Noviembre 18, 2016

Marketing en buscadores y redes sociales: conceptos fundamentales

Aprende sobre Adwords, SEO, Palabra Claves, y cómo te ayudarán llegar a tus potenciales clientes en Internet.

Por Javier English, Smallketing

Tu empresa necesita conquistar un mercado. Y la eterna pregunta que sacude a todo empresario, a todo encargado de marketing es: ¿cómo llegar a ellos y conquistarlos?

Hace más de una década y media, Sergei Brin y Larry Page crearon un algoritmo de búsqueda en la web llamado Google, que desafiaba a los gigantes del momento, como Yahoo. El resultado: en cosa de meses se transformó en “el” motor de búsqueda para todo el mundo. Iba todo bien hasta que uno de los inversionistas preguntó cómo iban a ganar dinero. Larry Page lo quedó mirando y respondió con total desparpajo: “no tenemos idea… pero vamos a pensar en algo”.

Ese “algo” fue lo que denominaron “Adwords”, y cambiaron radicalmente el mapa de la economía digital. Como vehículo de reconocimiento, Google estableció que la herramienta serían las palabras. Google lee palabras, no otra cosa. Y cada palabra, o conjuntos de ellas que se digitan en un teclado, implican una intención por parte de quien las escribe. Así, el motor de búsqueda sabe qué queremos, qué nos interesa y qué somos susceptibles de comprar. Esas palabras, o conjuntos de ellas, pasaron a recibir el nombre de keywords, o palabras claves.

Las palabras claves: un concepto meridiano en marketing SEM

La plataforma de Adwords somete a las palabras claves a una “subasta pública” y establece quién está dispuesto a pagar más por ellas. Es por eso que, mientras más demandado es un keyword, más costo tendrá. Por ejemplo, para quienes deseen publicitar un negocio de turismo, comprar la palabra clave “Restaurante” será más caro, puesto que en esta subasta pública competirán todos los restaurantes que estén haciendo una campaña en Adwords.

Bajo esta misma lógica, el keyword “Restaurante para turismo aventura” (un keyword puede ser una palabra o un término compuesto) tendrá menor costo, porque compiten sólo con quienes tienen ese tipo de restaurante y están focalizado en un nicho.

Si se hace una campaña en Adwords, debe incorporar la mayor cantidad de palabras claves posibles, relacionadas a los términos de búsqueda del negocio, y en el transcurso de la campaña, el propio sistema dirá cuáles son las que reportan mejores resultados.

CPC o Costo por Click: cuántos clicks obtienen los anuncios

Éste es otro vértice para entender qué es lo que el usuario paga a Google por la campaña, y que va íntimamente ligado a la performance de la misma. Adwords tiene dos modalidades para cobrar, y la más utilizada es el CPC o Costo por Click, que sólo se paga si un navegante entró en el aviso.

Sin embargo, es importante aclarar que la plataforma privilegiará el rendimiento de los anuncios y de los keywords, imprimiendo más (o mostrando más) aquellos que resultan más exitosos, y dejando menos visibles los que reciben menos rating. Este concepto, denominado Click Through Rate o CTR, es un elemento a tener en cuenta cuando se evalúa la optimización de las campañas, en base a cuánto se paga por cada palabra clave.

Lo importante es entender que Google puede mostrar un millón de veces un anuncio, pero si nadie hace click en él, no se paga nada. Eso no sucederá nunca, porque Google busca mostrar aquellos anuncios con más probabilidad de ser pinchado, ya que ahí está su ganancia. En términos simples, el éxito de una campaña Adwords va de la mano de una buena combinación de palabras clave, el mensaje de los anuncios y qué tan relevante es, dependiendo de los clicks que recibe (CTR).

Redes Sociales: el impacto de socializar tu empresa

Si en los años sesenta alguien hubiese recomendado “socializar” una empresa, lo habrían calificado de revolucionario. Pues bien, hoy es la recomendación número uno.

Dentro del impacto de internet, uno de los sub-capítulos más relevantes es el de Facebook. Las personas estamos “socializados” todo el tiempo y, por eso, las empresas vieron la posibilidad de propagar sus mensajes a una audiencia cada vez más cautiva en esta área.

Cuando pensamos en redes sociales, debemos pensarlas en dos modalidades: como participantes y como anunciantes. En la primera, las empresas son parte de las redes y están participando del entorno social como un miembro más. A través de sus perfiles, Fan Pages o canales, son uno más en la conversación. En la modalidad anunciante, en cambio, tomamos el rol del marketing y a través de la inversión publicitaria que cada red social nos permite hacer, elaboramos mensajes para influir en nuestros seguidores o fans.

Esto es importante, porque conviene hacer una clara distinción entre ambas formas de interactuar. Se suele caer en el error de comportarse como anunciantes en el ámbito de la participación, y no es una buena idea.