Abril 2, 2018

Amr Awadallah: “El Big Data es realmente el petróleo del futuro”

En su momento, Amr Awadallah tuvo como objetivo convertirse en profesor en la Universidad de El Cairo, Egipto, tal como su padre. Sin embargo, su trabajo lo encaminó a que en 2008 cofundara Cloudera, una compañía multimillonaria de Silicon Valley, reconocida por su innovación y por proveer una plataforma moderna de gestión y análisis de datos, con el fin de ayudar a otras empresas a obtener valor desde la información que pueden reunir.

Y como en Entel nos importa que nuestros colaboradores estén siempre a la vanguardia, Awadallah fue el invitado especial a la última versión de nuestro evento corporativo Innovation Day, donde contó más detalles sobre los desafíos que atraviesan las empresas al integrar el Big Data y cómo desde su experiencia es posible motivar a los trabajadores y organizaciones a abrazar el cambio y sumarse a la transformación digital.

Revisa a continuación la entrevista en exclusiva que realizamos a Amr Awadallah con aspectos claves que debes considerar en tu empresa:

¿Por qué el Big Data constituye un método eficaz para impulsar el valor de negocio, tanto en experiencia del cliente como en la toma de decisiones?

Big Data es el medio para el fin, no es el fin en sí mismo. Es darse cuenta de que ahora somos capaces de recolectar datos acerca de todo a través de Internet y del mundo virtual, porque tenemos medios que lo hacen posible, como dispositivos móviles, satélites, cámaras, etc.

La gran pregunta es cómo podemos recolectar datos y cómo conseguimos automatizar, a través de su análisis, la mayor cantidad de toma de decisiones posible. De este modo, podemos ver un proceso directamente proporcional, en donde a mayor cantidad de datos recolectados, mayor será su proceso de automatización, siendo más rápido, efectivo y eficaz. Ese es el verdadero poder del Big Data, su importancia radica en poder analizar la información y mecanizar las decisiones que tomamos.

Se dice que el Big Data es el nuevo petróleo. ¿Qué requieren las empresas para usar este gran activo y pasar de una analítica tradicional a una avanzada?

La razón por la que utilizamos la analogía de que el Big Data es el nuevo petróleo, es por las olas de automatización que han pasado en la historia, siendo la revolución industrial una de las últimas y más grandes. El poder de la economía en los últimos 200 años se ha basado en la utilización del petróleo.

Sin embargo, el futuro de la economía actual, y el desarrollo de las empresas que la componen, se basa en la automatización de las decisiones, logrando mejorar el proceso en sí. Los datos son el combustible que usamos y necesitamos para llevar a cabo esta cuarta gran revolución de la industria.

Ese es el verdadero poder del Big Data, su importancia radica en poder analizar la información y mecanizar las decisiones que tomamos

¿Hacia dónde deben apuntar las principales estrategias de uso eficiente de datos con IA aplicada en las empresas?

Me gustaría enfatizar que no me gusta el término de Inteligencia Artificial. Si vemos la descripción técnica de lo que hacemos hoy, no tiene nada que ver con inteligencia. Todas las máquinas que tenemos en la actualidad tienen que ver con decisiones, de mirar cómo los humanos hacen y toman determinaciones muy específicas, y cómo automatizamos eso.

Es por este motivo por el que me gusta dirigir las estrategias de organización de las compañías hacia un foco donde no se obsesionen con el término de IA, sino que sean capaces de mirar e identificar cuáles son los factores que se encuentran retrasando los procesos. Así, podemos aplicar la tecnología y las estadísticas para acelerarlos y continuar haciéndolo de manera fiable y consistente a través del tiempo.

Por eso, la estrategia que recomiendo a las empresas es enfocarse en el proceso de ensayo y error.

¿Qué pueden hacer las empresas que no cuentan con un gran equipo con habilidades relacionadas al Big Data?

Cada vez que una nueva tecnología entra al mercado, por definición, la gente no tiene las habilidades para usarla y tiene que desarrollarlas para conseguirlo. El mensaje clave es comenzar a hacer algo, aunque sea pequeño, y entrenar a un equipo reducido para que al principio empiecen con tareas fáciles y así ganen conocimiento para realizar tareas más difíciles.

Mi consejo es que no te sientes a ver esta nueva tecnología y cómo la competencia gana con ella, sin que puedas hacer algo al respecto.

¿Cómo ve la madurez de adopción de Big Data y la tecnología en general en Chile? ¿Qué pasos debemos seguir?

En general, la tecnología en Chile siempre está un paso atrás en comparación con el hemisferio norte. Esto es una consecuencia natural, porque la mayor parte de la investigación se realiza en esa zona, así que, como todas las otras tecnologías, en Chile y en América Latina estamos un par de escalones abajo.

No obstante, creo que Chile está liderando la región y, junto con Brasil y México, hemos visto muchos clientes como Entel trabajando con Big Data. Una buena manera de avanzar es buscar nuevos casos, nuevos proyectos pilotos, no quedarse paralizado, y si algo no funciona, buscar nuevas estrategias y empezar a moverse más rápido, en un modo de que podamos traer el Big Data a un uso más cotidiano en las empresas. De esa manera, consolidarlo para hacerlo más común y utilizable y, por ende, más consumible.

¿Qué lo entusiasma sobre la industria de mañana? ¿Cómo ve que evoluciona el futuro en cuanto a transformación digital, y qué deben hacer las empresas para no quedarse atrás?

Lo que más me entusiasma es el potencial que tenemos para dar respuesta a problemas que, en otro caso, serían imposibles de resolver, además de la velocidad de resolución de éstos.

El sector de la salud es una de las principales áreas donde veo trabajando y liderando esta tecnología, ya que ayudará a resolver problemas que de otro modo no serían resueltos. No obstante, esto es aplicable a toda área e industria. Por lo tanto, si podemos entrenar a las máquinas, podemos masificar los conocimientos y herramientas, haciéndolos llegar a más gente.

¿Qué mensaje le gustaría dejar en torno a su experiencia en Cloudera?

Yo diría que una de las cosas más impactantes que he visto es el alcance que podemos tener. Cuando en 2008 creamos Cloudera creíamos que esta tecnología podría ser utilizada únicamente por empresas TI, como Entel, grandes bancos y aseguradoras, entre otros, pero no esperamos que pudiésemos ayudar en el sector de la salud, la agricultura y la minería, por nombrar algunas.

El Big Data es realmente el petróleo del futuro y podemos cambiar la manera de hacer negocios en todo el mundo, haciéndolo más eficiente y resolver problemas que, de otro modo, no podríamos. Eso es lo más importante que he aprendido en este viaje.

Amr Awadallah aconseja no tener miedo y atreverse a utilizar el Big Data, aunque sea en pequeños proyectos. ¿Qué medidas tomarías hoy para aplicarlo en tu empresa?