Icon Perfil
Iniciar Sesión
Buscar por
Digitalización

¿Cuáles son los beneficios del SaaS?

¿Cuáles son los beneficios del SaaS?

En los últimos años, los grandes beneficios del SaaS (Software as a Service) han permitido que el mercado cloud crezca notablemente. Según un informe de la consultora Gartner, el gasto mundial en SaaS alcanzó los 167 mil millones de dólares en 2022. En 2023 se espera que el gasto aumente un 16,8 % alcanzando los 195 mil millones de dólares.

El Software como servicio se ha convertido en una solución ideal para la transformación digital de tipo de empresas, democratizando el acceso a servicios tecnológicos innovadores. ¿Quieres saber en qué consiste este tipo de servicio cloud y cuáles son los beneficios del SaaS? Te lo contamos a continuación.

¿Qué es SaaS?

El SaaS (Software as a Service) es un modelo de prestación de servicios en el que se ofrecen aplicaciones cloud a través de Internet. Las empresas pueden suscribirse al servicio y acceder a él de forma remota, generalmente mediante un navegador web. Tanto los datos introducidos como la propia aplicación se ejecutan en las infraestructuras del proveedor.

Tradicionalmente, las empresas que querían utilizar un software no solo debían adquirir la licencia de uso, sino que también alojar la aplicación en sus servidores y ocuparse de su mantenimiento, reparación o seguridad. Todas estas dificultades desaparecen con este nuevo modelo de consumo de software, ya que el proveedor de servicios se ocupa de todo.

Asimismo, uno de los mayores beneficios del SaaS es su modelo de pago por uso, lo que ha permitido que emprendedores y pequeñas empresas pueden acceder fácilmente a servicios tecnológicos de altas prestaciones.

 Desde herramientas básicas como el almacenamiento de datos, ERP o CRM, hasta innovadores servicios de Big Data, inteligencia artificial o machine learning. El SaaS ofrece servicios de todo tipo a bajo coste y sin inversión inicial.

Descubre cómo simplificar la gestión de tu negocio

7 beneficios del SaaS

Los beneficios del SaaS son realmente notables si los comparamos con las infraestructuras informáticas tradicionales, ya que permiten realizar cosas que anteriormente parecían imposibles. Estas son algunas de sus principales ventajas.

1. Ahorro de costos

Como hemos comentado, uno de los mayores beneficios del SaaS es su bajo costo. Las empresas solo pagan por hacer uso del servicio, consumiendo solamente por aquello que utilizan. Esto permite reducir el gasto en IT, puesto que no hay que adquirir licencias ni comprar hardware ni invertir tiempo en configurar todo. Es posible pasar de un modelo de gasto de inversión de capital (CAPEX) a un modelo de gastos operativos (OPEX).

Por otro lado, tampoco es necesario invertir dinero en el mantenimiento o actualización del hardware, ya que el proveedor se encarga de toda la parte del backend. También supone un ahorro de recursos en cuanto a personal se refiere, puesto que no es necesario disponer de personal experto para utilizar el servicio.

2. Escalabilidad

Otro de los principales beneficios del SaaS es que se trata de una solución muy escalable. Si una empresa necesita aumentar el número de usuarios que acceden a la aplicación o el espacio de almacenamiento, puede hacerlo rápidamente y con total flexibilidad en cuanto a costes se refiere.

En el caso de las infraestructuras tradicionales, estos cambios requerirían una inversión importante y un tiempo de implementación significativo. Con el SaaS, en cambio,estas modificaciones se producen casi de forma inmediata. Además, es posible adaptarlo a la demanda actual, reduciendo o ampliando los recursos utilizados según las necesidades, incluso de manera automática.

3. Disponibilidad

Cuando una empresa utiliza infraestructuras locales, cuando hay un problema técnico (por ejemplo, un corte de energía o un fallo en el servidor) la aplicación se cae y los usuarios no pueden acceder a ella. Esto supone una importante pérdida de productividad y, en algunos casos, de datos.

Con el SaaS, la disponibilidad de los servicios es mucho mayor, puesto que se encuentran alojados en servidores replicados en la nube. Ofrecen una alta fiabilidad y una tasa de disponibilidad cercana al 100 %. Además, es posible acceder al servicio desde cualquier lugar y cualquier dispositivo con conexión a la red.

4. Seguridad

Otro de los beneficios del SaaS es que, al estar alojado en la nube, los datos están protegidos de forma eficaz contra amenazas externas, como por ejemplo ataques DDoS. Los proveedores de servicios ofrecen un nivel de seguridad muy elevado y cuentan con mecanismos de copia de seguridad y recuperación en caso de fallos. Las empresas no deben preocuparse de implementar firewalls o antivirus.

5. Actualizaciones

En el caso de las aplicaciones tradicionales, cuando hay una nueva versión disponible, es necesario instalarla en todos los ordenadores de la empresa. Esto requiere un tiempo y unos recursos significativos, puesto que en ocasiones hay que paralizar la actividad durante unas horas.

En el caso del SaaS, las actualizaciones se producen de forma automática y los usuarios siempre acceden a la última versión del servicio. No es necesario realizar ninguna instalación ni interrumpir la actividad de la empresa. Las actualizaciones se producen en segundo plano, de forma transparente para el usuario.

6. Soporte

Otro beneficio del SaaS es que no requiere de personal experto para su utilización, puesto que se trata de una solución muy intuitiva y fácil de usar. Además, contamos con un soporte por parte del proveedor en caso de necesitarlo, así como una gran documentación que podemos consultar en cualquier momento.

En el caso de las aplicaciones tradicionales, en cambio, es necesario disponer de personal experto que se encargue de la configuración, el mantenimiento y la actualización del servicio.

7. Sostenibilidad

Por último, la sostenibilidad es otra de las ventajas del software as a service. Se trata de una solución muy eficiente desde el punto de vista energético, puesto que las infraestructuras de hardware son compartidas entre todos los usuarios.

De esta forma, las empresas reducen el gran consumo eléctrico de los servidores locales y reducen sus emisiones de CO₂. Esto no solo permite disminuir el gasto en consumo energético, sino que también permite mejorar la imagen de la empresa y crear un entorno de trabajo más respetuoso con el medioambiente.

En definitiva, los beneficios del SaaS respecto a las aplicaciones tradicionales son evidentes. Se trata de una solución más eficiente, escalable y sostenible. Además, es muy intuitiva y fácil de usar, no requiere de personal experto para su configuración y cuenta con un alto nivel de seguridad.

Si tu empresa todavía no ha adoptado el SaaS, ¿a qué estás esperando? Implementa este tipo de soluciones en tu día a día y mejora la rentabilidad y productividad de tu negocio. En el Digital Market de Entel encontrarás una gran variedad de soluciones SaaS dirigidas especialmente para negocios como el tuyo. 

New call-to-action

Te puede interesar