Luego de una partida difícil, Pierinna Gallardo y Fredy Contreras supieron sacar adelante su centro de estética y rehabilitación a punta de esfuerzo.

Éxito de la Pyme_

Pierinna Gallardo (34) y Fredy Contreras (32) son el matrimonio a cargo del centro de estética y de rehabilitación VitalKine desde junio de 2015. Los dos son kinesiólogos y luego de trabajar por muchos años en Iquique, decidieron instalarse en Santiago con su propia Pyme. Tras casi dos años de mucho esfuerzo, además de un gran cambio de locación, el centro ya tiene ganancias, ha crecido su equipo de trabajo y piensan expandirse. Si bien ofrecen tratamientos reductivos, antiestrías y antiage, entre otros, Pierinna está segura que su éxito está en “el esfuerzo, dedicación y pasión que le ponemos a este negocio. Pero, sobre todo, es gracias a tener un equipo de profesionales consolidado, porque, como decimos, antes somos personas”. Asimismo, se preocupan de tener un servicio cercano, “disponible para responder consultas y guiar a nuestros clientes para que cumplan sus objetivos, ya sean de salud o estéticos”, explica.

Su historia_

Luego de años trabajando en diversos empleos y sin nada estable, Pierinna y Fredy decidieron que su futuro estaba en tener un negocio propio. Así, en 2015 compraron el centro estético y de rehabilitación VitalKine, con máquinas y en funcionamiento. El comienzo no fue fácil, “no analizamos en profundidad la oferta, hicimos caso a lo que los vendedores nos contaron y pecamos de ignorantes. Además, no era un área que conociéramos, mi marido era kinesiólogo traumatológico, y yo sabía de gestión y salud pública, pero no de estética”, cuenta Pierinna. Las cosas no funcionaban y el matrimonio tuvo que hacer muchos cambios en el modelo de negocio. “Seguíamos invirtiendo, pero los ingresos apenas alcanzaban para el arriendo”, cuenta. Afortunadamente, todo cambió cuando se trasladaron a Santiago Centro, donde ya han podido establecerse, incluso cuadruplicando sus entradas en los últimos meses, además de trabajar con tres kinesiólogos más, una nutricionista y una auxiliar paramédico, con máquinas especializadas para tratamientos faciales y corporales, además de kinésicos.

“Entel Empresas nos permite tener conectividad las 24 horas del día y manejar la empresa desde donde esté, incluso desde el celular, sin ella no podría trabajar”.

¿Cómo lo hizo?_

Ahorros y préstamos fueron los recursos utilizados para comprar VitalKine. Luego de los malos resultados al comienzo, Pierinna y Fredy tuvieron que recurrir a su banco, donde el ejecutivo, además de su contador y algunos amigos, les aconsejaron disminuir costos. “En febrero de 2016 nos cambiamos a Santiago centro y todo fue distinto, ese mes VitalKine se autofinanció, y de ahí en adelante hemos ido creciendo”, acota, feliz, Pierinna. Si bien el centro ya funciona bien y se ha establecido, su dueña dice que aún están pagando préstamos y deudas de las tarjetas, aunque también han invertido y mejorado su negocio. En cuanto a capacitaciones para gestionar su Pyme, la kinesióloga admite que está en constante aprendizaje, “he tomado cuanto curso se me pasa por delante: de Sercotec, de Sence para microempresarios, “El Arte de Vender” de la Universidad Adolfo Ibáñez, además de un MBA de administración y gestión empresarial online que me regaló mi marido”.

Proyecciones_

Hoy en día VitalKine está en alza. De acuerdo a su dueña, la conectividad es un elemento central para llevar adelante su Pyme, “con Entel Empresas nos mantenemos comunicados con todo el equipo a través de WhastApp, y el 80% de los ingresos del negocio es gracias a publicidad de Facebook. Debo contestar contantemente a las clientas, hacer citas a través de la agenda online, coordinar con los proveedores por mail, confirmar horas con SMS, etc.”, afirma. El centro va tan bien que “estamos evaluando la posibilidad de cambiarnos de local en marzo, porque nos quedó chico y tenemos que renovar algunos equipos”. Dentro de sus objetivos está “que VitalKine pueda llegar a ser un nombre importante. Queremos, poco a poco, llevarlo lejos con todo nuestro profesionalismo detrás”, explica.

Leer más
ver todas las #historiaspyme_