x

Para completar la descarga, llena los siguientes datos

Acepto recibir noticias y novedades de la Comunidad Empresas

Descargar ahora

Tu descarga ha sido exitosa.
¡Disfruta tu Ebook!

¡Ups! Creo que hubo un error al momento de descargar tu Ebook.

x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar
Importancia de la Inteligencia colectiva como recurso de valor
Septiembre 15, 2020

Importancia de la Inteligencia colectiva como recurso de valor

633

En la actualidad, para las organizaciones es fundamental desarrollar la inteligencia colectiva y capacidad de aprendizaje para así lograr equipos de trabajo más eficientes.

Hoy, en medio de todo este aluvión tecnológico, las empresas se han visto obligadas a repensar sus propuestas de valor. En esa línea, la inteligencia colectiva es un recurso clave, que a través de la construcción de una cultura empresarial fuerte, creación de espacios colaborativos, generación de vínculos emocionales y potenciar la diversidad en los equipos puede alcanzar soluciones más innovadoras

En palabras simples, la inteligencia colectiva se define como la dinámica dentro de una empresa donde los miembros del equipo aportan conocimiento y opiniones que nutren todos los procesos de trabajo, y donde cada persona entrega una enseñanza al equipo que permite en corto plazo convertirse en grupos autogestionados capaces de adaptarse a entornos cambiantes.

Por tanto, partiendo de ese punto es importante tener en cuenta que la suma de conocimientos permite a las compañías innovar, adaptarse mejor al entorno real y crecer con mayor velocidad. 

Google es sólo un ejemplo de esta nueva cultura laboral, más flexible y menos jerárquica, que promueve un ambiente que invita a la creación de proyectos, donde la inteligencia colectiva marca la pauta en buenas prácticas.

En el caso de Chile, la Fundación Ciudadanía Inteligente es una ONG que funciona bajo esta metodología, con el objetivo de reducir asimetrías de poder político, a través de la transparencia y el uso innovador de las tecnologías.

De acuerdo con la Ex subdirectora de la fundación, Colombina Schaeffer, este tipo de inteligencia “es una forma de entender una organización, en la que se valora el trabajo colectivo y se aprecia la diversidad de voces dentro de la institución. Es muy importante al momento de desarrollar nuevas herramientas”.

¿Cómo se desarrolla la inteligencia colectiva en la empresa?

Según detallan en un artículo del portal RH Trends, si quieres desarrollar la inteligencia colectiva en tu empresa, debes tener en cuenta algunos factores. Conócelos:

  • En primer lugar, debes intentar crear un entorno en el que sea posible que se produzca una comunicación ágil. Además, las personas que van a compartir sus conocimientos deben tener diferentes puestos y profesiones, ya que así se obtendrán ideas más diversas. Es importante que durante los intercambios de información todos los implicados estén al mismo nivel y se dejen a un lado las jerarquías.
  • En este sentido, tienes que ser capaz de transmitir a los líderes que no siempre tienen ellos todas las respuestas. Para impulsar el desarrollo de la inteligencia colectiva, debes fomentar y premiar todas aquellas actitudes relacionadas con la cooperación y con la colaboración entre áreas, departamentos y empleados.
  • De este modo, puede ser conveniente que diseñes un plan mensual de intercambio de ideas a través de reuniones que pueden ser informales e incluso tener un toque lúdico, lo que hará que los participantes se sientan más motivados. En estos encuentros, se puede optar por llevar a cabo un estatus del trabajo desarrollado por cada uno de los empleados. Así, todo el mundo aprenderá de lo que hacen los demás. 
  • Después, se pueden poner ideas en común. De hecho, puede resultar interesante centrar cada una de las reuniones en un tema o asunto concreto que sea relevante para la empresa. Lo prioritario cuando quieres poner en marcha estas dinámicas es crear un ambiente acogedor en el que todos se sientan cómodos para participar. Solo así podrás crear una cultura de aprendizaje que será la base de la inteligencia colectiva. 

Así mismo, también es buena idea que fomentes el intraemprendimiento, es decir, que animes a los trabajadores a desarrollar sus propios proyectos en el marco de la empresa. En este sentido, puede ser positivo fijarse en los startups o incluso recurrir a ellas para fichar a personas proactivas y con talento.

Estrategia interna y beneficios para las empresas

Ahora bien, la suma de inteligencias individuales privilegia el quehacer horizontal y multidisciplinario, por sobre las estructuras jerárquicas rígidas. Bajo esta lógica, los equipos tienen más posibilidades de aumentar su motivación, creatividad, dinamismo y adaptación a los desafíos.

Según explica la Ex subdirectora de Ciudadanía Inteligente, “esto produce sinergias y experiencias de aprendizaje mutuo muy enriquecedoras. Por ejemplo, las personas de comunicaciones entienden lo que hacen los desarrolladores, y viceversa, lo que permite avanzar en las tareas de forma más fluida e integrada”.

Para llevarlo a cabo en la estrategia de la institución, Colombina explica que es un trabajo constante, que debe promover una cultura de participación y responsabilidad, donde la implementación de metodologías ágiles es muy útil para la eficiencia. “Cultivamos la idea de equivocarse rápido, a tiempo, y aprender de la experiencia”, enfatiza, resumiendo en tres puntos claves lo que necesita un equipo para fomentar la Inteligencia Colectiva:

  • Humildad: “hay que entender que para empujar proyectos de gran magnitud se requieren muchas manos”.
  • Dirección de la organización: “esta se crea en la flexibilidad que dan las estructuras menos jerárquicas, concibiendo la diversidad como un valor”.
  • Confianza y responsabilidad: “cada integrante del equipo es un representante del trabajo que lleva a cabo la organización”.

Diversos casos de éxito

Entonces, la utilización de esta estrategia ha dado paso a diversos proyectos y productos utilizados, tanto a nivel de fundaciones (como Ciudadanía Inteligente) y también en empresas con fines de lucro, donde la Inteligencia Colectiva es parte de la visión estratégica:

  • Wikipedia. La enciclopedia online más importante del mundo nació en 2001 con sólo una versión en inglés. 19 años después, cuenta con más de 50 millones de artículos en 300 idiomas y en su versión español cuenta con 1.6 millones de artículos. Si bien la idea original es de dos emprendedores digitales, hoy son millones de personas (empleados y voluntarios alrededor de todo el mundo) las que aportan al crecimiento del sitio, así como su mantención y financiamiento.
  • Android. Este sistema operativo de Google es el más utilizado en el mundo. Nació en 2007 y se basó en el de Linux (Open Source), en el que diversas personas colaboraron creando el código que luego dio forma al sistema; esta vez, en un equipo cerrado y para un proyecto con fines de lucro.
  • FayerWayer. El medio digital de tecnología comenzó a operar en 2005 en Chile, con una filosofía de contenidos libre de derechos, para que sus lectores utilizaran y replicaran en sus propios sitios. Esa colaboración ayudó a que, en 2006, luego de ser hackeado y borrado por completo, FayerWayer pudiera recuperar su información, ya que los mismos usuarios fueron quienes aportaron con los artículos perdidos.

Por tanto, estas nuevas formas de trabajo colaborativas, descentralizadas, apoyadas por la tecnología y la comunicación se potencian con un liderazgo fuerte en la actualidad, puesto que fomenta la cooperación y la creatividad dentro de los equipos.

Es esta forma de entender tu organización la que te ayudará a tener grandes cambios en tu negocio. Inclúyelos, y así podrás tener un equipo de trabajo más eficiente y entenderás lo necesario que puede llegar a ser. Considéralo y notarás importantes mejoras, formando parte de las empresas innovadoras que lideran el mundo.

Y tú, ¿Cómo piensas aprovechar esta tendencia en tu Pyme para sacarle el máximo potencial?

Suscríbete y recibe las tendencias en tu e-mail