x

Para completar la descarga, llena los siguientes datos

Acepto recibir noticias y novedades de la Comunidad Empresas

Descargar ahora

Tu descarga ha sido exitosa.
¡Disfruta tu Ebook!

¡Ups! Creo que hubo un error al momento de descargar tu Ebook.

x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar
5 estrategias de diferenciación para aumentar la competitividad de una empresa

5 estrategias de diferenciación para aumentar la competitividad de una empresa

Para cualquier empresa, utilizar una estrategia de diferenciación, es esencial. En un mercado cada vez más complejo y competitivo, diferenciarse de nuestros rivales es una de las mejores formas de atraer más clientes y fidelizarlos, y, por lo tanto, seguir aumentando nuestra facturación y prestigio en el mercado.

 

En este artículo podrás descubrir qué es una estrategia de diferenciación y para qué sirve, así como algunos ejemplos de estrategias que podemos aplicar para diferenciarnos del resto de compañías de nuestro sector.

¿Qué es una estrategia de diferenciación y para qué sirve?

Una estrategia de diferenciación es una táctica comercial que se basa en establecer nuestra empresa o producto como único y distinto del resto de la competencia. El objetivo es principalmente destacar de una forma significativa para que los clientes potenciales puedan encontrar en nuestros servicios ese carácter diferenciador que le permita ubicar nuestra empresa fácilmente, así como resolver sus necesidades gracias a una oferta distintiva y apetecible.

 

Existen varias estrategias de diferenciación que se pueden aplicar, pero todas ellas buscan conseguir esa ventaja competitiva que pueda alzar a nuestro producto o servicio por encima del resto. Se busca disponer de ese “algo” exclusivo que solo se puede conseguir adquiriendo nuestro producto, lo que hace que los consumidores quieran adquirirlo incluso si el precio es más alto que el de la competencia.

 

El ejemplo más claro de estrategia de diferenciación lo encontramos en la compañía de Apple. Con el paso del tiempo, la compañía ha conseguido posicionar sus productos como exclusivos y de alta calidad. Esto no solo atrae a clientes que buscan teléfonos o computadoras de alto rendimiento, sino que además los fideliza gracias a unos productos únicos, con un ecosistema propio, gran durabilidad y un excelente servicio de atención al cliente.

5 estrategias de diferenciación

 

 

Descubre cómo simplificar la gestión de tu negocio
 

 

 

Aplicar una estrategia de diferenciación puede ser la forma perfecta para impulsar el crecimiento de un negocio. Aunque pueda parecer algo muy complejo, tan solo debemos conocer las distintas formas de aplicar dicha estrategia y crear un plan que nos permita ir alcanzando nuestros objetivos poco a poco, con constancia y paciencia. A continuación te dejamos algunas ideas que podrás aplicar desde ya.

Digitalización

A pesar de que la digitalización ya es un hecho, la realidad es que, según el ITD 2021 (Índice de Transformación Digital), casi el 50 % de las micropymes y Pymes en Chile todavía no ha iniciado su proceso de digitalización. Esto quiere decir, que en muchos sectores, la digitalización sigue siendo una estrategia de diferenciación que permite aumentar la competitividad de nuestro negocio en todos los aspectos.

 

La digitalización de un negocio permite mejorar la relación con los clientes, brindar un mejor servicio, estar a la vanguardia de las últimas tecnologías, ser más eficientes en los procesos o reducir costos. Asimismo, activar el e-commerce o crear una estrategia de marketing digital son algunas de las muchas formas de innovar y diferenciarse.

 

Por otro lado, también incorporar herramientas de automatización, permiten invertir el tiempo disponible de una forma más efectiva, mejorando el producto o la comunicación con el cliente en lugar emplearlo en tareas repetitivas, administrativas o poco productivas.

Innovación

Si hay una estrategia de diferenciación que destaca por encima del resto, es aquella que apuesta por la innovación. Ya se trate de un producto o servicio nuevo, de un proceso de fabricación más eficiente o de una estrategia comercial original, lo importante es estar a la vanguardia y establecer nuestra marca como referente en innovación.

 

Para estar a la vanguardia debemos estar atentos a las últimas tendencias del mercado, estudiar a nuestra competencia y fomentar el espíritu creativo en todo el equipo de trabajo. Gracias a esto estaremos en condiciones de ofrecer productos y servicios disruptivos que cambien la forma en que nuestros clientes nos ven en el mercado.

Marca

Otro punto que podemos trabajar en una estrategia de diferenciación es la creación de una marca fuerte y reconocida. Se trata de establecer una imagen que inspire confianza, pero también originalidad, personalidad propia y modernidad. Una marca distintiva, como es el caso de Apple, permite establecer un vínculo emocional con los clientes y estos, a su vez, estarán dispuestos a pagar un precio más alto por productos de calidad.

 

Para establecer una marca fuerte y reconocida se debe empezar por establecer los valores de la empresa, estudiar el target al que va dirigida y diseñar una estrategia de marketing adecuada, tanto en el ámbito digital como el tradicional. Asimismo, deberemos trabajar en el posicionamiento de la marca de forma constante, crear una imagen de marca original o poner en marcha una estrategia de comunicación efectiva.

Atención al cliente

La atención al cliente es otro de los pilares en los que se basa una estrategia de diferenciación efectiva. Se trata de establecer unos canales de comunicación adecuados para cada perfil de cliente, atender sus necesidades y estar dispuestos a resolver sus problemas de la forma más rápida y eficiente posible.

 

Además, debemos fomentar una cultura de atención al cliente en toda la empresa, desde el departamento de marketing hasta el de ventas o el de atención al cliente. Así, estaremos seguros de que todos los clientes reciben un trato personalizado y están satisfechos con la atención recibida durante todo el proceso de compra o tras ella.

Sostenibilidad

Con el aumento de la preocupación por nuestro planeta, la sostenibilidad se ha convertido en un factor clave para las empresas. Hoy en día, los clientes están cada vez más sensibilizados con el tema y están dispuestos a pagar un precio más alto por productos o servicios sostenibles. La sostenibilidad de un negocio también incluye la participación en iniciativas sociales que apoyen la igualdad de derechos y oportunidades.

 

Por esta razón, muchas empresas están trabajando en estrategias de diferenciación sostenibles, las cuales incluyen desde el uso de energías renovables hasta el desarrollo de productos biodegradables. Incorporar este factor de forma temprana puede hacer que cada vez más clientes se decidan por nuestros productos o servicios, ya que estos respetan el medioambiente o tienen un carácter más social.

 

Como puedes ver, existen varias estrategias de diferenciación que podemos aplicar en nuestro negocio. Aplicar algunas de estas estrategias puede ayudarnos a incrementar nuestra competitividad y aumentar nuestra influencia en el mercado. Sí disponemos de paciencia y una visión a largo plazo, nuestra estrategia de diferenciación acabará dando sus frutos más temprano que tarde.

 

New call-to-action

Suscríbete y recibe las tendencias en tu e-mail

x