Desde La Vega a las oficinas de grandes empresas, Mario Núñez reparte fruta premium a bordo de su furgón. El comercio electrónico y las redes sociales han sido claves en su negocio.

Exito de la Pyme_

La ventaja de Del Huerto a su Casa  es que el cliente puede realizar los pedidos desde el mismo sitio web, a través de su carro de compra, en solo 3 pasos. Además, ha utilizado herramientas como Instagram,  red social que utiliza como una “vitrina virtual” para mostrar sus productos.

Su historia_

Trabajó en salmonicultura durante ocho años en Puerto Cisnes, en la Región de Aysén. “Ahí todo se hacía a través de servicios, como por ejemplo el suministro de víveres”, recuerda Núñez. Cuando llegó a Santiago, a mediados de 2008, comenzó su microempresa: “Empecé a ver cajas de frutas para oficinas, llegué a unas páginas de Australia y dije por qué no replicar la idea acá si tenemos tan buenos productos”.

“El apoyo de las redes de contacto es fundamental, te abren nuevas oportunidades de negocios y hay que saber aprovecharlas”.

¿Cómo lo hizo?_

Al no contar con un gran capital de trabajo, los inicios fueron difíciles, con la incertidumbre de la ganancia a fin de mes para pagar los compromisos. Aun así, creó una Sociedad por Acciones (S.P.A), inició actividades e invirtió capital propio en publicidad y sitio web. El impulso definitivo se lo dio un préstamo en el banco y el cambio de giro en el negocio: pasar de proveer a los hogares a atreverse a realizar alianzas con grandes empresas.

Proyecciones_

Del Huerto a Su Casa planea consolidarse como el principal proveedor de fruta para oficinas y empresas, continuando su vínculo con grandes organizaciones e incentivando hábitos de alimentación saludable.

Leer más
ver todas las #historiaspyme_