.

En este sentido, un equipo sólido con vínculos bien construidos, le ofrecerá a sus integrantes un mayor bienestar y, de manera directa y proporcional, eso se traducirá en mejores índices de productividad, de clima y clientes más satisfechos”, explica.

5. Fortalece a las empresas ante el cambio

Los grupos fuertes, unidos y con metas claras son menos permeables a los contextos de crisis.

“El cambio, por lo general, trae incertidumbre y miedos. Enfrentar este tipo de situaciones en equipos bien constituidos, en comparación de grupos desintegrados, puede significar una diferencia radical debido a la sensación de bienestar y de apoyo mutuo”, concluye el coach Roberto Eskenazi.

Comparte estos consejos con otros emprendedores como tú y encuentra más información para fortalecer tu negocio en nuestra Comunidad Empresas de Entel.