x

Para completar la descarga, llena los siguientes datos

Acepto recibir noticias y novedades de la Comunidad Empresas

Descargar ahora

Tu descarga ha sido exitosa.
¡Disfruta tu Ebook!

¡Ups! Creo que hubo un error al momento de descargar tu Ebook.

x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar
Adapta tu negocio al mundo digital utilizando IaaS
Julio 21, 2020

Adapta tu negocio al mundo digital utilizando IaaS

130

Contexto cloud actual

   Después de más de una década desde la irrupción de las tecnologías cloud, que han alcanzado ya un elevado grado de implantación y madurez,  es un buen momento para hacer una reflexión sobre el contexto y situación actual de digitalización de los negocios. Éstos, están sometidos a la necesidad de adaptación al  cambio continuo, complejidad tecnológica creciente,  incremento de regulaciones y necesidades crecientes en materia de ciberseguridad. Todo ello hace necesario analizar las mejores prácticas para obtener la máxima flexibilidad y agilidad en el despliegue de servicios en todo tipo de negocio, en empresas grandes y pequeñas, con unas operaciones, ciberseguridad y costes de TI adecuados.

 

Breve definición de los principales servicios cloud

  • SaaS (Software as a Service): aplicaciones suministradas desde cloud, normalmente accedidas por los usuarios mediante navegador de internet. Esta modalidad suele ofrecer únicamente interfaces de usuario y de administración, y ofrece servicios cerrados, que no se pueden modificar. Ejemplos de esta forma de servicio son Salesforce, Dropbox, Cisco Webex, Google Docs,….
  • PaaS (Platform as a Service): quien contrata esta modalidad, tiene acceso a plataformas desde las que desarrollar y ofrecer diferentes aplicaciones, con flexibilidad y cierto control técnico, en especial sobre el dimensionamiento de la capacidad de los sistemas (disco, ram, cpu, ancho de banda, …). En este caso, el límite viene dado por las funcionalidades de la plataforma que se contrate. En esta categoría tenemos a Microsoft Azure, Google App Engine, Force (sobre la que se presta el servicio Salesforce), …
  • IaaS (Infraestructure as a Service): la flexibilidad y control técnico son máximos, dado que se contratan arquitecturas completas, con diversas plataformas, permitiendo desplegar gran cantidad de servicios, creados a medida por quien contrata la infraestructura. Algunos líderes en la prestación de IaaS son Amazon AWS, Rackspace, Microsoft Azure,…

En la gran empresa

Trayectoria histórica

    Desde el año 2006, cuando se creó el servicio cloud de Amazon, la gran empresa tradicional fue adoptando progresivamente diferentes servicios cloud, que proporcionaban gran agilidad y flexibilidad (tecnológica y geográfica), y costes controlados para el negocio. Sin embargo, está adopción nunca ocurrió en funciones core de negocio. Ello fue debido a que los servicios cloud se proporcionaban fundamentalmente en la modalidad SaaS (Software as a Service) o PaaS (Platform as a Service) y ello hacía imposible la integración completa con las diferentes tecnologías TI existentes en la empresa. Éstas eran habitualmente muy complejas y con alta carga de transacciones. También existían reticencias en cuanto a la seguridad del cloud.

 

Situación actual

   Fue con la llegada de la modalidad de servicios cloud IaaS (Infraestructure as a Service)  cuando se hizo tecnológicamente posible tener arquitecturas totalmente a “a la carta”.  Estas arquitecturas, en la actualidad, son totalmente adaptables a las necesidades de cada empresa.

   Actualmente, tanto los proveedores de cloud como los de equipamiento TI tradicional, han alineado totalmente sus estrategias, tecnologías y catálogos de productos, y hoy en día las opciones en IaaS son iguales o incluso mayores que en equipamiento físico, SaaS o PaaS. Habitualmente los fabricantes sacan al mercado sus productos tanto en versión cloud como en versión física. De esta manera, utilizando IaaS es posible para las empresas poder adaptarse rápidamente a los diferentes escenarios de negocio digital, y desplegar sus servicios de manera flexible y ágil gracias a IaaS, sin limitar el control sobre  la TI por parte de los administradores de sistemas, permitiendo cumplimiento regulatorio, ciberseguridad y costos adecuados. Todo ello sin limitaciones debidas a las tecnologías históricas utilizadas, dado que hoy en día cualquier tecnología física tiene también versión IaaS

 

Gran empresa tradicional

   Por todo lo anterior, la gran empresa tradicional ha migrado progresivamente de manera parcial o incluso total sus servicios al cloud, adoptando sobre todo en servicios core, arquitecturas IaaS, y en otros servicios, SaaS o PaaS.

 

Gran empresa “nativa cloud” o “digital”

   En el caso de la gran empresa “nativa cloud”, actualmente se está produciendo el fenómeno de que debido a cierta falta de control,  se está optando por arquitecturas IaaS en desmedro de SaaS o PaaS.

 

En empresas pequeñas

   Aquí de nuevo se puede distinguir entre empresas tradicionales, y las “nativas cloud”, muchas de estas últimas start-ups. En ambos casos, se dispone de menores recursos y conocimiento interno para analizar las diferentes necesidades y opciones disponibles. Por otro lado, cuentan con la ventaja de tener una menor complejidad tecnológica, lo que facilita el despliegue de cualquier modalidad seleccionada

   También, en este tipo de empresas, la arquitectura a utilizar ha de satisfacer las diferentes necesidades de negocio: adaptabilidad (flexibilidad, agilidad,…), control de costos, cumplimiento regulatorio, seguridad… y  las necesidades de los responsables de tecnología: control sobre las operaciones, integración, cumplimiento con los requerimientos técnicos y de negocio,… La combinación perfecta entre SaaS, PaaS, IaaS variará en cada tipo de negocio. La decisión adecuada la deberá adoptar el equipo directivo, idealmente asesorado por consultores expertos.

 

¿Cómo proceder?

 Afortunadamente, en la actualidad, nos encontramos en un momento en que cualquier concepto o idea de negocio digital o no, se puede materializar rápidamente y casi sin límites, en términos de TI. Todo ello en un entorno de cada vez más rápida evolución, alta complejidad, alta especialización, alta (y creciente) regulación. Adicionalmente, tenemos un preocupante escenario de amenazas de ciberseguridad. Como en Comunidad Empresas de Entel, queremos acompañarte, inspirarte y movilizarte, te presentamos de manera esquemática ciertas recomendaciones para el equilibro en la adopción en mayor o menor grado de servicios cloud SaaS, PaaS, e IaaS, pero siempre con una correcta integración entre ellos:

 

 – Empresa grande tradicional: en este de tipo de empresas, el reto de negocio más habitual es la aparición de nuevos competidores, con nuevas ideas  productos y servicios más adaptables y económicos, sin “anclajes”  con el pasado. Para afrontarlo, se recomienda incluir en los planes estratégicos la transición a nuevos modelos que aprovechen las fortalezas existentes e incluyan las capacidades de los nuevos competidores. Adicionalmente, en el plano tecnológico, los nuevos competidores, no son “cautivos” de tecnologías antiguas y pueden elegir las más adecuadas para el escenario actual. Por ello, a nivel tecnológico se recomienda adoptar arquitectura de TI IaaS que permita compatibilidad hacia atrás con los sistemas existentes y controlar los costos en el despliegue de nuevos servicios.

 

 – Empresa grande nativa cloud: para estas empresas, el reto principal de negocio suele ser el crecimiento rápido, desordenado,  con cierta falta de control, y con incremento exponencial de ciertos costos. Para gestionar esto, se recomienda incluir en los planes estratégicos ciertas medidas de mejora del Governance y racionalización de los servicios utilizados en el cloud y costes asociados. En lo que respecta a tecnología suele haber necesidades en lo que respecta a hacer homogéneos los diferentes “ecosistemas” existentes (SaaS, PaaS, IaaS)   y poder abordar grandes cargas de trabajo a bajo costo y con un mayor grado de control sobre las operaciones TI. Para solucionar esto, se recomienda potenciar la máxima consolidación posible en tecnologías IaaS.

 

 – Empresa pequeña tradicional: el reto de negocio suele ser asumir la complejidad tecnológica, las regulaciones y ciberseguridad crecientes. Ello da pie a plantearse la posibilidad y el momento de hacer migración total a cloud, en sus diferentes modalidades. Adicionalmente, las limitaciones en dimensión y conocimiento de los equipos IT, hacen necesario el apoyarse cada vez más en personal externo especializado y en servicios cloud.

 

 – Empresa pequeña nativa cloud: para estas empresas, de nuevo, es difícil asumir la complejidad, regulaciones y ciberseguridad crecientes. Por ello, se recomienda conseguir un nivel adecuado de Governance y cumplimiento regulatorio, así como control de los costos en las fases de crecimiento. En paralelo,  suelen existir ciertas limitaciones en el control sobre la tecnología y coste asociado. Por ello, se recomienda continuar utilizando el cloud, pero controlando el costo y analizar alternativas IaaS para los servicios que requieran mayor control sobre los sistemas o menor costo.