Abril 3, 2019

Empresas apuestan por reciclar plástico y residuos en pro del océano

Dicha contaminación se ha transformado en una amenaza para las especies marinas. Las soluciones para atacar el problema involucran tecnología y al mundo público-privado.

De acuerdo con datos de la ONU, el 75% de la basura del mar en el mundo es plástico, lo que se traduce en 8 mil millones de toneladas de contaminación marina. De hecho, la playa de Ovahe en Isla de Pascua es una de las más contaminadas del mundo, por cantidad de micro plástico por metro cuadrado, y “frente a las costas nacionales existe uno de los 5 parches más grandes de basura del planeta, el cual es de aproximadamente 2,5 millones de KM2”, subraya Yacqueline Montecinos, encargada de Biodiversidad Marina de WWF Chile.

El plástico que invade los océanos afecta a 700 especies de animales marinos, la mayoría en peligro de extinción. Sufren daños visibles:  estrangulamiento por redes de pesca o por los aros que unen los packs de las latas de bebida, e ingesta de micro plástico, como señala National Geographic en su portal.

La industria tecnológica, no ajena a esta problemática, ha desarrollado soluciones para contrarrestar el impacto de este elemento en los mares. Un ejemplo concreto es lo que hizo “Ocean CleanUp”, que lanzó al mar un flotador de 600 mts, llamado “System001”, que se mueve con las mareas funcionando como una barrera para el plástico. El objetivo es recolectar y retirar las piezas más grandes, antes de que se descompongan en micro plástico. Esta basura es trasladada a la orilla, donde será destinada al reciclaje.

Por su parte, IBM en su sitio web anunció que se encuentran trabajando en un sistema que utiliza el plancton, el cual se comporta como un sensor biológico natural de la salud de los océanos. Los microrobots con inteligencia artificial serán alojados en distintos perímetros para analizar el movimiento del plancton en 3D dentro de su hábitat.

Estas soluciones son un aporte a la causa medioambiental, sin embargo, para expertos como Montesinos no son suficientes.

“La solución no tiene que apuntar sólo retirar el plástico de nuestros océanos. Eso es una primera parte. Este tipo de iniciativas tiene que buscar la reutilización de estos materiales, de alguna forma, para así evitar trasladar estas islas de plástico desde el mar a la tierra”, explica.

Es necesario destacar que la innovación sustentable debe nacer de procesos de co-creación con diferentes actores como empresas y gobiernos para buscar soluciones conjuntas”, agrega.

En esta línea, el Ministerio del Medio Ambiente, decretó la implementación de la nueva Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP). Esta obliga a las compañías con productos que utilizan envases y embalajes a organizar, y financiar la gestión de los residuos que se generan cuando se termina su vida útil. Los productos prioritarios en la primera etapa son: aceites lubricantes, aparatos eléctricos y electrónicos, envases y embalajes, neumáticos, pilas, baterías, diarios y revistas. Se espera que la ley se aplique de manera gradual en un plazo de cinco años, entrando en vigor el año 2022.

¿Qué pasa en nuestro país?

En Chile, se producen alrededor de 17 millones de toneladas de basura, de las cuales cerca de 10 millones corresponden a basura industrial, según datos de la Comisión Nacional del Medio Ambiente.

Respecto al plástico, la OCDE nos posicionó como líderes en el ranking de consumo de plástico en América Latina, con más de 50 kg de consumo por persona al año, superando el promedio de la región.

Las empresas conscientes de esta situación se están adelantando a la implementación total de la ley, una de ellas es Entel que comenzó a reciclar los residuos de toda su cadena de valor, que incluye principalmente residuos electrónicos, pero también materiales de empaque.  Para ello, cuenta con variadas iniciativas para hacer un manejo y gestión responsable e innovadora de los residuos que se generan, las que se encuentran publicadas en el “Reporte Sustentabilidad 2017.

Desafío sustentabilidad

Los colaboradores han sido invitados a presentar sus proyectos de forma voluntaria en la iniciativa “tengo una idea”. Donde se destaca “amo mi playa”, la cual consistió en limpiar las costas de desechos y residuos en Chile y Perú, en colaboración con las municipalidades y voluntarios. Se logró recolectar 82.85 kg de basura reciclable y 212.5 kg de desperdicios no reciclables. La participación durante los últimos tres años ha ido en aumento.

Reciclaje electrónico 

Los clientes puedan dejar celulares, baterías y/o accesorios que ya no utilizan en buzones especialmente habilitados para su eliminación, esto en tiendas propias y franquicias. Además, el programa cuenta con más de 600 buzones instalados en instituciones públicas y colegios, en 14 regiones del país, donde se reciben cartridges y toners, CDs y DVDs, celulares, y accesorios en general. En total, se han reciclado 14,62 toneladas de material electrónico en todo Chile.

Reciclaje de material publicitario

Busca la reutilización de PVC y malla mesh, y generar nuevos usos para los materiales de campañas e instalaciones que se hacen en la vía pública. El objetivo busca, por ejemplo, la manufactura para la confección de accesorios como bolsos. Otra parte de los residuos recuperados se donan a iniciativas sociales que hacen uso de estos. Durante el 2017 se ejecutó el programa logrando recolectar 3.180 m2.

Programa de bolsas reutilizables

El programa de entrega de bolsas reutilizables de Entel, en alianza con diferentes municipios, entregó durante 2017 63.700 unidades en La Serena, Puerto Varas, Valdivia, Villarrica, Iquique, Rancagua, Temuco y Puerto Montt. Durante 2018, se espera continuar con esta iniciativa.

¿Qué proyectos vas a desarrollar en tu empresa para sumarte a la Ley Rep y contribuir a la descontaminación de los mares?