x

Para completar la descarga, llena los siguientes datos

Acepto recibir noticias y novedades de la Comunidad Empresas

Descargar ahora

Tu descarga ha sido exitosa.
¡Disfruta tu Ebook!

¡Ups! Creo que hubo un error al momento de descargar tu Ebook.

x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar
Jefe vs líder: ¿Cuáles son las principales diferencias?

Jefe vs líder: ¿Cuáles son las principales diferencias?

Durante las últimas décadas la comparativa entre jefe vs líder se ha ido decantando claramente hacia el lado del segundo perfil. Ser líder se ha convertido en una nueva forma de dirigir empresas, basada en la motivación, la participación, la empatía y el compañerismo. La figura autoritaria del jefe implacable, poco comprensivo y de órdenes inexpugnables ha quedado en el olvido para dar paso a la figura de líder. Si quieres saber cuáles son las principales diferencias entre jefe vs líder, en este artículo podrás descubrirlo. 

 

Jefe vs líder: El auge de una figura para inspirar y motivar

 

La gestión del talento es una función de vital importancia cuando hablamos del entorno empresarial. Saber cómo organizar, motivar y alentar a un equipo de trabajo es fundamental si se quiere obtener una alta productividad y eficiencia. En la comparativa de jefe vs líder, queda claro dónde queda cada figura a la hora de obtener mejores resultados y un ambiente de trabajo productivo. 

La figura tradicional de jefe basa su mandato en su autoridad. Sus órdenes, ideas y convicciones son las únicas posibles, y los empleados tan solo se deben preocupar en obedecerlas. Durante años esta ha sido la tónica, y a pesar de que se pueden obtener buenos resultados, la gran diferencia es que la poca indulgencia del jefe acabará por mermar la capacidad de trabajo de sus empleados: baja productividad, desmotivación, absentismo, estrés, bajas laborales, rotación del personal, etc. 

 

 

 

Consejos para mejorar el rendimiento en el teletrabajo
 

 

Sin embargo, figuras como la de Indra Nooyi, ex-CEO de Pepsi, por ejemplo, han surgido en los últimos tiempos para dejar claras las diferencias de jefe vs líder. El liderazgo va mucho más allá de ejercer la autoridad que otorga un cargo. Ser líder significa dirigir a un equipo de personas desde el respeto mutuo y la confianza, con el objetivo de sacar a relucir su máximo rendimiento y obtener los mejores resultados posibles. 

Para ello, los líderes se basan en habilidades blandas como la inteligencia emocional, la empatía, la comunicación, la capacidad de escucha o el trabajo en equipo. Habilidades que permiten inspirar y motivar a los empleados a alcanzar las metas propuestas sin necesidad de ejercer la autoridad desmedida de antaño. 

 

Las 5 diferencias entre jefe vs líder

 

Para que quede aún más claro la diferencia entre jefe vs líder vamos a diseminar las principales características de estas figuras dentro de la empresa. Estas son las 5 principales diferencias:

 

Autoridad 

 

La primera y máxima diferencia entre jefe vs líder es la manera de percibir y ejercer su autoridad. Mientras que un jefe es poco flexible y basa su mandato en la autoridad que le otorga su puesto, para un líder la autoridad es un privilegio que le otorga la oportunidad de dirigir y motivar a un grupo de personas.

Para un jefe la autoridad le otorga poder absoluto para hacer lo que él crea conveniente, inculcando muchas veces temor a sus empleados si no cumplen con sus órdenes. Por lo contrario, un líder toma la autoridad como una responsabilidad que le permite dirigir a sus empleados en busca del beneficio común. 

 

Organización

 

Otra diferencia más entre la comparativa de jefe vs líder es la forma de organizar. La antigua figura de jefe crea planes cortoplacistas, faltos de paciencia y en los que solo importan los resultados a corto plazo. Quiere tener cada uno de los detalles bajo su control y no permite que nada se haga sin supervisión. 

Por otro lado, un auténtico líder es capaz de crear planes a medio y largo plazo, pues sabe que los resultados llegarán tarde o temprano. Además, confía plenamente en las capacidades de sus empleados, delegando por completo ciertas áreas de trabajo y alentando a sus empleados a que tomen decisiones por ellos mismos. 

 

Relación

 

Por suerte, cada vez queda más alejado la versión más tiránica de jefes que tan solo pensaban en sacar adelante el trabajo, sin importar el bienestar de sus empleados. Esta es otra de las diferencias entre el jefe vs líder, la relación con sus empleados. La mayoría de veces el primero basa su relación en el temor, la desconfianza y la falta de empatía, algo que claramente no beneficia el bienestar de sus empleados.

De lado contrario tenemos la figura de líder, el cual se esfuerza en que sus empleados sean sus compañeros de trabajo. Solo existe un pequeño escalón entre ambos, lo que le permite tener una relación más estrecha y empática. Los líderes mantienen una buena relación con sus empleados, basada en la confianza mutua. Esto permite tener trabajadores más felices y productivos. 

 

Objetivos

 

Mientras que un jefe basa sus decisiones y objetivos en números, un líder también tiene en cuenta otros factores importantes para la época en la que nos encontramos, como por ejemplo la innovación, la creatividad o la experiencia de compra de los usuarios. El primero busca solamente cumplir objetivos económicos, que en ocasiones además son poco realistas. El segundo sabe que los objetivos económicos llegarán si las cosas se hacen correctamente. 

De nuevo la diferencia entre jefe vs líder se hace notar. Un jefe quiere alcanzar las metas a cualquier costo, enfocándose solo en la meta o los resultados. Mientras que un líder intenta obtener esos resultados de diversas formas, motivando a sus empleados y buscando alternativas que satisfagan a todas las partes.

 

Gestión de problemas

 

Para un jefe los errores son motivo de enfado y reproches a sus empleados. Para él no es posible cometer errores, todo debe salir a la perfección a la primera y en caso de que sucedan, hay que solventarlos lo antes posible, aunque ello signifique que los empleados tengan que hacer horas extras, olvidándose de comprobar cuál ha sido el origen de dicho problema (falta de organización, recursos, objetivos poco realistas…). Tampoco sabe reconocer sus propios errores.

Un líder asume sus errores y los de sus empleados. Identifica los problemas como una oportunidad de mejorar las estrategias, y sabe que detrás de todos los problemas hay una solución. Mantiene la calma y trata de buscar junto a sus empleados tanto el origen como una solución factible, realista y que solvente por completo el problema. 

 

 

New call-to-action

Suscríbete y recibe las tendencias en tu e-mail

x