x

Para completar la descarga, llena los siguientes datos

Acepto recibir noticias y novedades de la Comunidad Empresas

Descargar ahora

Tu descarga ha sido exitosa.
¡Disfruta tu Ebook!

¡Ups! Creo que hubo un error al momento de descargar tu Ebook.

x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar
¿Qué es el hidrógeno verde y cómo podría reducir la contaminación?

¿Qué es el hidrógeno verde y cómo podría reducir la contaminación?

1,097

Se estima que para el año 2030 se logre una baja del 70% con respecto a los niveles actuales.

El verde se ha convertido en el color de la defensa del medio ambiente y bandera de la ecología, un color que ahora llega al hidrógeno para revolucionar la producción energética y plantarse como la posible solución para un mundo menos contaminado, para así ayudar a limpiar nuestras carreteras de CO2 y a cocinar con menos humo, siendo la meta de los próximos años.

Para entender el potencial del hidrógeno, Rodrigo Vásquez, asesor del Programa de Energía y Eficiencia Energética de la Agencia Alemana de Cooperación Internacional (GIZ), explica que primero debemos saber que es el elemento más abundante en el universo, siendo un gas incoloro, inodoro, insípido e inflamable, pero que no se encuentra en su estado puro en la naturaleza. Esto significa que, para utilizarlo, es necesario extraerlo desde otros compuestos, como el agua o hidrocarburos.

Actualmente el 96% del hidrógeno que se produce en el mundo proviene de fuentes fósiles y un 4% desde el agua, utilizando electrólisis. Este último, es un proceso limpio que no genera CO2, pero intensivo de electricidad. Y es ahí donde reside la gran ventaja comparativa de Chile con cualquier otro país, según datos del último reporte sostenible de la agencia.

El Ministerio de Energía en Chile ha formado un comité de estudio y trabajo para investigar los usos que el hidrógeno verde puede tener para el país andino. La meta consiste en elaborar, durante el año 2020, una estrategia de políticas públicas e incentivos que deberían adoptarse en los próximos meses para fomentar el uso de esta tecnología.

Max Correa, director del Comité Solar e Innovación Energética de Corfo, en una entrevista ofrecida al Diario El Mostrador explicó las características del mercado internacional del hidrógeno y su respectivo potencial, indicando que para el año 2050 la producción del hidrógeno verde llegará a 650 megatoneladas producidas al año.

En tanto, el potencial estimado de su producción se proyecta por sobre los 8.800 millones de dólares en el mercado internacional para el año 2030, significando una enorme posibilidad de desarrollo para Chile, según expresó para el mismo diario informativo, Ana María Ruz, directora del área de Desarrollo Tecnológico del Comité Solar.

El futuro verde 

Entonces, ¿cómo el hidrógeno verde podría reducir la contaminación?, Rodrigo Vásquez explica que “el hidrógeno se puede quemar junto a otros combustibles disminuyendo las emisiones de la combustión, pero en caso de que se queme únicamente hidrógeno o se utilice en dispositivos llamados celdas de combustible que lo convierten en electricidad, entonces el único residuo es agua pura. Esto es un cambio de paradigma respecto al uso de energéticos”.

En tal sentido, los beneficios que ofrece el hidrógeno verde en el país son varios gracias a las infinitas posibilidades que brinda la tecnología, por ejemplo, es altamente flexible y versátil en la cantidad de aplicaciones donde se puede utilizar. “La clave de generar hidrógeno con electricidad limpia, es tener bajos precios de la energía”, afirma Rodrigo.

Chile es uno de los países con el costo de energías renovables más bajos del mundo, por lo que se traduce en un potencial de generación de hidrógeno verde a bajo costo. El hidrógeno en el país puede atender a varios sectores, como almacenamiento energético, transporte, generación eléctrica y su transformación en insumos industriales como el amoniaco y combustibles sintéticos.

Tal es su variedad de usos, que en los últimos años el hidrógeno ha tenido un resurgimiento a nivel mundial muy importante, especialmente por la urgencia climática la cual estamos viviendo. Este elemento es clave para la descarbonización, por el potencial de almacenar, transportar y usarse en forma sustentable en el uso final, con aplicaciones en todos los sectores económicos.

El programa de energía de la GIZ, el cual se financia con fondos del Ministerio de Medio Ambiente alemán, está trabajando desde hace casi cinco años en el fomento del hidrógeno como complemento ideal a las energías renovables y para su uso en otros sectores no eléctricos. “Actualmente, se está trabajando en la normativa de este elemento junto al ministerio de energía”, cierra Rodrigo Vásquez, asesor del Programa de Energía y Eficiencia Energética.

Suscríbete y recibe las tendencias en tu e-mail