Icon Perfil
Iniciar Sesión
Buscar por
Gestión

¿Qué tipos de estrategias de distribución existen?

¿Qué tipos de estrategias de distribución existen?

Dentro del engranaje de una empresa dedicada a la venta de productos, las estrategias de distribución empleadas son una de las partes más importantes de la cadena. De estas dependen en gran medida el éxito y propio control de la empresa, así como el costo final de los productos, la rentabilidad, y por supuesto, la satisfacción del cliente final.

Si no disponemos de una buena logística y actuamos de forma improvisada, los problemas de falta de stock, retrasos de entregas y muchos otros, empezarán a llegar tarde o temprano. En este artículo te explicamos qué son las estrategias de distribución, qué tipos existen y qué beneficios pueden aportarnos como empresa.

¿Qué es una estrategia de distribución?

Podemos definir las estrategias de distribución como el modelo logístico que una empresa emplea a la hora de recibir y enviar sus productos de venta. En esta estrategia se incluye desde la recepción de la mercancía por parte del proveedor hasta cómo llega al consumidor final.

 

Conoce los beneficios de digitalizar la logística de tu negocio

Se trata de un proceso donde los productos pueden pasar por diferentes canales y estados, esto dependiendo de la estrategia o estructura logística que se está empleando. El objetivo de las estrategias de distribución es establecer un flujo optimizado donde la mercancía llegue siempre a tiempo, en estado óptimo y con el menor costo posible.

¿Qué tipos de estrategia se pueden seguir?

Según las necesidades de la empresa y los objetivos que se quieran alcanzar, deberemos utilizar diferentes estrategias de distribución. Asimismo, el presupuesto, los recursos disponibles, el volumen de negocio y la dificultad logística también desempeñan un papel muy importante. Teniendo en cuenta esto, podemos diferenciar entre:

  • Distribución directa: en este tipo de estrategia el fabricante vende directamente al consumidor final. No existen intermediarios y es la misma compañía quien se encarga de todo el proceso de distribución. Aunque se obtiene un control total sobre el proceso logístico, esta estrategia necesita una mayor inversión, además de ser más compleja.
  • Distribución indirecta: por otro lado, la mayoría de las empresas optan por una estrategia de distribución indirecta, en la que uno o varios intermediarios se encargan de la distribución logística. Es una estrategia más barata y sencilla, pero por contrapartida, se pierde control sobre el proceso, ya que se depende de actores externos.

Por otro lado, también podemos diferenciar las estrategias según el tipo de canal empleado: 

  • Canal de distribución corto: se puede optar por un canal de distribución corto, en el que solo hay un único intermediario.
  • Canal de distribución largo: cuando en el proceso intervienen dos intermediarios o más, se dice que se trata de un canal de distribución largo.

¿Por qué es importante contar con una buena estrategia logística?

Contar con estrategias de distribución eficaces está directamente relacionado con el éxito o fracaso de cualquier empresa. Estas permiten establecer unas bases sólidas para satisfacer las necesidades y expectativas del cliente, entregar los productos a tiempo, minimizar costos y establecer una estructura de trabajo óptima.

Por estas razones, es muy importante que las empresas escojan la estrategia de distribución más adecuada a sus necesidades. En el caso de las pequeñas empresas, establecer estrategias eficientes resulta todavía más importante, ya que estas deben competir con grandes estructuras logísticas establecidas. Entre las ventajas de contar con una buena estrategia de distribución identificamos:

  • Reducción de costos logísticos
  • Optimización de entregas
  • Reducción de retrasos
  • Aumento de la competitividad en el mercado
  • Control de stock
  • Sencillez en el control de inventarios
  • Mayor rentabilidad
  • Aumento de la satisfacción del cliente

Ejemplo de estrategias de distribución

  • Intensiva: este tipo de estrategia de distribución se centra en el consumo de productos masivos. Se cuentan con un buen número de intermediarios y canales de distribución, con el objetivo de ofrecer un gran número de productos. Se utiliza en supermercados, farmacias o tiendas de cosmética.
  • Exclusiva: también se cuenta con varios proveedores, aunque se trata de un número menor, pues se trata de productos más exclusivos y de menor alcance. El fabricante se encarga de hacer llegar el producto a las tiendas de forma periódica. Se utiliza en tiendas de ropa, restaurantes, calzado o tecnología, por ejemplo.
  • Selectiva: es un modelo más restrictivo en el que la satisfacción de los clientes y la experiencia de compra es lo más importante. Se ofrecen productos exclusivos y de alta calidad, como por ejemplo tiendas de lujo, joyerías o establecimientos de alimentación gourmet.

En conclusión, la selección adecuada entre las distintas estrategias de distribución disponibles es crucial para optimizar el funcionamiento de la empresa y aumentar la satisfacción de los clientes, así como obtener la mayor rentabilidad posible. Asimismo, utilizar herramientas tecnológicas que permitan automatizar procesos o elegir los proveedores correctos será crucial para alcanzar el éxito.

New call-to-action

Te puede interesar