Junio 26, 2019

Hortifrut 2019: la feria de tecnología e innovación en la agricultura

En su tercera versión, se dieron a conocer las nuevas herramientas tecnológicas que permitirán mejorar los procesos y rendimiento en la producción agrícola.

Hay más seres humanos vivos en la tierra como nunca en la historia (7,3 mil millones), número que sigue creciendo según proyecciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y alcanzará los 9,7 mil millones para 2050. 

Una población de esta magnitud presenta muchos desafíos, entre los que destaca la producción de alimentos. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) señala que debemos aumentar la producción mundial de alimentos en un 70% durante las próximas décadas.

En este marco, el pasado 18 y 19 de junio se reunieron los sectores público y privado vinculados a la agricultura, en la 3ra Feria de Tecnología e Innovación Hortifrut, donde estuvo presente Andrés Couve, ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

“Tenemos que incrementar la investigación, desarrollo, e innovación en la agricultura, para mejorar la competitividad del sector, ligada estrechamente a una economía sustentable. Podemos liderar en el conocimiento científico, en la creación de tecnología, no solamente en la incorporación de esta, y eso es a lo que a nuestra producción le va a agregar valor”, explicó.

En esta línea, las presentaciones del evento giraron en torno a la tendencia creciente en múltiples industrias de incorporar la automatización y la tecnología de alta gama, donde el rubro agricultura no es una excepción, sobre todo considerando que la mayoría de las labores son tediosas, compuestas por tareas repetitivas y estandarizadas, un nicho ideal para la robótica  y la automatización.

A continuación, en Entel Grandes Empresas presentaremos tres grandes avances tecnológicos destacados en el encuentro: 

1.Tractores sin conductor 

El tractor se utiliza para muchas tareas diferentes según el tipo de cultivo, y cada vez avanzan más las tecnologías de conducción autónoma. En las primeras etapas aún se requerirá el esfuerzo humano para distintas tareas operativas. 

Con el tiempo,  la mano humana irá poco a poco desapareciendo, ya que los tractores serán más capaces y autosuficientes, especialmente con la inclusión de cámaras y sistemas de visión artificial adicionales como el GPS para navegación, conectividad IoT para permitir el monitoreo, operación remota, y radar para detección y evasión de objetos. 

Ligado a lo anterior, se expuso “Hands Free Hectare” (hectárea de manos libres), presentación de Jonathan Guill de la Universidad de Harper Adams.  Ellos, fueron los primeros en lograr con éxito cultivar y cosechar una hectárea de trigo sin personas, utilizando maquinaria autónoma, mejorando la precisión de las maquinarias y cobertura del campo, lo que aumentó el rendimiento.

En palabras de Guill: “el futuro, será una granja autónoma con múltiples cultivos y predios, con maquinaria precisa y agronomía remota, todo esto se puede hacer con poco dinero”.

 

2. Siembra y plantación automatizada

La siembra de semillas siempre ha sido un proceso manual laborioso. La agricultura moderna mejoró esto con máquinas sembradoras, que pueden cubrir más terreno, mucho más rápido que un ser humano. 

Sin embargo, a menudo estos utilizan un método de dispersión que puede ser impreciso y derrochador.

El equipo de siembra de precisión está diseñado para maximizar esas variables. La combinación de geomapping y datos de sensores que detallan la calidad del suelo, la densidad, la humedad y los niveles de nutrientes necesarios. De esta forma, las semillas tienen más oportunidades de germinar y crecer, y el cultivo en general tendrá una mejor cosecha.

3. Monitoreo y análisis en tiempo real

Una de las tareas más útiles que pueden realizar los drones es el monitoreo y análisis remoto de campos y cultivos. Con una pequeña flota, es posible reemplazar a un equipo de trabajadores que pasan horas de pie o en un vehículo de un lado a otro por el campo. 

De esta forma, los agricultores se pueden dedicar a otras labores, como revisar los datos proporcionados por los drones, y solo realizar viajes a los campos cuando hay un problema específico que necesita su atención, en lugar de perder tiempo y esfuerzo cuidando de las plantaciones.

Esto aún está en desarrollo, ya que para este trabajo existen algunas desventajas, como, por ejemplo: los rangos y los tiempos de vuelo no son tan amplios, en la actualidad, incluso los drones de más larga duración alcanzan una hora de vuelo antes de tener que regresar y recargarse.