Febrero 26, 2018

¿Cómo elegir al equipo de trabajo adecuado?

Contar con las personas indicadas es clave para que tu empresa funcione de manera eficiente y alcance su máxima productividad. Descubre cómo lograrlo.

Uno de los mayores desafíos para los emprendedores, luego de crear su propia empresa, es hacer que ésta crezca. Especialmente en términos de recursos humanos.

Dispuestos a desempeñar todas las labores necesarias para sacar adelante el proyecto, la selección de equipo también es una de las tareas que queda en manos de los dueños; sobre todo, porque –en la mayoría de los casos– no cuentan con un especialista o psicólogo laboral.

Por esto, en Comunidad Empresas conversamos con Francisco Hraste, analista de reclutamiento y selección de Compass Group, quien entrega algunos consejos para definir los criterios necesarios que permitirán conformar un equipo de trabajo eficaz.

1. Planteamiento

Antes de comenzar la selección, hay que definir claramente cuáles serán las responsabilidades que va a asumir el nuevo trabajador. Francisco recomienda que en este proceso esté involucrada la persona que será su jefe directo para trazar el perfil que requiere el negocio y de qué forma puede aportar a la empresa.

“Las personas que trabajan en una Pyme deben tener ciertas aptitudes que quizá no sean tan valoradas en grandes empresas: por un lado, deben ser polifacéticas y dispuestas a explorar nuevas experiencias, ya que su colaboración será necesaria para labores muy diversas. Por otra parte, deben ser proactivos y propositivos, pues todas sus ideas pueden ser de utilidad en un lugar donde casi todo está por hacerse”, señala.

A la hora de elaborar la lista de características del candidato ideal, Francisco explica que es importante establecer cuáles son imprescindibles y cuáles son un valor añadido, las que servirán para dar a los aspirantes puntos adicionales sobre el cargo.

2. Búsqueda

“Un error común de las Pymes es que no dedican mucho tiempo en los procesos de búsqueda y se conforman con los currículos que les llegan a través de conocidos”, alerta Francisco.

Las opciones de atraer a los mejores candidatos aumentan cuando las ofertas se difunden a través de varios canales, en vez de limitarse sólo al círculo de confianza. Además de los portales de trabajo convencionales, el experto recomienda usar LinkedIn, donde es posible buscar personas con filtros específicos e intereses que vayan acorde al espíritu de la empresa.

3. Preselección

Francisco aconseja que, luego de recibir todas las postulaciones, hay que elegir a los mejores según los criterios que se hayan establecido para la búsqueda, considerando experiencia, calificación o competencias.

“Antes de llamarlos a entrevista personal, conviene investigar un poco más sobre ellos. Una buena referencia es contactarse con las empresas en las que haya trabajado anteriormente para tener una opinión de primera fuente y atingente”, agrega.

4. Entrevista personal

Según el analista de reclutamiento, este es un momento crucial y siempre debe prepararse con anticipación, formulando una lista de preguntas fijas que responda a los objetivos que se quieren conseguir, considerando entre 30 a 60 minutos por cada entrevista.

“Lo ideal es que se realice en la empresa, para que los candidatos se familiaricen inmediatamente con el entorno en el que se desempeñarán, aunque hoy en día no es extraño que se pueda agendar una entrevista a través de Skype”, señala.

5. Evaluaciones

Diseñar un caso práctico puede resultar muy útil para poner a prueba los conocimientos teóricos del candidato y su capacidad de aplicarlos en el trabajo. Por ejemplo, detalla Francisco, se le puede enfrentar a una situación límite en la que tenga poco tiempo o recursos para resolver una emergencia.

En este sentido, Francisco sugiere que, si el cargo requiere de trabajo en equipo, se pueden plantear dinámicas de grupos en las que los candidatos deban resolver un problema en conjunto. Acá no es necesario que sea una prueba relacionada al empleo, sino que puede ser un juego de mesa o un acertijo. Lo importante es observar cómo se reparten los roles y su capacidad para coordinarse entre sí aportando ideas propias.

En función del puesto, agrega, habrá que prestar atención a sus dotes de liderazgo, creatividad o capacidad para valorar las aportaciones del resto de sus compañeros.

¿Qué preguntar en una entrevista?

Cada empresa es distinta y buscará perfiles que se acomoden a sus objetivos. Sin embargo, hay ciertos criterios base que siempre te serán útiles como filtro y orientación de profesionales.

Te dejamos las cuatro preguntas recomendadas por Francisco Hraste:

  • ¿Por qué quieres trabajar en esta empresa? Esta pregunta sirve para conocer la motivación del candidato y si ha investigado sobre la empresa y el puesto que se está ofreciendo.
  • ¿Cuáles son tus aficiones? De esta forma, se obtendrá información útil sobre su personalidad. Por ejemplo, si le gustan las actividades individuales o en equipo.
  • ¿Por qué abandonaste tu último puesto de trabajo? Es una oportunidad para conocer los problemas que haya tenido anteriormente y si la situación se podría repetir en tu empresa.
  • ¿Cuál fue tu último fracaso y cómo lo superaste? Además de profundizar en sus puntos débiles, permite evaluar la capacidad del candidato para aprender de sus errores.

¿Pasaste de emprendedor a empleador? Comenta cómo has enfrentado ese proceso y suscríbete a nuestro newsletter para que siempre recibas contenido útil para tu Pyme.