Junio 5, 2017

¿Cómo determinar el precio de un producto?

A la hora de decidir el valor de venta y cobrar realmente lo que vale, debes fijarte en la inversión, materiales, empaque y tu propio trabajo.

Poner un precio a los productos y/o servicios que ofreces con tu emprendimiento puede ser un gran desafío. Por un lado, es un proceso que puede ser subjetivo, por las ganas de recibir lo suficiente por tu trabajo, pero al mismo tiempo, hay quienes instan a no cobrar demasiado, ya que hay otras tiendas o emprendimientos que ofrecen lo mismo a un menor precio.

Por eso, una de las estrategias más comunes entre los empresarios es hacer un pequeño estudio de mercado, que les permita comparar su negocio con otros del mismo rubro y, de esa forma, tener una idea del rango que se puede cobrar. Sin embargo, esa comparación no es suficiente para poner un precio final a lo que ofrece tu Pyme, porque debes pensar qué valor agregado es el que estás ofreciendo, y si eso es visto por los clientes y merece un precio mayor que el de la competencia.

“Hay que considerar todos los factores”

José Luis Barrera es el creador de Cookies By Joss, un emprendimiento de galletas decoradas que comenzó en 2015, y cuenta que, desde el principio, investigó muy bien cuál era la mejor forma de valorar sus productos. “Trabajo con una ficha, en donde considero todo: los ingredientes, como harina y mantequilla, pasando por el gasto de la luz y las horas hombre que se ocupan en la preparación de las galletas, y eso lo voy dividiendo hasta llegar a los precios unitarios”, cuenta.

Para él lo importante es transmitir el valor de su trabajo, por sobre lo que hace su competencia, “generalmente la gente ve lo que hacen los otros y luego inventan los precios de sus cosas, he visto que esa estrategia va más por el lado de captar clientes, pero termina devaluando el trabajo de repostería que hago, así que lo evito”, dice.

Al definir precios, José Luis comenta que, en su caso, “considero mi trabajo y experiencia, que es el valor agregado. Y también categorizo, porque hay diseños que toman mucho más tiempo, y se cobran de otra forma”. Asimismo, dice que otra forma de darle un plus a su proyecto y marca es haciendo talleres, en donde cobra específicamente por sus conocimientos.

Cómo determinar los valores de tus productos

A la hora de poner precios, te recomendamos seguir estos pasos:

  1. Conoce a tu público objetivo. Hay algunos que pueden pagar mejor que otros. Por ejemplo, si tus clientes van a ser mayoritariamente estudiantes, seguramente van a tener menos dinero para gastar. En cambio, si te diriges a un público con hijos pequeños, que necesitan cosas para sus bebés, es posible que estén más dispuestos a gastar.
  2. Estudia cuánto cuesta realizar tu producto o servicio. Desde materiales, pasando por tener una tienda, la gente que trabaja en éstos, etc.
  3. Piensa en cuánto debes ganar por tu trabajo. Crea tu propio sueldo en base a lo que deberías vender. No temas valorar tu propio esfuerzo, en muchos casos has estudiado o trabajado mucho en la creación y/o producción de lo que vendes, y eso también merece ser considerado en el precio.
  4. Realiza un estudio de mercado identificando otros productos y servicios parecidos a los que ofreces. Eso te puede servir de guía a la hora de evaluar los precios que quieres tener.
  5. Identifica los valores agregados que tiene tu empresa. ¿Hay detalles que la hagan única y la destaquen del resto? Eso incluye desde el tipo de materiales usados, hasta la experiencia de
    compra.
  6. Comunica a tus clientes claramente todas las ventajas y beneficios de tu producto o servicio, de manera que todos puedan identificarlos y entender el precio.

¿Cómo determinas el precio de los productos y servicios de tu empresa? Regístrate en Comunidad Empresas de Entel y cuenta tu experiencia.