x

Para completar la descarga, llena los siguientes datos

Acepto recibir noticias y novedades de la Comunidad Empresas

Descargar ahora

Tu descarga ha sido exitosa.
¡Disfruta tu Ebook!

¡Ups! Creo que hubo un error al momento de descargar tu Ebook.

x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar
Conoce cómo un ejemplo de benchmarking ayudará a crecer a tu empresa

Conoce cómo un ejemplo de benchmarking ayudará a crecer a tu empresa

Considerar estos procesos es fundamental para saber en qué lugar estás dentro del rubro, pero también implementar mejoras que te llevarán a potenciar aún más tu negocio.

 

Vivimos tiempos especiales, distintos y competitivos. La pandemia y la crisis relacionada al covid-19 ha transformado el mercado y el ejemplo de benchmarking se ha transformado en un proceso que puede ser fundamental para seguir mejorando la estrategia de tu empresa.

 

¡Conoce cómo construir tu plan de negocios de forma efectiva y lo que no te puede faltar!
 

¿Qué es el benchmarking? 

 

Los expertos definen este proceso como tomar de referencia los productos o servicios, incluso los procesos de trabajo, de una empresa que pueda liderar en el rubro en el cual te desempeñas y así poder generar mejoras basadas en dicha comparación. Incluso, el benchmarking puede realizarse con empresas que no pertenezcan necesariamente a tu rubro, si te entregan referencias que pueden ser útiles.

 

Ahora bien, esto no se trata de copiar ni imitar, sino que aprender de procesos que pueden ser claves para tu compañía. Esto se basa en la búsqueda de llegar a nuestro máximo nivel de competitividad, tomando referencias que nos puedan ser útiles.

 

Objetivos del benchmarking

 

Como mencionamos anteriormente, cualquier ejemplo de benchmarking busca mejorar la eficiencia o competitividad de una empresa. De todas formas, los objetivos se pueden puntualizar en tres. Estos son: 

 

  • Entregarle eficiencia a los procesos productivos mejorando cómo se hacen actualmente. Esto hará cada componente más rentable.
  • Aumentar la calidad de tu empresa, esto debe ser interna y externamente; hace referencia a que tus trabajadores y tus clientes deben ver esa mejora.
  • Aplica estas referencias y transfórmate en una. Con estos cambios y mejoras puedes convertirte en líder del mercado y ser tu mismo negocio la referencia para otras compañías.

 

Ahora, con la definición y los objetivos claros, te explicaremos de qué se trata brevemente el proceso.  

 

El proceso de benchmarking

 

El benchmarking tiene distintos procesos y etapas que van definiendo el desarrollo del mismo. Las dividiremos en cuatro, cada una con su breve explicación, para que puedas entender como un ejemplo de benchmarking te puede ayudar a implementar constantes mejoras en tu negocio. Toma nota.

 

 

  • Planificar

Clave. En esta primera etapa deberás recabar información y datos, con ellos ver cuál será la investigación que realizarás y planificarla. Hay preguntas que te debes hacer como: qué quiero medir, con quién me voy a medir y cómo lo voy a hacer.  En esta etapa es importante que puedas recopilar la mayor cantidad de datos e información posible, con esto podrás medir de entrada el éxito de tu proceso.

 

  • Analizar

Terminada la primera etapa, cuando ya hayas recopilado la información y datos, entra la etapa de análisis. Aquí, debes poner en comparación a tu empresa con los demás casos que estudies. Es una etapa clave para poder identificar qué debes mejorar y cómo hacerlo. 

 

  • Acción

Con el material de las dos primeras etapas, tienes que empezar a adaptar todas esas mejoras a tu empresa y ver cuales pueden incorporar en la práctica.  

 

  • Seguir y mejorar

Ya planificaste, analizaste y desarrollaste las mejoras, ahora viene la parte de realizar un informe con todo lo que has hecho, toda la información que has levantado y destacar lo que ha sido efectivo. Esto será clave si quieres retomar el benchmarking más adelante o en otros proyectos, algo que se recomienda cada cierto tiempo.

 

Tipos de benchmarking

 

Más allá de las etapas que pueda tener un ejemplo de benchmarking, también existen distintos tipos de benchmarking que cuentan con diferenciadores particulares para cada uno. Por esto, te los explicaremos a continuación:

 

  • Competitivo

En este tipo de benchmarking es cuando buscas de referencia los productos, servicios, procesos y funciones de tus competidores. De esta forma, la comparación que haces te ayuda a poder implementar mejoras y ser superior a nuestra competencia. 

 

  • Interno

Como su nombre lo dice, se realiza dentro de tu misma compañía. Este ejemplo de benchmarking va más relacionado a empresas grandes, con varios departamentos o quizás servicios. Es entre ellos mismos donde se realiza el benchmark, comparando procesos que pueden ser útiles para otros.  

 

  • Funcional

Aquí se identifican y comparan las prácticas de un área específica a mejorar. Como mencionamos anteriormente, existen ejemplos de benchmarking que no necesariamente tiene que ser entre empresas competidoras, este es uno de ellos.

 

Beneficios del benchmarking

 

Los distintos tipos y ejemplos de benchmarking te pueden entregar múltiples beneficios para tu empresa. El primero, y principal es que se darán mejoras sí o sí gracias a la referencia que tomaste para aplicar. Tu empresa crecerá de la mano de estas mejoras, que finalmente es el principal objetivo.

 

Además, hay un cambio de mentalidad dentro de tu compañía, reconoces que hay cosas que mejorar y que otras empresas lo hacen mejor. Hay casos de empresas más cerradas en cultura o mentalidad que no aprovechan estas opciones, y por ende, se quedan estancados en cuanto a cambios y mejoras. 

 

De la mano con el cambio de mentalidad viene el giro a la cultura del cambio. El hecho de abrirse a esta comparación y buscar constantemente mejoras, ayuda a que tu equipo se entregue a saber llevar estos cambios y verlos como necesarios y para su bien. 

 

La cultura del cambio no sólo ocurre cuando realizas un benchmarking en tu compañía, también te entregará una mejora en la cultura de la cooperación. Muchas veces para este tipo de procesos es necesario el apoyo de la empresa tomada como referencia, para hablar de sus modelos y procesos, incluso siendo de industrias distintas. 

 

Otro beneficio tiene que ver con el conocer a tu competencia. El hecho de que tomes como referencia los procesos o formas de trabajo de los líderes de tu rubro, finalmente competencia directa, te ayudará a saber en qué lugar estás posicionado, pero también conocer a cabalidad la industria. 

 

Ejemplos de benchmarking

 

Finalmente, para entender de mejor forma el benchmarking, sus procesos y la forma en que se implementa, te traemos un ejemplo específico e icónico. 

 

El ejemplo de benchmarking de Starbucks

 

La empresa de café, mítica y conocida prácticamente en el mundo entero, se vio en una inestabilidad económica producto del ingreso potente de marcas de comida rápida como McDonald’s en el rubro de la venta de café. Por lo mismo, Starbucks decidió realizar un benchmarking.

 

Uno de los aspectos que analizaron tuvo relación con los tiempos de preparación, considerando que competían con empresas de comida rápida y que la sociedad cada vez vive más acelerada y valora más la inmediatez. En ese contexto, se basaron en una empresa líder, pero de otra industria: la fábrica japonesa de autos Toyota, tomando principalmente la optimización de sus procesos como referencia.

 

Según el análisis realizado por Starbucks, había un 30% del tiempo de preparación de sus bebidas calientes que se pierde en cotidianidades como agacharse, escoger los ingredientes o ir de un lugar a otro de la tienda en búsqueda de implementos. 

 

Entonces, lo que hizo la compañía fue implementar un plan de acción que tiene que ver con la optimización de estos procesos, un rediseño del espacio de trabajo o mesón de atención y una redisposición de los utensilios, máquinas, ingredientes, etc. Así, la empresa mejoró en casi un 20% los tiempos de preparación de sus bebidas calientes. Si antes eran 45 segundos para poder hacerlo, hoy ahorraron ocho segundos gracias a este benchmarking y los cambios realizados. 

 

En conclusión, podemos ver que el benchmarking es totalmente necesario sin importar el rubro ni el tamaño de tu compañía. Además, es algo a implementar no sólo una vez si no cada cierto tiempo, algunos lo comparan con la revisión técnica de tu auto, pero a tu empresa. Útil y necesario. Con esto, lograrás dar ese paso de crecimiento que buscas, pero también mantener tu empresa actualizada y cercana, entregando continuidad de negocios tan fundamental.
New call-to-action

Suscríbete y recibe las tendencias en tu e-mail

x