x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar

Junio 20, 2017

Empresas ágiles, ¿qué son y por qué Spotify es un referente?

Las empresas están apostando por la agilidad, entendida como una serie de herramientas y valores que ayudan a trabajar de forma rápida, con procesos que permiten la creación de productos de calidad con bajos costos y tiempos; además de una alta capacidad de adaptación a las disrupciones del mercado.

Erich Buhler, consultor y fundador de la firma Innova1st, especialista en la transformación de empresas a través de la innovación, considera que esta tendencia hacia la agilidad se da porque “las metodologías tradicionales no funcionan bien cuando tenemos cambios constantes. Hoy, las empresas necesitan adaptarse rápidamente para llevar el ritmo de un mundo globalizado y en proceso de digitalización”.

Esta forma de trabajo nació dentro de los equipos de informática, para desarrollar softwares de manera rápida y aprendiendo de los errores. La metodología evolucionó, expandiéndose a toda la empresa, y se denominó Business Agile. En este caso, “el foco es la forma diferente en que se constituye la compañía: cómo trata a sus trabajadores y también a los clientes. Al aplicar estas técnicas, se transforman en organizaciones sólidas”, comenta Buhler.

Así, cada compañía debe buscar su propia fórmula y evaluar en qué procesos del negocio puede ser aplicable. El Manifiesto Ágil indica:

  • Valorar más a los individuos y su interacción que a los procesos y las herramientas.
  • Valorar más el software que funciona que la documentación exhaustiva.
  • Valorar más la colaboración con el cliente que la negociación contractual.
  • Valorar más la respuesta al cambio que el seguimiento de un plan.

Spotify como caso de éxito

La empresa de streaming fue una de las primeras en emplear conceptos ágiles de forma exitosa desde sus inicios, como el scrum (que se caracteriza por adoptar una estrategia de desarrollo incremental, en lugar de una planificación y ejecución completa del producto).

En la medida que fueron creciendo y sus procesos se hacían más complejos, decidieron adaptar y crear nuevas técnicas para facilitar el trabajo, como dar autonomía a los equipos, crear una terminología propia para los puestos de trabajo, potenciar un ambiente colaborativo con espacios comunes, fomentar el respeto por los pares y dar motivación constante.

El mismo Buhler reconoce que la compañía es hoy un ejemplo a seguir para quienes buscan este tipo de herramientas, ya que se formó y logró expandirse utilizando una metodología ágil como base de su modelo de trabajo. Sin embargo, argumenta que el ecosistema va cambiando, y las técnicas y métodos creados por Spotify han evolucionado, “lo importante es hacer que cada empresa descubra soluciones propias que se adapten”, dice.

Westpac: transformación de una empresa tradicional

Y esta ideología no sólo es parte de las empresas nuevas que nacen como startup y con una base cambiante. La revolución tecnológica también es posible para las compañías que nacieron bajo una metodología más tradicional. Por ejemplo, en Westpac, uno de los bancos australianos más grande de su país -con más de 13 millones de clientes, 1430 oficinas, 32 mil empleados y más de 25 años de funcionamiento- decidieron cambiar en 2015 a una plataforma online, con un mundo por conocer (desde nuevos cargos y funcionalidades).

Erich Buhler fue asesor y parte de la transformación, y comenta que ésta partió “expandiendo el uso de scrum y equipos multifuncionales a toda la empresa. Hoy tienen equipos que producen software, integrando a personas del área financiera, de seguros y marketing en el mismo equipo. Están todos orientados al negocio, sin roles individuales, sino que con un objetivo común. Algo que les ha servido para adaptarse rápido e implementar la innovación”.

Entre los resultados comentados por el experto, un año después de comenzar la utilización de metodologías ágiles, Westpac logró:

  • Ahorro de 10% en costos, con respecto al año anterior.
  • Aumento de la eficiencia en un 50%, disminuyendo el tiempo de introducción de nuevos productos y servicios al mercado.
  • Ganancias de 57 billones de dólares (11% más que 2015).
  • Mejoras en los reportes de satisfacción del cliente.
  • Crecimiento en la retención de empleados.

El caso de Westpac demuestra que una correcta implementación de técnicas ágiles puede transformar una compañía tradicional, a través de un proceso que debe ser adecuado a cada organización, de acuerdo a sus características específicas.

“Las empresas que no se adaptan tienden a entrar en un círculo vicioso de complejidad del que es muy difícil salir. Así, algunas organizaciones van a tender a desaparecer y otras, forzosamente, van a necesitar transformarse”, concluye Buhler.