x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar

Septiembre 5, 2016

Autos sin chofer: buscando la supercarretera de la información real

Una ciudad en donde todos los vehículos son automáticos y se conducen solos, donde los viajes y traslados son más eficientes, ordenados y se dan en un ambiente más limpio, es pensar en el futuro. Sin embargo, aunque ya parece alcanzable, todavía es necesario que se desarrollen otros rubros empresariales, para acomodar y potenciar el uso de estos autos.

Un punto importante es la seguridad, dado que en mayo de este año tenemos como antecedente el accidente de Tesla, que registra la primera muerte de una persona arriba de un automóvil sin conductor. Este hecho marca la necesidad de avanzar en un servicio de conectividad adecuado que soporte esta tecnología, complementando con educación cívica.

Nuevas fronteras para las Telco

Grandes marcas automotrices ya han anunciado varios proyectos autopilotados, entre ellos BMW, Volvo, Citroën, Ford y Chevrolet, con la idea de estar circulando en las principales calles del mundo en 2020.

Una oportunidad para las Telco, quienes serán las protagonistas para que este medio de transporte alcance la masividad, debido a la necesidad de tener una red que los conecte con Internet. Y no sólo en los autos privados, también podría sumarse a esta tendencia el transporte público. De acuerdo a estos supuestos y la tecnología disponible, un estudio de ABI Research determinó que en 2030 unos 400 millones de personas utilizarán autos robotizados.

La industria de los automóviles autopilotados aún necesita crecer para salir definitivamente a las calles y carreteras, creando nuevas oportunidades para todas las industrias, que tienen un espacio para innovar con productos y servicios

Así, el IoT será el encargado de conectar los vehículos entre sí y con la ciudad. Un ejemplo tangible es el de Ford Fusion Hybrid, un auto capaz de crear mapas en 3D HD de las calles que lo rodean, y que utiliza cerca de 600 GB de datos por hora. Este feature, aunque atractivo, también haría indispensable contar con un buen plan de datos.

No sólo eso, las redes 3G y 4G tendrán que abarcar ciudades y carreteras completas para poder enviar mapas o elementos multimedia. Expertos asumen, que en menos de una década se creará la necesidad de contar con una red más potente como la 5G. Una conexión que ayudará al avance y masificación de estos carros inteligentes, donde al estar en línea también será más eficiente el control de la seguridad.

Los retos a futuro

La industria de los automóviles autopilotados aún necesita crecer para salir definitivamente a las calles y carreteras, creando nuevas oportunidades para todas las industrias, que tienen un espacio para innovar con productos y servicios. Por ejemplo, en el rubro de la minería, donde se utilizan camiones autónomos; o en el ámbito de la informática, donde se podrán desarrollar apps y softwares que permitan mejorar el funcionamiento de autos, semáforos y estacionamientos.

Hoy se toman las decisiones del mañana, e innovar en un contexto seguro y conectado es parte del futuro de los autos sin chofer.