x

Para completar la descarga, llena los siguientes datos

Acepto recibir noticias y novedades de la Comunidad Empresas

Descargar ahora

Tu descarga ha sido exitosa.
¡Disfruta tu Ebook!

¡Ups! Creo que hubo un error al momento de descargar tu Ebook.

x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar
¿La inteligencia artificial reemplazará el cerebro humano?
Octubre 4, 2016

¿La inteligencia artificial reemplazará el cerebro humano?

607

El mundo actual está rodeado de Inteligencia Artificial (AI). Siri, Watson y el software que busca las mejores opciones de viaje en una aerolínea son producto de esta tecnología. Sin embargo, hoy sólo existe la llamada “Inteligencia Artificial Débil”, aquella en que cada equipo o programa de AI es creado para trabajar una tarea específica, como Deep Blue, el computador campeón de ajedrez, que es un “genio”, pero sólo en esa área.

Si bien el objetivo es crear una Inteligencia Artificial tan aguda como el cerebro humano, todos los avances logrados en su búsqueda han significado grandes oportunidades para el mundo empresarial. Ejemplos de esto son el “aprendizaje automático” y, últimamente, el “aprendizaje profundo”, posicionándose como herramientas útiles en distintos rubros:

Aprendizaje automático o Machine Learning

Tiene la capacidad de desarrollar técnicas para que las máquinas aprendan patrones de comportamiento. Con ella se crean programas capaces de generalizar procedimientos, a partir de una información no estructurada, que se suministra al computador en forma de ejemplos.

Hoy es posible “ver” este tipo de AI aplicada en diversas industrias, como el retail, con softwares de e-commerce capaces de analizar las preferencias del usuario, para luego predecir conductas y crear recomendaciones de compra especializada. En el ámbito financiero, se usa en la detección de fraudes de tarjetas de crédito o para detectar patrones en el mercado de valores y descubrir oportunidades de negocios. A nivel médico, los alcances del aprendizaje automático son infinitos, un ejemplo es la clasificación de secuencias de ADN, con el fin tratar a los pacientes de forma personalizada, según su genética, y no sólo con un tratamiento genérico para la enfermedad que padece.

Aprendizaje profundo o Deep Learning

El aprendizaje automático también ha evolucionado, dando paso a un nuevo adelanto, el aprendizaje profundo o Deep Learning, una versión más sofisticada. Esta tecnología permite que los computadores puedan aprender múltiples niveles de representación y abstracción, que ayudan a refinar los resultados y entender datos como imagen, sonido y texto.

Su desarrollo ha sido fundamental para que servicios de Internet, como Google y Facebook, identifiquen rostros en fotos o para que reconozcan comandos de voz en Smartphones, incluso los autos sin conductor son producto de este tipo de AI. Gracias a su desarrollo, diversas máquinas podrán entender el lenguaje natural de los humanos para hablar y escribir.

El futuro: Singularidad Tecnológica

“La transformación tecnológica de los próximos 10 a 15 años es tan acelerada y vertiginosa que las empresas deben estar alerta e informadas para poder reinventarse acorde a ella”. Así lo advirtió Gabriel Gurovich, presidente de Cuponatic Latam, en su exposición de la Gira Entel 2016. Sin embargo, según el experto, “esto no significa ser un techie, sino más bien aprovechar las tecnologías a favor del negocio”.

La Inteligencia Artificial está en constante evolución y su implementación reestructura el escenario en las empresas, mejorando procesos, optimizando tiempos y creando nuevos puestos de trabajo. Esto puede verse tanto en el uso de robots de ensamblaje en plantas de producción, como en el explosivo aumento en la demanda de científicos de datos, por parte de compañías interesadas en Big Data. Si bien la AI es una tecnología que parece elevada, es parte del día a día de la sociedad, cada vez más utilizada y demandada.

Incluso Elon Musk, dueño de Tesla, ha abierto una empresa dedicada exclusivamente a la investigación y desarrollo de AI, basada en el uso de código abierto. Open AI es el nombre del proyecto, donde convocó a importantes desarrolladores de organizaciones como Google, Apple e IBM, con el fin de ser líderes en la búsqueda de AI General, aquella donde las máquinas tienen la misma capacidad de procesamiento por segundo que la del cerebro humano.

Con ella se daría lugar a la Singularidad Tecnológica, una “explosión de inteligencia”, donde los computadores serían cada vez más autosuficientes, y el desarrollo tecnológico ya no estaría en manos de los seres humanos. Aunque es una época hipotética temida por muchos, traería enormes oportunidades, con personas rompiendo los límites del conocimiento y preocupadas por buscar nuevos aprendizajes.

¿Fantasía o realidad? La Inteligencia Artificial ya está presente, y surge como un desafío –y oportunidad– para que las empresas se preparen para lo que viene.

Suscríbete y recibe las tendencias en tu e-mail