Abril 4, 2017

Así enfrentan las Pymes el feriado irrenunciable del Censo

El 19 de abril, la restricción corre para todo comercio de bienes, alimentos o bebidas, donde incluso los atendidos por sus dueños deberán cerrar.

Algunos negocios se preparan y trabajan más antes del Censo, mientras que otros sólo descansarán. Entre el feriado irrenunciable y Semana Santa, abril tiene menos días hábiles y eso quiere decir que muchos emprendimientos tendrán que crear estrategias especiales y/o asumir pérdidas a final de mes.

¿Qué significa el feriado irrenunciable del Censo?

El Congreso aprobó el proyecto de ley para que todas las personas puedan permanecer en sus domicilios, para participar del Censo y recibir a los voluntarios a cargo de la tarea. La diferencia con otros feriados irrenunciables, es que esta ley no permite el funcionamiento de negocios relacionados con el comercio, incluso los atendidos por sus propios dueños, desde las 00 horas del 19 de abril, hasta las 20 horas del mismo día.

Los únicos establecimientos que no tienen prohibición son aquellos que expendan combustibles, locales comerciales en aeródromos civiles públicos y aeropuertos, farmacias de urgencia y de turno, así como también de cualquier servicio que el Instituto Nacional de Estadísticas haya contratado con ocasión del Censo.

¿Qué harán las Pymes?

En general, es un feriado más y todos han tenido que enfrentarse a un día menos de producción. Te compartimos algunos puntos de vista.

  • Bloom Café

Hace dos años,Valentina González es dueña de Bloom Café junto a su marido, Rodrigo Navarro, y este nuevo “día libre” obligado los complica. “En general no cerramos los irrenunciables, pagando las horas extras que corresponden y lo conversamos con nuestros trabajadores, pero este día particular entendemos que es una excepción y cerraremos para cumplir con el deber cívico”, comenta Valentina.

Así, esto “afecta el negocio, sobre todo esta época de vuelta de vacaciones, que es de muy buena venta. Impacta directamente en el ingreso y, en menor medida, en alguna merma de productos que no se vendieron y tendremos que botar”, explica. Sin embargo, asume que es una obligación y no pueden hacer mucho para recuperar el día, “nuestro horario es muy extenso (8:00 a 21:00 hrs.) y no hay donde meter más horas. Lo asumimos como disminución de ventas”, finaliza.

  • Bigos, tienda de mascotas


Valentina Muñoz es dueña de Bigos y siente que esta regla especial “sí nos afecta, porque es un día completo menos de ventas, atención al público y despachos”. También comenta que este feriado se suma a los de Semana Santa y “finalmente abril tendrá menos días laborales, lo que significa menos ingresos” explica.

De todas maneras, reconoce que no queda más que asumir las pérdidas, “descansaremos, porque aunque se abriera la tienda hasta más tarde, no compensaría el día que se cierra”, reconoce.

  • Ufa!, importación y comercialización de productos para repostería


Fernando Cabrera es dueño de Ufa! y, si bien reconoce que es un día menos para su empresa, “tenemos la suerte de contar con clientes que saben organizarse, por lo que, si tienen que abastecerse de nuestros productos lo hacen antes o después, no dejan de comprar” comenta.

En su caso, lo importante es ordenarse, porque “después del feriado el público tiende a llegar todo junto”, cuenta, y agrega que su negocio se apoya mucho en el despacho, por lo que sí tienen que preocuparse de que eso salga bien.

  • Nocciola Cafetería

Las hermanas Cecilia e Ignacia Bahamondes son las dueñas de Nocciola hace 3 años, y este 19 de abril va a ser uno de los pocos días del año que no trabajarán.

“En general abrimos los feriados, incluso irrenunciables”, dice Cecilia, y explica que son afortunadas, porque como el 19 es miércoles “no nos afecta tanto, porque es el día más lento de la semana”. Así, son una más de las Pymes que sólo asumirán su pérdida a fin de mes.

  • Gracia Mia, tienda de ropa y accesorios

Valentina Hidalgo es dueña de Gracia Mia y hace dos años está instalada en un local dentro de un supermercado en Vitacura. Para ella, este feriado no es una buena noticia “me afecta bastante, que sea un día miércoles significa que me baja alrededor de un 5% la venta mensual. A eso hay que agregarle el feriado de Semana Santa, y son dos días más que dejo de vender”, explica.

Respecto de lo que va a hacer, comenta que “todavía no pienso en ninguna estrategia como para solventar esas horas perdidas, pero creo que voy a tener que hacer alguna promoción, o cerrar más tarde el día anterior”.

Y tú, ¿qué vas a hacer con el negocio para enfrentar el feriado del Censo? Comenta registrándote en Comunidad Empresas.