Abril 10, 2017

Emprender en pareja: conoce las ventajas y desafíos

La confianza es uno de los mayores beneficios, y los expertos recomiendan poner límites y separar las instancias laborales y personales.

María de los Ángeles Alarcón (chilena, 32) y Dean Clements (inglés, 34) son pareja y hace tres años dueños de EuroSurf Chile, una tienda dedicada a las tablas y accesorios para surfistas. “Nos conocimos en Pichilemu en 2010, la noche del terremoto, pero después no nos vimos más hasta 2014, cuando Dean volvió a Chile y me invitó a salir”, cuenta María de los Ángeles.

Su relación avanzó rápidamente y a fines de ese mismo año decidieron quedarse juntos, en Chile, y comenzar un negocio propio. Él hace tablas de surf y ella era relacionadora pública, trabajando en el área de los deportes, pero con los conocimientos y experiencia de Dean, prefirieron enfocarse en el mercado del surf, que veían como un nicho en el que podían entrar en el país.

Así nació su empresa, que hoy se complementa con una línea de accesorios propios, Decimate, y una línea de tablas, DCD Surfboards. “Él hace las tablas y me asesora sobre todo lo que es tendencias en el mercado surf, y yo me encargo de la parte comercial. Ya estamos estables y bien posicionados con nuestras marcas”, comenta.

Los aspectos más desafiantes

María de los Ángeles y Dean saben complementar bien su vida laboral y de pareja, sin embargo, reconocen que no todo es perfecto. La relacionadora pública cuenta que “como somos los dos en la empresa, y hay que hacerse cargo de ella, no podemos darnos mucho tiempo para descansar juntos. Por ejemplo, si nos queremos ir de vacaciones, no tenemos a nadie con quién dejar el negocio”.

Beatriz Torres, sicóloga laboral y terapeuta de parejas, explica que esta es una dificultad común. “Los emprendedores ocupan la mayor parte de su día trabajando, por lo que es complicado separar los espacios, incluso si ya no se está en la oficina”, comenta.

Por otro lado, hace énfasis en el tema económico. “En muchos casos, cuando se crea un negocio, la pareja tiende a tener un trabajo estable, que aporte en caso de que se den problemas con el emprendimiento. Si se entra en un proyecto en conjunto, ya no existe esa seguridad, por lo que hay que hacer un mayor esfuerzo para mantenerlo”, explica la sicóloga.

El lado bueno

De acuerdo a María de los Ángeles, su experiencia ha sido buena, ya que con Dean funcionan bien naturalmente. Entre lo que destaca está “la confianza, porque tienes el respaldo de que están trabajando por lo mismo. Remamos para el mismo lado y hay mucho respeto entre nosotros”.

Asimismo, la sicóloga aporta que uno de los mayores beneficios reportados por parejas que trabajan juntas, “es la facilidad en la coordinación de sus tiempos”. Pueden crear espacios para ellos conociendo la carga de trabajo del otro, por lo que se da una empatía a la hora de organizar actividades y salidas para ellos.

Consejos para parejas emprendedoras

La experta en relaciones y trabajo afirma que una de las cosas más importantes al tomar la decisión de trabajar en un proyecto juntos es saber poner límites. “Hay que cuidar a la pareja, por lo que es bueno separar lo personal y lo profesional. No puedes llegar con problemas del negocio a las instancias más íntimas. Al mismo tiempo, no es bueno traspasar los temas de pareja a las horas de trabajo”, ejemplifica.

De esta forma, comenta que una buena idea “es tratar al otro como un compañero de trabajo durante el día en la oficina y evitar las actitudes más íntimas. Esto ayuda mucho a aprovechar el espacio privado más tarde, porque es algo que se espera con ansias”, cuenta.

Por otro lado, María de los Ángeles explica que, desde su experiencia, es importante “tener claro desde el principio que el negocio es de los dos, con lo bueno y lo malo. O sea, si uno no puede trabajar, el otro tiene que esforzarse el doble”, y dar el apoyo necesario para que nadie se sienta en desventaja.

¿Qué opinas de trabajar en pareja? Regístrate en Comunidad Empresas y cuéntanos tu opinión.