Éxito de la Pyme_

Un alimento sano, pero igual de sabroso que una mayonesa tradicional. De eso se trata Signore Mario, que en sus tres sabores caseros de “maionese” 100% natural, hechas con soya orgánica y sin huevos, ni aditivos, ha sabido cautivar al público que busca comer rico y saludable. Junto con esto, Enrique Balut, cofundador y encargado del área de Marketing de la Pyme, destaca que lo que más llama la atención de los clientes es la historia detrás de su marca. “A la gente le encanta que seamos una Pyme familiar. El negocio lo conformamos principalmente mi hermano Juan Pablo, mi mamá Inés y yo, pero cada uno de los integrantes aporta de alguna forma. Cuando producimos todos envasamos, etiquetamos y distribuimos”, cuenta. Para Inés Repetto, creadora de la receta y encargada de operaciones y producción, el éxito se debe a que “la mayonesa está hecha con mucho cariño, el ingrediente principal es el amor que ponemos”.

Su historia_

“La idea nació un día, en nuestra cocina, con la intención de hacer comidas más saludables“, cuenta la mamá del clan. Por su herencia árabe e italiana, la familia siempre tuvo la tradición de juntarse a degustar nuevas comidas y a compartir en torno a la buena mesa. “Cuando venía gente a la casa siempre resaltaban lo rica que era esta mayonesa, hasta que un día nos encargaron algunas. Ahí nos dimos cuenta que realmente era algo que podía tener potencial de venta en el mercado”, señala Enrique. Sin duda, lo más especial de estas creaciones es su nombre y receta que rinden tributo al abuelo materno de la familia, el Nonno Mario. Este fue el inicio de lo que se transformaría en Signore Mario, con un logo que recuerda el inconfundible bigote del querido patriarca y la bajada “Il gusto divino“, frase característica que él siempre mencionaba.

“Para nosotros es primordial tener una buena conexión telefónica, ya sea fija o de celular, ya que los clientes siempre nos están llamando y la respuesta debe ser muy rápida. Para esto, Entel Empresas es nuestro aliado”, destaca Enrique Balut.

 

¿Cómo lo hizo?_

Tras el buen recibimiento entre conocidos y amigos de la familia, en 2013 los Balut Repetto decidieron dar vida a la Pyme. “Como todo proyecto, empezar es difícil y siempre hay incertidumbre“, recuerda Enrique. Durante esta etapa, el principal esfuerzo estuvo en obtener todos los documentos y permisos necesarios para formar un negocio del rubro de la alimentación, cumpliendo con las patentes comerciales y las condiciones estructurales, ambientales y sanitarias solicitadas. “El impulso más importante fue que a finales de 2013 logramos ganar la Feria de Emprendimiento de la Universidad del Desarrollo, que nos otorgó el financiamiento que necesitábamos para comenzar formalmente con Signore Mario”, cuenta el encargado de Marketing.

Proyecciones_

En 2015, Signore Mario logró aumentar las tiendas en Santiago donde es proveedor y crecer en número de clientes, por lo que este nuevo año quieren seguir avanzando. “Ya hemos hecho pruebas y este 2016 queremos llegar con nuestro producto a más regiones”, relata Enrique, agregando que una de las metas es ver sus mayonesas en góndolas de supermercados y grandes tiendas. Además, esperan lanzar nuevas líneas de productos, como aderezos, y renovar el lugar de producción. “Ya contamos con los estudios y estamos a meses de habilitar un espacio modular innocuo, especialmente diseñado para la creación de las mayonesas, siempre manteniendo la receta casera y el cariño que es lo que nos distingue” finaliza Enrique.

Leer más
ver todas las #historiaspyme_