Julio 5, 2019

La realidad y obligación de las empresas sostenibles

Chile es país de Latinoamérica que genera más residuos electrónicos. Cifras entregadas por el Ministerio del Medio Ambiente, señalan que el 83% no tienen destino conocido.

De la mano con la constante actualización de los dispositivos tecnológicos, como smartphones, tablets y computadores; día a día aumenta más la cantidad de desechos electrónicos, conocido como e-waste.

Según el último informe de Perspectiva de la Gestión de Residuos en América Latina y el Caribe, realizado en 2018 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dichos residuos son los de mayor crecimiento a escala mundial.

Además, el mismo reporte señala a Chile como el principal productor de basura electrónica por persona en América Central y Sur. Cada chileno genera al año aproximadamente 9,9 kilos de estos residuos.

Hoy, el tema ambiental es una preocupación de nivel país, algo que se refleja en las cifras entregadas por la Encuesta Nacional de Medioambiente 2018, que señala que dicha temática pasó del quinto al tercer lugar en las preocupaciones sociales de los chilenos, sólo superado actualmente por salud y educación.

De todas formas, esa preocupación aún no se refleja en un reciclaje concreto de residuos electrónicos. Cifras entregadas por el Ministerio del Medio Ambiente, señalan que el 83% no tienen destino conocido y solo el 13% llega a lugares donde pueden ser tratados. Números preocupantes, más aún cuando el 72% de las partes de un dispositivo electrónico son reciclables y el 25% reutilizables.

Conciencia empresarial

Desde el año 2016, por Ley (Ley de Responsabilidad Extendida del Productor), todas las empresas se han visto obligadas a trabajar el tema de la recuperación de los residuos que generan. Por lo mismo, distintas compañías están buscando cómo poder aportar su grano de arena a esta causa de disminuir los desechos electrónicos, como parte del manejo responsable de uno de los 6 productos prioritarios declarados en dicha ley.

“En Entel nos adelantamos a esto porque comenzamos nuestro programa de reciclaje en 2014, con puntos en algunas de nuestras tiendas. Desde 2016 lo ampliamos a lugares públicos en asociación con distintos municipios”, cuenta Jimena Del Valle, directora de sustentabilidad de Entel.

Otro ejemplo es Arribamerica Recicla, un emprendimiento que busca generar conciencia en torno al reciclaje con la creación del primer Re-Truck de Latinoamérica, apoyado por Entel.

“Desde el año 2014 hacemos la invitación a todas las personas a saquen del cajón todos esos celulares y accesorios en desuso y los lleven a alguno de nuestros puntos de reciclaje”, complementa Del Valle.

“Tenemos más de 700 buzones de reciclaje electrónico a lo largo de Chile. Así, evitamos que estos residuos electrónicos terminen en un lugar inadecuado, previniendo la contaminación medioambiental y fomentando la reutilización de materias primas en otros procesos productivos a través de la minería urbana”, agrega.

“Hoy para Entel, más allá del reciclaje, el foco está en trabajar con partners que recuperen los residuos, los inserten en otros procesos productivos y aseguren la trazabilidad y correcta disposición de estos”, finaliza.