Agosto 14, 2017

5 pasos para ordenar los gastos de tu Pyme

El flujo de caja es el control de gastos y entradas de dinero en el tiempo. Aprende a organizar las finanzas del negocio con estos simples consejos.

Crear una infraestructura financiera fuerte es de vital importancia para cualquier negocio, sobre todo al principio. Y aunque los gastos y finanzas de tu Pyme pueden parecer tediosos en un principio, se trata de una actividad vital para ordenar tu empresa, que sólo te traerá beneficios.

En Comunidad Empresas conversamos con Alejandro González, gerente comercial de Blinking (aplicación financiera para Pymes, que permite controlar de manera efectiva el flujo de dinero), quien entrega algunos consejos para ordenar los gastos del negocio. Comencemos por el principio:

 

1. Construye un flujo de caja

La regla básica de las finanzas es que las ventas superen los costos. Pero la realidad es un poco más compleja, porque hoy en día existe el crédito. Alejandro recomienda hacer un calendario con lápiz y papel para visualizar esta “suerte” de desface de dinero.

La idea, dice, es ingresar los gastos y costos según las fechas que correspondan. “Así, si alguien me va a pagar en dos semanas más, yo sé que no cuento esa liquidez hasta la fecha en que acordamos el pago. Es una forma de asegurarnos que no nos pille la máquina. El flujo de caja nos permite no sólo ordenar el dinero en el tiempo, sino también proyectar al futuro”, explica.

2. Analiza si tienes las competencias para hacerlo solo

Cuando se trata de cuentas, llevar un orden puede resultar más complejo de lo que parece. Si eres organizado y no le temes a los números puedes hacerlo tú mismo, pero si no es así lo mejor es pedir ayuda, aconseja González, recomendando su aplicación Blinking, que permite controlar el flujo de caja de forma automática a través de facturas electrónicas.

Otra opción, agrega, es contratando directamente a un especialista: “tener un buen contador, ya sea de un colegio técnico, un instituto o la universidad, es como un arma, pues te ayuda a tener un mejor control de la empresa”.

3. Recuerda que las decisiones las tomas tú

“Uno de los mayores errores de las Pymes es pensar que el contador toma decisiones”, dice González. Al final del día quien tiene el control de la empresa eres tú. Para eso es indispensable contar con información financiera que sea actual y verídica sobre cuánto dinero entra y cuánto sale.

“El flujo de caja es el que me va a indicar si me alcanza o no. Si no me alcanza entonces hay que tomar una determinación: o salgo a vender más, o pido un crédito, o lo que sea necesario para salir adelante”, explican en Blinking.

4. Mantén el orden y planifica a futuro

Con un flujo de caja saludable es más fácil poder estar al tanto de qué está pasando en la empresa y organizar las finanzas. Igual de importante es la capacidad que esto te brinda para poder tomar buenas decisiones proyectarte a futuro. Sin la información del flujo de caja es imposible planificar a largo plazo.

5. Elabora un presupuesto

Dentro de tu plan para organizar las finanzas debe estar incluida la elaboración de un presupuesto. Este paso es tan importante como tener un plan de negocios, y de hecho, debieran ir de la mano.

No se trata de una herramienta de planificación para saber cómo se gastará el dinero, sino más bien de un esquema que te puede ayudar a tomar decisiones informadas. Se trata una guía para entender cómo te estás proyectando y qué dinero tienes para gastar (o qué tienes que recortar). La idea del presupuesto es identificar dónde y cuándo hacer ajustes, de ser necesario.

¿Qué otras recomendaciones te han servido en tu Pyme? Comenta registrándote en Comunidad Empresas y conéctate con otros emprendimientos.