Abril 26, 2017

6 puntos claves para crear una empresa formal

Tipo de sociedad, impuestos a pagar y más. Descubre qué necesitas saber al organizar tu negocio desde el punto de vista legal.

Crear una empresa y llevarla adelante implica realizar una serie de trámites iniciales, que pueden parecer complicados en un principio. Por eso, asesorarse por los profesionales indicados es uno de los temas más trascendentales para consolidar correctamente un negocio y evitar problemas en el futuro.

Mauricio Baeza Henríquez, abogado laboral, comenta en Comunidad Empresas que “para emprender es muy importante la asesoría legal, financiera y tributaria”, por lo que entrega seis consejos a seguir:

1. Acuerdo de socios

Es recomendable que la empresa se organice bajo la forma de una o más sociedades comerciales, ésto para no comprometer el patrimonio personal del socio y así limitar su(s) responsabilidad(es) al monto del capital o aportes que se quiera comprometer.

  • Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (E.I.R.L), en el caso de que el emprendedor es una sola persona. Es esencialmente una empresa individual y para un solo objeto (ejemplo: transporte).
  • Sociedad por Acciones (S.P.A.), puede ser unipersonal o de uno a más socios (capitalistas) y para más de un objeto (ejemplo: Transporte, hotelería y turismo). Si el emprendedor desea buscar otros inversionistas futuros que pongan más capital al negocio, puede ser mejor esta opción.
  • Sociedad de responsabilidad limitada, pone énfasis en los lazos de quienes la integran, por lo que, para ingresar un nuevo socio, se requiere el consentimiento de todos los demás e implica una modificación de la misma. En las sociedades por acciones (SpA) y Anónimas (S.A), el énfasis está en el capital y los socios pueden transferir a un tercero las acciones que poseen.
  • Sociedad Anónima, si el negocio es más grande y puede involucrar a más inversionistas, pueden organizarse de esta forma, donde la administración corresponde a un directorio de tres o más miembros.
  • Cuando hay más de un socio, es conveniente que los que participan tengan un “acuerdo marco“, fundamentalmente respecto del funcionamiento del negocio y de las funciones que tendrá cada uno en la empresa o sociedad.

2. Domicilio

Es necesario tener un lugar establecido para el negocio, ya que el Servicio de Impuestos Internos (SII) lo verificará antes de dar autorización para timbrar boletas y facturas (hoy es necesario acogerse al sistema de facturas electrónicas).

3. Declaración de inicio de actividades

Una vez constituida la o las sociedades habrá que concurrir al SII para solicitar iniciación de actividades y será el momento de indicar la oficina central donde ejercerá el giro.

4. Pago de impuestos

Hay que considerar que todo lo que la empresa adquiere para su funcionamiento debe facturarse a su nombre, de modo que después lo pueda usar como crédito por el I.V.A (Impuesto al Valor Agregado que grava las ventas o servicios) y así poder rebajar de los impuestos que tenga que enterar al fisco mensualmente.

5. Registros

Se debe tener un método de trabajo para la producción del negocio, que es parte del acuerdo marco (documento inicial que bosqueja los puntos clave o provisiones de un acuerdo o contrato más grande). Igualmente, un sistema de registro de todos los detalles de los ingresos y gastos, que generalmente lo apoya una asesoría de ingenieros comerciales o administradores de empresas.

6. Cuentas

La empresa debería abrir una cuenta corriente en algún banco, por razones de orden y seguridad. Baeza comenta que “hay un dicho que es bastante aplicable, más vale un amigo en el banco que un banco amigo. Por lo que, es crucial que exista una relación fluida con el ejecutivo”, ya que permitirá conseguir asesoría gratis en la gestión o emprendimiento.

¿Te gustaron estas recomendaciones? Comenta registrándote en Comunidad Empresas.