x

Para completar la descarga, llena los siguientes datos

Acepto recibir noticias y novedades de la Comunidad Empresas

Descargar ahora

Tu descarga ha sido exitosa.
¡Disfruta tu Ebook!

¡Ups! Creo que hubo un error al momento de descargar tu Ebook.

x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar
¿En qué consiste un mapa de stakeholders?

¿En qué consiste un mapa de stakeholders?

Las alianzas y relaciones comerciales son, sin duda, una parte importante de cualquier estrategia empresarial. Un mapa de stakeholders crea una imagen muy visual que nos permitirá mejorar las relaciones con las partes interesadas e identificar nuevas oportunidades de negocio más fácilmente.

 

¿Quieres saber qué es un mapa de stakeholders, cómo nos ayuda a mejorar las relaciones o cómo podemos diseñarlo? Te lo contamos a continuación

 

Descubre cómo innovar y aprovechar al máximo las tecnologías emergentes
 

¿Qué es un mapa de stakeholders?

 

Antes de definir qué es un mapa de stakeholders recordemos rápidamente qué significa este término anglosajón. Stakeholders puede traducirse como “partes interesadas” y se refiere a las personas y organizaciones que, de un modo u otro, tiene relación con nuestra empresa y productos. 

 

Por lo tanto, un mapa de stakeholders no es nada más que una representación gráfica de las personas y organizaciones interesadas por nuestra empresa. Se trata de una especie de esquema que contiene la información esencial para comprender fácilmente las relaciones de una empresa con sus propietarios, clientes, proveedores, acreedores, accionistas, empleados, competencia, etc.

¿Para qué sirve un mapa de stakeholders?

 

Un mapa de stakeholders se utiliza para facilitar la comunicación y las relaciones con otras entidades interesadas en nuestro negocio. Al ser un esquema muy visual y gráfico, es posible identificar grupos de interés y confeccionar nuevas estrategias que nos permitan aumentar nuestras probabilidades de éxito. 

Este tipo de mapeo nos permite gestionar grupos de interés de una forma más sencilla, rápida y eficiente. De tan solo un vistazo, podemos ver cuáles son las partes interesadas más importantes para nosotros. Esto nos permitirá priorizar nuestras acciones y mejorar las relaciones que puedan aportarnos mayores beneficios. 

En definitiva, un mapa de stakeholders permite tomar mejores decisiones respecto a las relaciones de una empresa. Gracias a ellos será posible diseñar nuestra estrategia de producto en base a las necesidades de aquellos actores que sean más valiosos para nosotros. 

Cómo diseñar un mapa de stakeholders

 

El primer paso para diseñar un mapa de stakeholders es identificar cuáles son las diferentes partes interesadas en nuestra empresa. En esta fase inicial simplemente citaremos cuáles son los stakeholders y por qué consideramos que es así. Este debe ser un proceso colaborativo en el que participen distintas áreas de nuestra empresa. 

Una vez identificados, deberemos entrevistarnos con cada uno de ellos. Si queremos hacer un mapa de stakeholders completo, es necesario conocer en profundidad sus intereses, necesidades o deseos. Es importante realizar una investigación previa a la entrevista para obtener información relevante. 

Cubiertos los dos primeros pasos, llegará el momento de identificar cuáles son los actores protagonistas, secundarios o de reparto. Es decir, necesitaremos jerarquizar por nivel de importancia y priorizar nuestra lista de stakeholders. Esto nos facilitará su posterior ubicación en nuestro esquema.

Por último, debemos decidir qué tipo de mapa de stakeholders queremos utilizar. Aquí te contamos de un par de opciones que son muy populares:

 

  • Mapa de stakeholders circular: se trata de una representación gráfica de un círculo. En el centro está nuestra empresa o producto. A partir de aquí, los stakeholders más relevantes se colocarán en el interior del círculo. A medida que vayan perdiendo importancia, estos se colocarán cada vez más al borde. 
  • Matriz Interés/poder: se trata de una representación gráfica cuadrada que se divide en 2 columnas y 2 filas. Esto nos deja 4 cuadrantes que se dividen en nivel de poder (filas) e interés (columnas). Los cuadrantes se dividen en alto/bajo (izq. superior), alto/alto (der. superior), bajo/bajo (izq. inferior) y bajo/alto (der. inferior). Colocaremos a los stakeholders en importantes, actores clave, poco importantes e interesantes. 

 

Para diseñar un mapa de stakeholders podemos hacer uso de un software de diseño, una pizarra grande o un tablero y post-its. 

 

¿Por qué elaborar un mapa de stakeholders?

 

Como has podido ver, elaborar un mapa de stakeholders puede resultar realmente beneficioso para las empresas. Este tipo de esquemas permiten aclarar nuestras ideas y conocer cuál es el estado de las relaciones comerciales de una empresa. Todo esto nos permitirá mejorar el enfoque de nuestro proyecto.

 

Confeccionar alianzas estratégicas es clave para cualquier organización. Si utilizamos un mapa de stakeholders podemos tomar mejores decisiones respecto a ellas. Esta representación gráfica nos mostrará quiénes son los actores prioritarios para nuestra empresa y en qué relaciones debemos invertir más tiempo y recursos.

mapa de stakeholders

Suscríbete y recibe las tendencias en tu e-mail

x