x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar

Abril 17, 2017

Cultura empresarial: Larry Page y el sello Google

Larry Page (43) es uno de los hombres más importantes en la industria tecnológica. Co-creador de Google, una de las compañías mundiales más rupturistas de la historia, el empresario estadounidense potencia la cultura de la innovación junto a un ambiente de trabajo flexible, que fortalece la creatividad y bienestar de todos los empleados.

Debido al éxito y la forma en que estructuraron la organización, tanto Page como Sergey Brin (socio y co-creador de Google) se convirtieron en modelos a seguir, destacando, además, dentro de los 200 millonarios tecnológicos más ricos del mundo, donde Larry ocupa el lugar número 12 (avaluado actualmente en 41 billones de dólares, de acuerdo a Forbes). Además, actualmente es CEO de Alphabet, que engloba al gigante de Internet y otras empresas de biotecnología, salud, telecomunicaciones y domótica.

Un estilo que propone una nueva forma de trabajar, donde la cultura de agilidad, emprendimiento y productividad son la base del crecimiento para el futuro de la compañía, y que ya muchos empresarios lo están incorporando en su estrategia y día a día.

Orígenes y filosofía

Ingeniero y científico computacional, Larry Page es hijo de un doctor en ciencias de la computación, que le inculcó el interés por la investigación, las ciencias e informática desde pequeño. Al igual que su socio Brin, estudió en un colegio Montessori, desarrollando la creatividad y el trabajo flexible, puntos claves en su formación, que luego tuvieron una fuerte influencia en su modelo y estrategia de trabajo.

Como CEO de Google, al no contar con conocimientos sobre liderazgo de equipos, debió crear sus propias normas, que le permitieran manejar el negocio y no debilitar a sus trabajadores y colaboradores. Reglas que fueron reveladas en un perfil del ingeniero, publicado por Business Insider en 2014:

  • No delegar. Hay que tratar de hacer todo lo posible para acelerar los procesos.
  • No entrometerse. Si no se agrega valor, es mejor no participar. Hay que permitir que las personas que realmente están haciendo el trabajo puedan conversar entre ellas.
  • No ser burócrata.
  • Las ideas son más importantes que la edad. Sólo porque alguien es junior, no significa que no merezca respeto o ayuda.
  • La peor decisión es detener a alguien que quiere hacer algo diciendo “No. Punto”. Al decir “no”, es necesario ayudar a encontrar una mejor forma de lograr el objetivo.

Cultura organizacional

Con esa idea en mente, Page ha insertado el espíritu en Google, entregando a otros altos ejecutivos la misión de velar por el funcionamiento y evolución de la compañía. Así, entre las guías que organizan la empresa están:

  1. Definición basada en la función: se clasifica a los trabajadores de acuerdo a sus cargos y funciones (diseño, marketing, etc.).
  2. Definición de acuerdo al producto: se organiza a grupos dependiendo de los proyectos (Fiber, Gmail, Android, etc.).
  3. Horizontalidad: todos los trabajadores tienen la posibilidad de “saltarse” los mandos medios para reportar avances al CEO, y está la oportunidad para que todos puedan liderar grupos o proyectos. Asimismo, se pueden comunicar directamente entre distintos equipos.

Además, el gigante TI se esfuerza por tratar bien a su equipo, entregándoles beneficios que van más allá de los tradicionales, como comida gourmet, masajes y clases de gimnasia, todo de forma gratuita. Asimismo, tienden a ser menos estrictos en cuanto a ciertas reglas, permitiendo un código de vestuario informal y la posibilidad de llevar hijos y mascotas al trabajo. Acciones que los han llevado a tener el primer puesto del ranking Best Companies to Work For de Fortune 8 veces en los últimos 11 años.

Los valores como foco del trabajo

A nivel de compromiso, las virtudes son reforzadas diariamente, por lo que existe una conciencia permanente de lo que significa, busca y es la organización. De esta forma, quienes son parte de ella están felices de serlo. “(Google) es el mejor lugar en el que he estado, mejor de lo que pensé que sería”, confiesa uno de sus ingenieros en software, Edgar Duenez-Guzman, en el sitio español Quora.

El mismo Larry Page es quien promueve este estilo de negocios. Dentro de la empresa, es conocido por preguntar sobre cómo trabajan las personas. Desde el conserje hasta los directores de proyecto, sabe que todos pueden enseñarle algo nuevo. En una entrevista a la revista Fortune, él mismo declaró que “es importante que las personas sientan que son parte de la compañía y que ella sea como una familia para ellos. Cuando tratas a las personas de esa forma, obtienes mejor productividad”.

La organización, que hoy está avaluada en $109.5 billones de dólares, es la más importante del mundo (incluso por sobre Apple), y recibe aproximadamente 3 millones de currículums al año. La libertad y creatividad que se fomenta constantemente da paso a la innovación y, finalmente, al éxito de Google.

El modelo de trabajo de Larry Page, con mayor flexibilidad y una fuerte mirada desde las personas y la cultura empresarial, sirven de guía para el éxito de las empresas, que ya incorporan la agilidad y productividad en sus estrategias.