Javiera Norambuena y Andrés Esteban Ciappa lanzaron en 2010 este negocio familiar de platos gourmet y saludables ubicado en Concepción.

Éxito de la Pyme_

Javiera Norambuena y Andrés Esteban Ciappa son socios y dueños de Vatel Gastronomía, un negocio familiar dedicado a la venta de platos preparados con entrega, ubicado en el corazón del centro de Concepción. Entre sus especialidades destacan los bowls de ensaladas, la lasagna de alcachofas, el chupe de locos y su extensa variedad de quiches. “La idea de nuestra línea de platos es dar una solución rápida, pero sin que dejen de ser ricos”, dice Javiera. Ha sido esta combinación entre sabor y una alimentación saludable la que ha conquistado el paladar de sus más fieles clientes. “Nuestras recetas siempre respetan lo ‘hecho en casa’. Todo es cocinado justo antes de despacharse y, además, para que las preparaciones sean realmente sanas y equilibradas trabajamos en conjunto con la nutricionista Daniella Filippi”, detalla la socia del negocio, destacándolo como uno de los factores diferenciadores de su propuesta de valor.

Su historia_

Esta oportunidad de negocio nació en 2010, justo después del devastador terremoto del 27F que paralizó diversos servicios de la ciudad. “Con Andrés nos dimos cuenta que en ese momento la gente que trabajaba en el centro no tenía muchos lugares dónde comer. Para dar una solución efectiva a esa necesidad, comenzamos a repartir sandwiches y dulces a las oficinas”, recuerda Javiera. El negocio tuvo buena acogida y comenzó a ganar clientes,por lo que en septiembre de ese año inauguraron su local en calle Salas. Javiera recuerda que ese día “sin darnos cuenta, por la fecha, tuvimos una gran demanda de nuestras empanadas de pino de carne y pollo”. Así comenzaron a darse a conocer, luego vino la creación de nuevos platos preparados y como gran desafío de la pareja idear una línea “sana y equilibrada”, la que actualmente ha tenido una buena acogida entre sus consumidores.

“Somos un negocio de pedido y reparto a domicilio, por lo que mantener la comunicación con los clientes y repartidores es clave. Nuestro plan de Entel Empresas nos entrega conectividad 24/7, sin ella sería imposible darle un buen servicio al consumidor”, destaca Javiera, quien es la encargada de atención al cliente.

¿Cómo lo hizo?_

Desde sus inicios hasta el día de hoy Javiera y Andrés, chef ejecutivo de Vatel Gastronomía, son quienes están día a día tras el funcionamiento del local, para dar la mejor experiencia de atención a sus visitantes y añadir cariño en cada una de sus preparaciones. Una vez que vieron que el negocio comenzó a avanzar, relata Javiera, “fuimos agregando a nuestra lista de platos preparados las lasagnas, chupes y quiches; todas son recetas de la familia de Andrés, que fue puliendo cada una hasta lograr lo que son hoy”. El financiamiento para ir creciendo ha sido de ellos como dueños y sus familias, por lo que destacan que “sin su apoyo incondicional no hubiésemos logrado tener este proyecto”. De la primera etapa del negocio comentan que “fue difícil y lenta, pero siempre creímos mucho en nuestra idea. Han sido los clientes los que nos han ido apoyando en las distintas decisiones y eso nos da empuje para para seguir trabajando”. Por eso, para ambos, ser perseverantes y constantes ha sido la clave para avanzar en este negocio.

Proyecciones_

Como meta, los socios de esta MiPyme siempre proyectan mantener el sabor y calidad de sus preparaciones, incorporando nuevos platos para “regalonear” a sus clientes. “Queremos que nos reconozcan como una empresa familiar preocupada por entregar una alimentación sana. Que siempre se lleven un plato hecho en casa y que sepan que comer rico también significa comer saludable”, explica Javiera. Ampliar su radio de despacho en Concepción y llegar a otras ciudades con sus platos preparados también es una de los objetivos de esta pareja. De los aprendizajes de esta experiencia, destacan que, sin duda, “vale la pena. Cada obstáculo nos ha ido enseñando a dar una mejor atención y producto al cliente. Que hay altos y bajos, pero teniendo la mente abierta y atreviéndose se pueden crear cosas nuevas. Y, sobre todo, ¡hay que creer en los proyectos!”.

Leer más
ver todas las #historiaspyme_