Marzo 23, 2018

Empresas chilenas que ya utilizan Inteligencia Artificial con éxito

La Inteligencia Artificial (IA) fue una de las grandes protagonistas del Mobile World Congress (MWC) 2018, que una vez más destacó en Barcelona las principales tendencias que marcarán el crecimiento de la industria.

Mats Granryd, director general de la GMSA, destacó en el evento que estamos avanzando a una era donde las tecnologías están para propiciar un futuro mejor: “No se trata sólo de conectividad, sino de una conectividad inteligente y cómo esto afectará a las personas, la sociedad, las industrias y la economía mundial”. Así, destacó su iniciativa Big Data for Social Good, que en India fue respaldada por la OMS y la UIT para monitorear patrones de movimiento humano y limitar la propagación de tuberculosis.

Sin ir más lejos, Chile también presenta casos virtuosos de empresas donde el machine learning avanza más allá de lo establecido, teniendo el potencial de contribuir US$ 63 mil millones al Valor Agregado Bruto (VAB) en los próximos 18 años. Frente a esta tendencia, en Comunidad Grandes Empresas de Entel destacamos tres organizaciones chilenas que ya utilizan IA como una herramienta efectiva para resolver problemas concretos que afectan a la sociedad y a las empresas.

DART: previniendo la ceguera en la diabetes

“Hay más de 1,5 millones de personas con diabetes que se deben hacer el examen de fondo de ojo anualmente; pero la cobertura de esa prueba sólo llega al 25%. Si se lograra atender a todos, nadie perdería la visión”, sentencia José Tomás Arenas, cofundador y CEO de DART.

Este emprendimiento chileno, provee una atención remota, donde el paciente se toma una foto digital, que es analizada por un modelo de Deep learning -entrenado en base a conocimiento de expertos- para filtrar los casos con sospechas y derivar a un especialista. “Desarrollamos un software en la Nube que, usando inteligencia artificial, es capaz de interpretar exámenes de retina y detectar de manera precoz y automatizada la presencia de signos de ceguera por diabetes, o retinopatía diabética, logrando que la capacidad de cobertura sea infinita”, revela José Tomas.

DART ha atendido a más de 100 mil pacientes y se plantearon el desafío de que cada año pasen por la plataforma entre 500 mil y un millón de personas. “La tecnología es un vehículo para resolver un problema real”, asegura.

Actualmente, experimentan para llevar ese mismo know how y adaptarlo a la detección y apoyo de diagnóstico en otras enfermedades, como la neumonía a través de la radiografía de tórax o los tumores en resonancias.

AIRA: agilidad en Recursos Humanos

En otro ámbito, la IA también ha logrado mejorar la eficiencia del área de Recursos Humanos. La empresa chilena AIRA ha desarrollado un sistema, capaz de publicar avisos de empleo en diversos portales, para leer y clasificar CVs de forma automática con procesamiento de lenguaje natural, y luego aplicar pruebas psicométricas y entrevistas en video a los perfiles más aptos para el cargo. En esta última etapa aplican emotion analytics, que “interpreta las emociones que transmiten los postulantes, a través de su nivel de atención y expresividad facial”, explica Gonzalo Sanzana, CEO de la compañía.

“Es un 10x en recursos humanos. Lo que demora 30 días, con AIRA Recruiter sólo toma 3, y lo que tarda 20 horas hombre, con AIRA sólo toma 2”, asegura Gonzalo, destacando que su asistente virtual permite revisar cientos de currículums, validar antecedentes, entrevistar y reducir los tiempos de selección antes de llegar a la contratación.

Por otro lado, también tienen AIRA Mobile Assistant, un asistente de voz que apoya 24/7 a los colaboradores que ya forman parte de la empresa, para resolver dudas como solicitud de vacaciones; y AIRA Outplacement, que apoya a los trabajadores más allá del último día con asistencia full digital, para mejorar el CV y entrenarlos para futuras entrevistas presenciales.

“Nuestra principal misión es hacernos cargo del colaborador en todo su ciclo de vida, para ayudarlo antes, durante y después. Y eso lo hemos logrado gracias a la inteligencia artificial, pero siempre entendiendo que la tecnología es un medio para entregar una solución, y no un fin en sí mismo”, enfatiza Sanzana. Actualmente, AIRA tiene clientes en el sector financiero, retail y minero, entre otros; y están escalando comercialmente en Perú y México.

The Not Company: hacia una alimentación sustentable

“Democratizar la comida saludable”, ese es el concepto que tres jóvenes chilenos quisieron plasmar en The Not Company. Este emprendimiento, certificado como Empresa B, nace en 2016 con el objetivo de crear lácteos y embutidos fabricados 100% con productos vegetales.

La idea, explica su cofundador Matías Muchnick, no es obtener un producto para vegetarianos, sino entregar alimentos que logren replicar el sabor, textura y aroma de los tradicionales; pero sin las consecuencias negativas para la salud y el medioambiente, ya que no contienen aditivos ni conservantes, y además optimizan los recursos de energía, agua y tierra.

“Analizamos los alimentos a nivel molecular y descubrimos qué hace, por ejemplo, que la leche tenga ese sabor, textura, color y nutrientes”, explica Matías. Ese trabajo lo hace Giuseppe, el algoritmo de IA desarrollado por The Not Company, capaz de indicar qué plantas se deben combinar. “Lo interesante de Giuseppe es que está basado en tecnologías de aprendizaje, entonces después de cada formulación logra acercarse de manera más certera al gusto objetivo, ya sea mayonesa, leche, yogurt o chocolate”, agrega.

A fin de cuentas, para Matías la tecnología es un habilitador: “nos permite generar soluciones exponencialmente mejores. Las capacidades de procesamiento y de aprendizaje se acotan mucho cuando sólo hay inteligencia humana en el proceso; con IA ampliamos las capacidades de cómputo”, asegura el cofundador de The Not Company.

La Inteligencia Artificial está más cerca de lo que crees. Desafía los procesos de tu empresa y visualiza cómo podrías entregar mejores soluciones.