Julieta Frega unió el diseño y la medicina para crear junto a su pareja, Sebastián Maroquín, su negocio familiar de ropa que protege la piel del bebé.

Éxito de la Pyme

Julieta Frega y Sebastián Marroquín son fundadores de SanBelle, un negocio familiar, donde ofrecen ropa de bebé. Sin embargo, su gran diferenciador es que la tela que utilizan está especialmente enfocada en proteger y cuidar la salud de la piel del bebé, ya que brinda protección UV+50, acción antimicrobiana contra el 99,9% de hongos y bacterias, acción antihumedad y, además, es 100% hipoalergénica. “La gente valora cuando uno hace un trabajo consciente. No ofrecemos sólo ropa bonita, sino que es un producto que además entrega protección y cuidado, y eso tiene un valor muy grande. Cada prenda tiene todo un trabajo de investigación y desarrollo que es único de SanBelle”, reflexiona Julieta sobre su Pyme y el factor que los ha ayudado a destacar. Asimismo, recalca que los clientes aprecian mucho que los productos sean hechos en Chile, ya que sienten que adquieren cosas de calidad por un buen precio.

Su historia

SanBelle nace en 2014, luego de que Julieta se graduara de Medicina. Junto a su pareja, Sebastián, decidieron emprender y trabajar juntos, combinando dos pasiones de ella: la medicina y el diseño. Poco después de decidirlo, se enteraron que estaban esperando a su primera hija, Emma, así que se convencieron de que era el momento de darle prioridad a un negocio propio, que les diera tiempo para estar en familia. “Investigamos el mercado y nos dimos cuenta de que no existía ropa de uso diario que ofreciera protección para la salud de la piel”, dice Julieta.  Hoy, cuentan con una línea para bebés con tallas desde prematuros hasta pequeños de 12 meses, vendiendo sus productos en la tienda online Dafiti. Pero, además, disfrutan de un inesperado éxito en Japón, ya que durante un viaje comercial conocieron a la que hoy es su representante en el país asiático, donde venden sus productos a través de Buyma.com, una tienda online que les ha abierto las puertas al mercado internacional y, también, los ha ayudado a aumentar las ganas de seguir creciendo.

“La conectividad que entrega Entel Empresas nos ayuda a acercar SanBelle a las personas. Como no contamos con una tienda física, los clientes valoran muchísimo cuando uno puede contestar los mensajes rápido y ofrecerles un servicio personalizado”, destaca Julieta, socia y fundadora de SanBelle.

¿Cómo lo hizo?

Al comienzo les costó poner en pie su Pyme. Julieta y Sebastián debieron usar todos sus ahorros para financiar el inicio de SanBelle. Afortunadamente, ganaron un Capital Semilla CORFO, con lo que pudieron poner en marcha el negocio, logrando hacer el inicio de actividades y la importación de telas a comienzos de 2015. Pero las complicaciones llegaron cuando se dieron cuenta que la industria textil en Chile todavía es pequeña, por lo que -según dicen- tiende a ser un poco cerrada y les costó encontrar un lugar para confeccionar sus prendas. “Después de varios meses de búsqueda, por suerte, dimos con el taller perfecto y es con el que trabajamos actualmente”, recuerda Sebastián. Asimismo, son ellos quienes se reparten las tareas, ella a cargo del área de Administración, mientras que él se encarga del Marketing y Ventas.

Proyecciones

En SanBelle están felices al ver cómo crecen sus seguidores en redes sociales, especialmente en Facebook e Instagram, donde la gente les pregunta por su marca y productos disponibles. Afortunadamente, antes de comenzar fueron previsores y ya tienen todo el stock de su primera colección. “En estos momentos, nuestra empresa no tiene grandes gastos fijos mensuales, entonces con las ventas que tenemos podemos sostenernos bien por ahora”, afirma Julieta. En lo inmediato, quieren lanzar su propio e-commerce con carro de compras internacional. También están terminando las gestiones para participar en diferentes ferias de rubro de bebés y moda, para llevar con fuerza SanBelle a otros países. “Queremos ser una marca chilena reconocida tanto en nuestro país como en el exterior y estamos trabajando mucho para lograrlo”, cuenta orgulloso Sebastián. “Este es nuestro negocio familiar, y esperamos que crezca en conjunto a nuestra familia”, complementa Julieta.

Leer más
ver todas las #historiaspyme_