x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar

Septiembre 23, 2019

FoodTech: el futuro de la comida en el mundo

La consultora Research and Markets estima que esta industria tenga un valor de uS$ 250 mil millones en 2022.

Ante el inminente crecimiento poblacional en el mundo, especialistas aseguran que el futuro de la alimentación humana estará en los vegetales. Las infinitas posibilidades que nos brinda la tecnología junto a la inteligencia artificial dan paso a la tendencia alimentaria del foodtech: comida y tecnología.

Recientemente la Unesco ha recomendado dejar el consumo de carne en el mundo para reducir el calentamiento global, al igual que las Naciones Unidas, advierte que tenemos tan solo 12 años para disminuir el calentamiento o enfrentaremos consecuencias devastadoras. El mundo hace un llamado a la conciencia sobre lo que consumimos.

En tal sentido, lo que comemos no sólo impacta nuestra salud y alimentación, también impacta el ambiente en el que vivimos. De acuerdo con el informe “enfrentando el cambio climático a través de la ganadería” de la FAO, el sector ganadero representa el 14,5% de las emisiones de gases de invernadero inducidas por el ser humano.

La industria de la carne se ha convertido en una de las principales preocupaciones futuras de alimentación, esto porque se estima que para el año 2050 la población mundial llegará a los 9.800 millones de personas, entonces ¿cómo darles de comer a todos?, el foodTech llega para revolucionar el mercado y parece ser la solución.

Muchas empresas del sector han comenzado a trabajar en propuestas de consumo alimentario a través de células en laboratorios donde la carne no proceda del animal. La biotecnología, por otro lado, ha permitido sorprendentes avances como la carne de origen vegetal, clara de huevo cultivada o proteínas de pescado in vitro. 

IproUp, portal especializado en innovación, detalla que la idea es evitar la ganadería a gran escala, la cual produce gases de efecto invernadero, uso intensivo de agua y daños en terreno; la idea es buscar alimentos más saludables y nutritivos sin colesterol, transgénicos, gluten ni lácteos.

Los nuevos modelos de negocio, startups disruptivos, big data, inteligencia artificial y el internet de las cosas están cambiando nuestra relación con la comida y nuestros hábitos. Las tendencias siguen creciendo y la innovación en este sector parte desde tiendas online, growsumers, tecnococina, Mindful eating y Clean label.

En poco tiempo la alimentación sostenible y responsable con el planeta se ha convertido en una prioridad en la agenda mundial. La carrera de las industrias por competir y mantenerse vigentes comienza por adaptarse a la demanda de ofertas en productos kilómetro cero, respeto en los procesos de producción e ingredientes naturales.

Alimentación 4.0

El consumidor se ha vuelto más consciente, demanda comer de forma más sana y las empresas deberán amoldarse a las nuevas exigencias. En un planeta donde los bosques, océanos y campos están sobreexplotados, reinventarse en el sector de la alimentación es la clave.

Las industrias que componen este nuevo campo de actividad definirán en los próximos años el ecosistema comercial que conocemos. Hoy, la apuesta es por alimentos realizados con inteligencia artificial para reducir el componente animal.

Un ejemplo de esto es Beyond Meat, líder a nivel mundial que produce hamburguesas, carne picada, nuggets de pollo, chorizos y fetas de panceta vegetales que debutó en Wall Street el primero de mayo de este año y en apenas 10 días su acción se disparó 650%. Impossible Foods, su principal competencia, recientemente cerró una alianza con Burger King para vender el Impossible Whooper en 7.200 locales de Estados Unidos.

A nivel nacional, el caso de Jeff Bezos, director ejecutivo de Amazon, desembolsó uS$30 millones en NotCo, la foodtech chilena que vende mayonesa vegana, helado y leche. Pero ¿cómo podría reducir el calentamiento global las industrias establecidas que no han hecho el cambio?

Bernat Ananos Martínez, Co-Founder at Foods en Tomorrow We’re Hiring, sostiene que todo parte en la reinvención de estas industrias “porque no hay un planeta B y porque la emergencia climática ya está al límite del no retorno. Tenemos que actuar para crear alimentos que tengan una huella ecológica mucho menor, al fin y al cabo, que este sea un sistema sostenible”.

Además, “usar a los animales como intermediarios para producir proteína es un sistema obsoleto, que aparte de no ser ético por múltiples razones, es ineficiente. Por ejemplo, para producir carne de ternera se necesitan 40 veces más recursos que para producir la misma cantidad de carne vegetal Heura. Los datos hablan por sí solos”, asegura Martínez.

Por suerte, son muchos actores en la industria que están trabajando para que esto pase, desde empresas creando cada vez más opciones 100% vegetales, a fondos de inversión interesados en ser parte de este nuevo sector, hasta empresas de carne animal tradicional que están apostando por crear líneas veganas.

“Al final será esencial que las instituciones apuesten por la carne vegetal y aceleren el cambio, como una solución clave (además deliciosa) a muchos de los problemas éticos, humanitarios y de salud con los que estamos enfrentándonos como sociedad”, dice el Co-Founder.

Reinvención en la industria

Aunque el cambio se vea distante y lentamente progresivo, es un hecho que el futuro es la sustentabilidad, las próximas generaciones serán más conscientes porque no habrá en sus mesas y refrigeradores sustitutos a la carne, sino sus sucesores.

Estos serán productos más sostenibles para el medio ambiente, más justos para los animales y más saludables para quienes lo comerán.

“En los próximos años veremos como la apuesta y el crecimiento por los productos 100% se disparará mucho más rápido de lo que dicen los estudios, y la carne vegetal va a estar presente en casi todos los hogares”, subraya Martínez.

“El futuro será sustentable si actuamos desde ya, por tanto, hagamos caso a las generaciones más jóvenes que nos piden acciones y a los científicos que nos hablan de las posibles consecuencias si no actuamos. Si la sociedad, empresas y gobiernos de una vez por todas nos ponemos de acuerdo con el único objetivo de salvar al planeta, podremos hacerlo”, destaca.

En esa línea, Martínez considera que todos deberían conciliar pronto, y quien no lo esté, como sociedad deberíamos no votarle o no comprar sus productos. La industria alimentaria debe tener en cuenta que la responsabilidad de mejorar todo corre también por ellas.

Por ejemplo, en Foods for Tomorrow están trabajando para crear la Carnicería del Siglo XXI con todo lo que esto significa: la experiencia de la carne, sin sus problemas y con los beneficios de los vegetales, en todos los formatos más consumidos.

“Ahora estamos con los productos que ponen sobre la mesa al sucesor del pollo, pero en pocos días ya se podrán probar hamburguesas y meatballs que vienen a suceder a la ternera” finaliza Bernat Ananos Martínez, Co-Founder at Foods en Tomorrow We’re Hiring.