x

Para completar la descarga, llena los siguientes datos

Acepto recibir noticias y novedades de la Comunidad Empresas

Descargar ahora

Tu descarga ha sido exitosa.
¡Disfruta tu Ebook!

¡Ups! Creo que hubo un error al momento de descargar tu Ebook.

x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar
Las cualidades únicas de una Pyme familiar

Las cualidades únicas de una Pyme familiar

2,294

Transformar un negocio con la familia en algo perdurable en el tiempo requiere tres etapas claves, todas marcadas de esfuerzo y perseverancia.

La principal diferencia de este tipo de negocios con otros es que al trabajar con la familia se “tiene una mirada a largo plazo. Quien emprende tiene la visión de heredar el trabajo construido a sus hijos”, aseguró en entrevista a La Tercera Jon Martínez, profesor titular de la Escuela de Negocios (ESE) de la Universidad de Los Andes.

Según afirma el experto, hay tres etapas claves para convertir una Pyme familiar en un negocio perdurable en el tiempo:

  1. Emprendimiento: Cuando nace la idea.
  2. Consolidación: Cuando el negocio se fortalece y la segunda generación toma el control.
  3. Innovación: Cuando ya comienzan a surgir nuevas ideas para avanzar.

Y sin importar en cuál de estos escenarios está una Pyme, cada período está lleno de esfuerzo y perseverancia.

Esto bien lo sabe Gustavo Reyes (66), dueño de la panadería La Modelo, la más antigua de Curepto y empresa familiar con más de 100 años de trayectoria. “Era de mis abuelos, luego lo heredó mi madre y mi papá lo trabajó por 50 años, desde 1949. Cuando él falleció nadie se quiso hacer cargo y se arrendó a una pareja. Sin embargo, la señora se enfermó y tuvo que volver a Santiago. Finalmente decidí dejar mi trabajo como profesor e irme con mi señora para hacernos cargo del local”, cuenta Gustavo, quien hace 15 años mantiene el negocio.

Beneficios de una Pyme familiar

“El ser familia nos ayuda a apoyarnos, a complementarnos”, dice el dueño de La Modelo de Curepto, destacando las ventajas de trabajar con los cercanos. Esto va en línea con los dichos de Martínez, quien asegura que “se produce una cultura empresarial más fuerte, donde hay una mayor dedicación hacia el negocio, voluntad de sacrificio personal y menor rotación de sus principales ejecutivos”.

Gustavo sueña con heredar la panadería a sus hijas y seguir avanzando en trayectoria. “Ojalá que alguna de nuestras tres hijas pueda seguir con este negocio familiar”, dice esperanzado.

¿Tú también tienes una Pyme familiar? Regístrate en Comunidad Empresas y cuéntanos de qué se trata tu negocio.

Suscríbete y recibe las tendencias en tu e-mail