x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar

Agosto 3, 2016

Nuevas generaciones llegan a cambiar los modelos de trabajo

El futuro de las empresas llega junto a sus trabajadores, en especial aquellos que colaboran en la renovación constante y la visión adaptativa. La flexibilidad es una de las características esenciales que deben incorporar actualmente los lugares de trabajo, demostrando su capacidad para adaptarse fácilmente a los cambios y circunstancias.

En el caso de una organización, ésta debe responder eficazmente a un entorno competitivo, estando al día con los avances tecnológicos e incluyendo en sus procesos a la Generación C, trabajadores siempre conectados que favorecen la colaboración entre los equipos a nivel transversal y que no se sienten obligados a cumplir sus tareas desde una oficina central, entre otras cosas.

El desafío recae en ofrecer diversos modelos de trabajo, adaptables, donde algunas tendencias son:

Funcionalidad flexible

En este caso se habla desde el punto de vista de los trabajadores, que sean capaces y tengan la posibilidad de jugar diferentes roles dentro de la empresa. Es un tipo de flexibilidad que puede resultar de casos de reestructuración de departamentos y organizaciones, así como el desarrollo tecnológico continuo y da paso a personas multifuncionales. Es un modelo nuevo, que tiende a ser más bien informal, pero que regulado puede potenciar a la organización y al equipo, fomentando el desarrollo profesional y bajando costos en cuanto a capital humano.

Bring your own device (BYOD)

Esta modalidad permite, promueve, y hasta impone, la utilización de dispositivos propios de los trabajadores para que realicen sus funciones dentro o fuera de la empresa. Esto, con la posibilidad de acceder a herramientas corporativas desde cualquier lugar.

La Generación Millennial, nativos digitales nacidos entre 1981 y 1995, obliga a las compañías a ofrecerles acceso a la modalidad BYOD. Una alternativa que además puede ser provechosa para las organizaciones, que no necesitarán contar con altos presupuestos para actualizar su hardware constantemente, sino que sólo deberán ofrecer sistemas de software amigables a los distintos equipos.

Teletrabajo

Es una de las mayores tendencias en el mercado, y habla de la posibilidad de que los trabajadores puedan realizar sus tareas fuera de la oficina. Algunas empresas se han adaptado para que esto funcione al menos 1 o 2 veces a la semana, cumpliendo ciertas reglas y siempre bajo la supervisión del departamento de Recursos Humanos. Esta modalidad ofrece ventajas tanto a la organización como al colaborador, ya que disminuye los tiempos y costos de traslado (en especial para quienes deben ver clientes y socios), así como aumenta la eficiencia y calidad de vida.

De acuerdo a un estudio de LS Consultores, en Chile un 12% de la población activa ha trabajado de forma remota, y es una modalidad que ha aumentado en un 25% el último año.

La tecnología rompe fronteras en el área de Recursos Humanos

Así como la integración de nuevas tecnologías es indispensable en el desarrollo de las empresas, también debe pensarse en la modernización de la gestión. El departamento de RR.HH. no sólo debe seguir un registro, sino que debe apuntar a ser un real apoyo estratégico a la organización.

El reto es incorporar nuevos modelos de trabajo y adaptarse a ellos lo suficientemente rápido para satisfacer las necesidades de los trabajadores, manteniendo y aumentando la competitividad en la industria.

¿Cómo se adapta tu empresa a los nuevos estilos de trabajo de las generaciones hiperconectadas?