x

Para completar la descarga, llena los siguientes datos

Acepto recibir noticias y novedades de la Comunidad Empresas

Descargar ahora

Tu descarga ha sido exitosa.
¡Disfruta tu Ebook!

¡Ups! Creo que hubo un error al momento de descargar tu Ebook.

x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar
¿Qué son las metodologías de proyectos y cuáles son las más populares?

¿Qué son las metodologías de proyectos y cuáles son las más populares?

Clasificar y ordenar las diferentes etapas de cualquier proyecto empresarial resulta indispensable para alcanzar los objetivos marcados a tiempo. Las metodología de proyectos son una de las herramientas más útiles a la hora de organizar equipos de trabajo que colaboran en un mismo proyecto, pues permite sistematizar y priorizar las diferentes etapas de un proyecto para trabajar de una forma ágil y colaborativa.

 

Aprende cómo potenciar el uso de una Carta Gantt
 

 

Si deseas saber qué son las metodologías de proyectos, cuáles son las más utilizadas o qué ventajas aportan a la gestión de proyectos, en este artículo te lo explicamos. 

¿Qué son las metodologías de proyectos?

Las metodologías de proyectos unen diferentes técnicas, métodos y procedimientos con el objetivo de ordenar y sistematizar la gestión de un proyecto. De esta forma, la ejecución de las distintas tareas que hay que llevar a cabo para lograr los objetivos están bien organizadas y muy claras para todos los miembros del equipo. 

 

Durante el transcurso de cualquier tipo de proyecto, el caos y el desorden son los mayores enemigos. Para que esto no suceda, organizar los pasos que debemos ir dando para alcanzar la meta en el periodo de tiempo propuesto es fundamental. Además, una buena organización también permite aumentar no solo el rendimiento de las personas que trabajan en él, sino que también la calidad de los resultados. 

 

Las distintas metodologías de proyectos existentes dictan las reglas y normas que hay que seguir para estructurar un proyecto, de tal forma que durante la ejecución de este no haya que pensar cuáles son los pasos que siguen, hilando de forma automática las diferentes etapas. Si la metodología elegida ha sido la correcta y se siguen las pautas marcadas al pie de la letra, el proyecto fluirá con destino hacia los objetivos marcados

¿Cuáles son las metodologías de proyectos más utilizadas en la actualidad?

La gestión de proyectos ha ido evolucionando a lo largo del tiempo, pues la organización de grupos de trabajo y de las etapas de un proyecto ha sido siempre un tema de relevancia real. No existe una metodología de proyectos perfecta, pues todas tienen sus ventajas y desventajas. Las metodologías de proyectos más utilizadas en la actualidad se dividen en dos grandes grupos: secuenciales y ágiles

 

 

Metodologías secuenciales o en cascada

Las metodologías de proyectos más tradicionales y populares hasta la aparición de las metodologías ágiles se denominan metodologías en cascada o secuenciales. El proyecto se organiza por etapas ordenadas de menos a más que se van sucediendo una tras otra, y hasta que no se finalizan todas las tareas de la etapa actual, no se puede pasar a la siguiente, así como tampoco se puede volver hacia atrás. 

 

Esta metodología de proyectos tiene la gran ventaja de que se tiene un gran control sobre lo que se está trabajando en cada momento. Sin embargo, se trata de una metodología muy rígida y estática, la cual no se adapta a los posibles cambios que van surgiendo durante el camino y que no permite volver hacia atrás en caso de querer cambiar alguna cosa. Las metodologías más populares de este tipo son las de Waterfall, Critical Chain Project Management (CCPM) y Critical Path Method (CPM)

 

 

Metodologías Ágiles

La necesidad de crear una metodología más flexible y que se adaptara mejor al escenario actual, donde la transformación digital hace que las cosas cambien muy rápidamente, hizo que en los años 90 nacieran algunas de las primeras metodologías ágiles. Se caracterizan por su facilidad y flexibilidad de modificar las características de un proyecto durante el transcurso del mismo.

 

Los proyectos se dividen en etapas muy cortas denominadas sprints, de no más de 4 semanas. Cada día se comenta con el equipo de manera muy rápida las tareas que se están realizando, que normalmente están apuntadas de forma muy visual en un tablero compartido. Cuando una tarea se acaba se pasa a la siguiente, y así hasta completar todas las tareas designadas para este sprint. 

 

El proyecto irá avanzando a base de sprints, con el objetivo de ir construyendo un producto o servicio progresivamente, viendo resultados de forma inmediata e incluso poniendo en producción las partes que ya están listas. Las personas, el trabajo en equipo y la comunicación son los pilares de estas metodologías. Kanban, Scrum, Lean o XP-Extrem Manufacturing son algunas de las variantes más utilizadas. 

 

Además de estas dos metodologías, existen empresas que también utilizan metodologías híbridas, que combinan las características de ambos tipos. Elegir la metodología correcta no es nada sencillo, pues hay que tener en cuenta muchos factores, desde el tipo de proyecto, tiempo, o presupuesto hasta las personas que forman el equipo de trabajo, conocimientos o necesidades del cliente. 

 

Lo que sí queda claro es que si no se utiliza la metodología de proyecto adecuada, o incluso no se utiliza ninguna, los problemas de organización entre los diferentes miembros del equipo surgirán tarde o temprano. La gestión de proyectos y el uso de algunas de las metodologías existentes puede prevenir este tipo de problemas, además de mejorar la productividad y rendimiento del equipo, lo que permitirá lograr los objetivos en el tiempo determinado.

 

New call-to-action

Suscríbete y recibe las tendencias en tu e-mail

x