Abril 17, 2017

Causas y desafíos de la movilidad laboral

67% de los trabajadores chilenos se sienten a gusto en su actual empleo, de acuerdo a la última encuesta Workmonitor de Randstad. Sin embargo, en la actualidad son pocos quienes hacen carrera en una sola empresa, ya que las nuevas generaciones ven el cambio de compañías, rubros e, incluso, industrias, como movimientos de crecimiento positivo.

Un escenario que las organizaciones deben aprender a manejar, entregando un ambiente de trabajo cómodo y atractivo; que también potencie la selección de los mejores, con ascensos y capacitaciones para disminuir la fuga de talentos.

Chile: en búsqueda de movilidad y flexibilidad horaria

El trabajador actual se apoya en la tecnología para realizar sus labores, y ya no concibe la oficina de la forma tradicional. Por eso, busca modelos más flexibles, que permitan trabajo remoto, así como un equilibrio entre la vida laboral y personal.

Eso, de acuerdo al estudio nacional “El Trabajador Digital: qué busca y cómo trabaja” de Citrix y Fundación País Digital, que concluyó que:

  • 46% de los encuestados renunciaría para tener un jefe que le permitiera trabajar por metas sin horario fijo.
  • 45% de los trabajadores dependientes dejaría su actual empleo, si tuviera acceso a trabajar de manera remota.

Asimismo, según las cifras de Randstad, el índice de movilidad laboral en Chile llegó a 13% en el último quarter de 2016, tres puntos porcentuales (pp) más que el trimestre anterior, y el mismo porcentaje que hace un año. Destaca, además, que los grupos etarios más dispuestos a cambiar de empleo son aquellos entre 45 y 54 años (20%) y entre 25 y 34 años (19%).

El escenario global

A nivel internacional, la empresa reclutadora Glassdoor realizó un análisis que incluyó cambios de empleo de sus inscritos entre 2007 y 2016, y determinó que, las principales razones por las que los trabajadores cambian de compañías son:

  1. Estancamiento: aquellas personas que se quedan mucho tiempo en una empresa, sin cambiar de puesto y/o responsabilidades, van a considerar como próximo movimiento irse de esa organización. En este caso, la recomendación sería entregar rutas claras en las carreras de los empleados, evaluar su trabajo regularmente, para crecer en cuanto a títulos y carrera, y promover oportunidades dentro de la empresa.
  2. Sueldo competitivo: incluso si hay oportunidades de crecimiento, a largo plazo los trabajadores esperan un aumento en sus pagos, por lo que, si bien no es determinante en todos los casos, sí es un factor importante al retener talentos.
  3. Cultura corporativa: un ambiente de trabajo agradable, con valores claros y que se refuerzan dentro de los equipos, Entre mejor rankeadas están las compañías a nivel de cultura laboral, mayor es la posibilidad de que sus trabajadores sigan en ella.

Otra investigación estadounidense, a cargo de Kronos y Future Workplace reconoce la retención de talentos como uno de los desafíos más importantes de 2017 entre los empleadores, donde el 87% de los participantes (líderes de RR.HH.) cree que este tema es y será prioridad crítica para sus compañías durante los próximos cinco años.

Así es como, en el último tiempo, grandes empresas internacionales han puesto mayor atención a la forma en que se relacionan y se desenvuelven los equipos. De este modo, se han creado puestos como “director de experiencia del trabajador”, en compañías como GE, L’Oreal y Cisco, una tendencia que se espera crezca a nivel global, con miras a encontrar una fórmula que evite la fuga de los más valiosos para el mercado.

Hacerse cargo sobre cómo crear una atmósfera atractiva, que potencie una cultura empresarial con foco en las personas, es una tarea que debe empezar por los líderes del negocio, sobre todo ahora que las nuevas generaciones y la revolución digital son una realidad (donde ambas, de por sí, atraen el cambio).

¿De qué manera enfrenta tu compañía la movilidad laboral?