x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar

Enero 30, 2018

Competencias que deberá poseer un CEO en 2018 para tener éxito

La sociedad está en constante cambio y, con ello, las formas de dirigir una compañía también evolucionan día a día. El Chief Executive Officer (CEO), o director ejecutivo de una compañía, que hasta hace algunos años era valorado por su capacidad para seguir las reglas y dirigir bajo una estructura vertical, ya no tiene cabida en las organizaciones modernas que van en línea con los entornos colaborativos.

“Si bien es quien lleva la empresa y tiene que ser un profesional resolutivo y sin miedo a tomar decisiones –aunque a veces haya que rectificarlas en el camino–, también tiene que ser un líder orientado a las personas. Tiene que generar confianza, de modo que los miembros de la compañía se sientan orgullosos”, destaca la socia de Triaz Head Hunters, María Eugenia Lanas, quien además manifiesta que el liderazgo y la empatía son competencias mandatorias en la transformación digital.

Pensando en las tendencias de liderazgo para 2018, un CEO exitoso debe ser capaz de tomar responsabilidad de la empresa, pero también de hacerse cargo de los errores propios y de sus equipos. De este modo, tiene que mostrarse comprometido siempre y, a su vez, generar respuestas positivas en los trabajadores. “Es así como los colaboradores se comprometerán realmente con él”, opina la consultora.

Motivar con el ejemplo en comunicación

Parte importante de ser líder es contar con las habilidades comunicacionales suficientes para transmitir la misión y visión de la empresa. “Debe tomar en cuenta a sus colaboradores. No basta con que se escuche a sí mismo; tiene que oír a su equipo y abrirle espacios de participación relevantes de acuerdo a las ideas que aporten para obtener logros mayores”, dice María Eugenia.

En ese sentido, Francisco Palma, coach ejecutivo y director de Better People, explica que comunicar efectivamente demanda un esfuerzo adicional al de simplemente dar una información clara. “Las personas tienden a percibir un mismo mensaje de forma distinta y, por lo tanto, tener una actitud diferente con un compañero, un jefe o un colaborador”.

Comunicar demanda un esfuerzo adicional al de simplemente emitir un mensaje claro; es crear un vínculo personal para establecer relacionados laborales efectivas

Para mejorar la comunicación con los colaboradores, Palma recomienda:

  • No directividad: “Dirigir sin imponer es una de las armas más potentes que puede tener un CEO. Su rol más importante es aprovechar al máximo el potencial de sus colaboradores”, especifica.
  • Escucha activa: “Factores como el lenguaje corporal, la disposición y la actitud con la que uno aborda una reunión toman un papel fundamental al escuchar a los colaboradores, y maximizar su nivel de desempeño”, explica.
  • Preguntas efectivas: “Para liberar el potencial de los colaboradores, preguntas del tipo ¿qué harías tú para abordar esta situación?, ¿cómo lo implementarías?, ¿cuándo crees que sería el momento adecuado?, son vitales para obtener información valiosa y fomentar una relación de confianza”, afirma.
  • Feedback: “Para comunicar efectivamente, la retroalimentación permite identificar las oportunidades de mejora y las fortalezas de los colaboradores, siendo estas últimas las que movilizarán el avance en los proyectos”, precisa.

Tecnología a la orden del día

Uno de los factores más determinantes en cuanto a evolución de las necesidades de una empresa es cómo las tecnologías están acelerando cada vez más los procesos y la transmisión de información, ya que afecta directamente a la gran mayoría de los sectores económicos.

El CEO debe ser flexible, curioso y con un apetito constante por el riesgo y la innovación

“Hoy la tecnología es transversal a las empresas, por lo tanto, el CEO tiene que tener curiosidad por los nuevos avances y lo que está pasando en el mundo para que no se quede atrás. Esto tiene que ver con ser una persona innovadora que puede advertir las oportunidades que esto le significa al negocio, por lo que no debería restringir la inversión en tecnología”, enfatiza María Eugenia Lanas.

Para mantenerse siempre actualizado con las últimas tendencias, el coach Francisco Palma ilustra que el CEO debería mantener reuniones periódicas relacionadas a la innovación tecnológica en cada una de sus áreas, integrar esta información y gestionarla con su CTO (Chief Technology Officer).

“Esto se debe incorporar dentro de la planificación estratégica y, por lo tanto, dentro del presupuesto anual para cada departamento. El porcentaje de inversión debería variar dependiendo del nivel de madurez de la organización, el nivel de desarrollo que quieren alcanzar y las brechas existentes entre el estado actual y el deseado”, detalla.

Virtudes que no pasan de moda

Por supuesto, existen algunas características que siempre han sido relevantes al desempeñarse como CEO. “Por ejemplo, los valores intrínsecos son primordiales. La experiencia profesional de una persona ­su trabajo y sus logros­, así como las decisiones que ha tomado en su trayectoria o en el día a día, deberían dar cuenta de estas virtudes que demuestren su honradez, prudencia, probidad, discreción y criterio”, explica la consultora.

Si bien las virtudes no son medibles en una entrevista, un buen CEO debería procurar tener al menos tres valores en su cultura empresarial, que permitirán ir creando pautas de comportamiento. Esto puede ser evaluado por consultoras expertas, que medirán constantemente el ambiente laboral y reflejarán su desempeño y liderazgo.

La trayectoria debería dar cuenta de su honradez, prudencia, probidad, discreción y criterio

Por otra parte, “lo ideal es que quien llegue a ser CEO de una empresa haya hecho carrera en la compañía por unos 15 años o conozca el rubro muy bien. De esta manera, va a estar muy familiarizado con el funcionamiento del negocio y más seguro al tomar decisiones. En línea con ello, cuando un profesional conocido toma un cargo directivo, los colaboradores sienten mayor confianza y trabajan mejor”, concluye.

Un nuevo pilar con foco en la sostenibilidad

El cambio constante y las nuevas tecnologías también han llevado a la sostenibilidad a ser un imperativo en las empresas del futuro. Este compromiso por realizar una gestión productiva, hacer que la compañía tenga un crecimiento económico, y además respete lineamientos para proteger el medio ambiente, ya funcionan como un punto de partida para las organizaciones.

Precisamente, el desempeño de la empresa en factores sociales y medioambientales de Inditex (Zara) le valió el puesto del mejor CEO del mundo a Pablo Isla (53), según el ranking de Harvard Business Review. La compañía invita a los consumidores a llevar ropa usada a sus tiendas para reciclaje (en algunos lugares de España, incluso, la recogen a domicilio); elaboran colecciones a partir de fibras recicladas (Join Life de Zara); y tienen el compromiso para lograr el vertido cero de sustancias químicas peligrosas al 1 de enero de 2020.

Comparte este contenido con tu empresa y comenta qué otras características debería tener un CEO en la transformación digital.