x

Para completar la descarga, llena los siguientes datos

Acepto recibir noticias y novedades de la Comunidad Empresas

Descargar ahora

Tu descarga ha sido exitosa.
¡Disfruta tu Ebook!

¡Ups! Creo que hubo un error al momento de descargar tu Ebook.

x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar
¿Qué tan adictos son los chilenos al celular en el trabajo?
Febrero 1, 2016

¿Qué tan adictos son los chilenos al celular en el trabajo?

2,480

Adimark y Entel analizaron qué tan “amarradas” están las personas a sus dispositivos móviles. Expertas analizan los pros y contras para el negocio.

En los últimos cinco años, la penetración de la tecnología en Chile ha sido tal que cambió la conducta de las personas. Esto a raíz de un estudio realizado por GFK Adimark y Entel que determinó la adicción de los chilenos a los celulares.

Del sondeo se desprende que el teléfono celular es un artículo prioritario, tanto que para el 64% de los encuestados el Smartphone es más importante que el computador y el televisor. Además, más de la mitad del total de la muestra prefiere que se le queden las llaves en la casa antes que el teléfono móvil y, en caso de que se les quede en casa, casi el 60% se devolvería a buscarlo, lo que en sí ya es un acto de nomofobia.

Relacionado al ámbito laboral, el estudio arroja que el 34% de los encuestados asegura hacer uso en forma regular del teléfono en reuniones de trabajo, cifra que aumenta a 49% cuando es de manera ocasional. Y en casos extremos, el 7% aseguró haberlo usado durante una entrevista laboral.

¿Cómo afecta a tu Pyme?

Para Loreto Parra, jefa de Proyecto Inducción, Casa Central Duoc UC, “el uso excesivo de celular perjudica a cualquier empresa, sea Pyme o no”, puesto que se “utilizan horas de trabajo y productividadpara revisar los dispositivos, ya que no siempre es para mantener una conversación con otros”.

Una visión distinta tiene la psicóloga Silvia Filippi, quien explica que “un uso apropiado de dispositivos móviles favorece el clima laboral al potenciar la sensación de libertad al interior de la empresa, más aún si se usan aplicaciones como WhatsApp como parte del quehacer profesional, facilitando canales de comunicación y vinculación”, aunque, aclara: “sin embargo, para ello es necesaria la incorporación del uso de dispositivos móviles a la cultura organizacional, de modo de evitar su uso en exceso o inapropiado”.

En cuanto a la productividad en el negocio, Silvia se considera enemiga de las prohibiciones: “No es necesario restringir el uso de redes sociales u otros canales de comunicación, ya que hoy en día son espacios que los trabajadores agradecen al momento de evaluar el clima laboral, lo que sin duda favorece la productividad”.

Y tú, ¿qué tan dependiente eres del celular en tu negocio? Comenta en Comunidad Empresas de Entel.