x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar

Noviembre 25, 2019

Beneficios del home office como práctica permanente en las empresas

Producto de la contingencia nacional, el 48% de los negocios impulsó el trabajo desde casa entre sus trabajadores.

En tiempos donde impera la seguridad de los trabajadores ante las intensas movilizaciones que se han producido en el país y las dificultades para trasladarse en medio de las protestas, gran parte de las empresas en Chile dieron la posibilidad de que sus empleados realizaran sus labores a distancia.

Según estudio de la consultora multinacional de recursos humanos Randstad, el 48% de los negocios impulsó el home office entre sus trabajadores. Así mismo, 31% de los encuestados tiene incorporada esta práctica de manera permanente en sus políticas, la cual no sólo rige ante situaciones de emergencia.

El estudio, además, detalla que entre las principales ventajas que ofrece esta flexibilidad de trabajo, existe mayor equilibrio en la vida laboral-familiar con 23%, seguido de la capacidad para atraer y retener talento, así como el aumento en los índices de productividad con 17%. Otro de los beneficios que se suma a esta lista es la reducción de costos para la compañía y el trabajador con 16%.

En cuanto al impulso del uso de nuevas tecnologías, el estudio destaca en 11% dicha cifra, mientras la reducción del absentismo destaca en un 8%, la promoción de la inclusión con un 5% y la reducción de la rotación con un 3%. El teletrabajo es sinónimo de futuro y las grandes empresas necesitan aprender a liderar a distancia en tiempos donde el crecimiento poblacional es una realidad.

Herramientas a distancia 

Las infinitas posibilidades que brinda la tecnología, además de optimizar los tiempos, nos acerca al Internet de velocidad, seguridad en la transferencia de datos y el poder estar conectados de forma permanente y posibilitando que muchas empresas del país puedan implementar esta estructura de negocio en su sector.

La tecnología es un aliado, establecer herramientas de trabajo como WhatsApp, que permiten la comunicación en tiempo real para el buen funcionamiento de los equipos, y videoconferencias a través de aplicaciones gratuitas como Hangout son el camino para la transformación digital.

Tanto es así que, de acuerdo con el estudio “Tendencias del mercado laboral” de Randstad, el 93% de los encuestados piensa que WhatsApp se transformó en una plataforma más para gestionar asuntos del ámbito laboral, reflejando que hemos llegado a un momento en el que la tecnología nos recuerda constantemente que el cumplimiento de las responsabilidades laborales dejó de estar sujeto a permanecer en un lugar físico.

Según datos de El Cronista, diario argentino, las empresas necesitan esforzarse por adaptar y adoptar en sus políticas estas prácticas, puesto que las proyecciones indican que para el 2020 habrá en Sudamérica un 20% de personas trabajando a distancia.

Por tanto, los esquemas tradicionales en pocos años se verán afectados por la oleada de los millennials, jóvenes que nacieron entre 1982 y 2004 y, en 2025, serán más del 70% de la fuerza laboral del mundo desarrollado. Se necesitará un alto compromiso de ambas partes para llevar con éxito esta nueva práctica.

Home office en Chile 

La fuerza laboral está cambiando y mantenerse competitivo para los ojos del talento millennial es fundamental, más aún pensando en el desarrollo de cualquier empresa que necesite mantenerse actualizada y sólida.

Emily Alvarado, asistente administrativo y finanzas en Jelly, explica que “en principio la adaptación de esta estructura en la agencia fue difícil de lograr, pero con el tiempo los grupos de trabajo se fueron ajustando hasta que fue funcional para nosotros trabajar de forma remota”

En 2011 comenzó el proceso de ajustes, Jelly partió con la modalidad remota dos veces por semana, con la intención de llevarlo a la semana completa.

“Hasta ahora ha dado buenos resultados, incluso, tenemos semanas trabajando home office desde la contingencia nacional obteniendo resultados favorables en cuanto a productividad, dejando abierta la opción de venir a la oficina para los trabajadores que lo necesiten”, detalla Emily.

“La clave de todo esto parte desde lo emocional de los trabajadores, eso juega un papel importante en su productividad, mientras más cómodos se sientan desempeñando sus actividades laborales mejores resultados darán”, asegura la asistente.

Por otro lado, el reto más allá de la organización y comunicación con los equipos creativos, diseño, producción y contenido está en los clientes. “Para algunos es complicado entender esta forma de trabajo, por lo demás, no tenemos problema. Lo importante de estas estructuras es una buena planificación y una comunicación eficaz”, agrega Emily.

Para finalizar, recomienda a las grandes empresas intentar probar esta modalidad, que, si bien es un acierto o desacierto para algunas compañías, los beneficios se llevan el mayor peso de la balanza.

“En lo personal, pienso que no todas las empresas pueden aplicarlo, hay organizaciones que requieren el trabajador en el área, pero creo que todo es cuestión de replantear formas y encontrar la manera de flexibilidad dentro de una organización porque el futuro es remoto”, cierra Emily Alvarado, asistente administrativo y finanzas en Jelly.