x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar

Octubre 28, 2019

Cómo cuidar el medio ambiente y no perder en el intento

Según un estudio de Cadem, el 74% cree que “hay que cuidar el planeta, aunque signifique frenar el desarrollo económico”

Ante el dramático escenario que estamos viviendo con el cambio climático, gran parte de las personas en el mundo están exigiendo replantear la producción de alimentos, productos y servicios; aunque signifique frenar el desarrollo económico. Ante esto, las grandes empresas están en una encrucijada: reinventarse o disminuir sus ventas.

Siendo este un fenómeno inevitable, es tarea de todos los sectores empresariales buscar desarrollar acciones que les permita continuar con sus actividades comerciales y preparar al país para enfrentar el calentamiento global; que tendrá un impacto importante en los grupos sociales más vulnerables.

Según José Ignacio Hernández Hernández, docente del Programa Advance de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad San Sebastián, explicó que en la cumbre del clima de las Naciones Unidas del 2017, luego de la salida de Estados Unidos del acuerdo de París, este comprometió la viabilidad de los compromisos adoptados en materia de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Ahora bien, ¿cómo esta decisión puede afectar a un país como Chile? la verdad es que mucho, dada su multiplicidad de climas a lo largo del territorio, cuantiosas reservas de agua dulce y existencia de especies endémicas.

“Estas características hacen del país un foco de atención en materia de adaptación a las consecuencias de un aumento constante de la temperatura mundial en los próximos 20 años”, asegura Hernández.

Por tanto, las industrias mundiales tienen una gran responsabilidad en cuanto a cómo producir sus productos o servicios sin que estos tengan consecuencias de alto impacto en el ecosistema global. En Chile, por ejemplo, la apuesta es hacia la generación de energías limpias y empresas B.

El número de industrias certificadas con este enfoque, en el primer semestre de 2018, alcanzó la suma de 14. En 2012, desde el lanzamiento del movimiento con mayor fuerza en América Latina, más empresas se interesaron en certificar. La primera empresa chilena en lograrlo fue TriCiclosB, la cual se dedica a generar un cambio cultural a través del reciclaje.

Gonzalo Muñoz Abogabir, fundador de TriCiclosB y Champion de la COP25, subraya que en la actualidad las empresas deben estar conectadas con lo que está pasando en el mundo, sobre todo, en materia de los desafíos más allá del negocio específico. Aunque estos desafíos eventualmente suponen un riesgo en el funcionamiento de las empresas, estas terminan siendo al mismo tiempo una enorme ventana de opciones para aportar soluciones.

“Toda empresa debería ser una organización que busque resolver problemas, nunca debe ser un generador de estos. Especialmente en un mundo tan desafiante como el que estamos viviendo, donde tenemos asuntos que atender con el cambio climático, migraciones, inequidad y problemas de contaminación plástica, donde estamos afectando a millones de especies todos los días del año” afirma el experto.

Asimismo, el empresario señala que las infinitas posibilidades que brinda la tecnología y todos estos cambios representan una oportunidad para que el sector privado se ponga a la disposición de resolver problemas, comentando que “al final, la sustentabilidad se trata de conectar, saber lo que está pasando en el mundo y de qué manera todo eso que está pasando representa una oportunidad en el desarrollo de un negocio”.

COP25 en Chile 

Si bien el país se encuentra avanzado en algunos temas como la generación de energías limpias, todavía quedan muchos tópicos por resolver como las zonas de sacrificio ambiental, las centrales de carbón y los vigentes conflictos ambientales en todo el territorio nacional y que evidencian el largo camino que falta por recorrer.

En 2019, Chile se adelanta en la agenda ciudadana del COP25 e inicia este proceso con una consulta pública de ambicioso compromiso para reducir emisiones de dióxido de carbono y combatir el cambio climático, tópicos de importancia dentro del mundo científico para atender en la cumbre más importante del mundo, que tendrá lugar en Santiago entre el 2 y 13 de diciembre.

En la misma línea, este inédito proceso de participación ciudadana, siendo Chile uno de los primeros del mundo que presentará su actualización del compromiso de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero al 2030, tal como lo establece el acuerdo de París, se espera que todos los actores involucrados del sector público y privado puedan ser partícipes de este desafío.