Marzo 8, 2018

Día de la Mujer: “Queremos que más mujeres se atrevan a emprender”

Lorena Gallardo, directora de Woman Advisor y fundadora de Chicas que Emprenden, habla sobre el panorama del emprendimiento femenino en Chile.

La cantidad de mujeres que lideran sus Pymes ha aumentado en los últimos 10 años en un 29%, según la radiografía de mujeres que emprenden realizada por Corfo. Lo que se debería según la Corporación, a que se ha generado una cultura del emprendimiento que potencia nuevas áreas de desarrollo económico femenino.

En Comunidad Empresas conversamos con Lorena Gallardo, psicóloga, directora de la consultora en género Woman Advisor y fundadora del club social Chicas que Emprenden, quien analizó el panorama del emprendimiento femenino en Chile.

Herramientas de empoderamiento

Lorena señala que en los últimos diez años en el país el número de mujeres que emprende ha crecido junto con la cantidad de herramientas disponibles especialmente para las empresarias.

“Ahora hay una forma distinta de comunicar, que busca que las emprendedoras se sientan identificadas con el mensaje. Con esto se ha feminizado el emprendimiento, vemos llamados de Corfo especialmente para las mujeres. Hace 10 años, eso no pasaba”, afirma Lorena.

Además, la directora de Woman Advisor enfatiza en que “ya no existe la mirada de que la mujer emprende por hobby, ahora lo hacen para convertir sus negocios en grandes empresas, tener gente a cargo y liderar proyectos”.

Emprender a los 30 v/s emprender a los 40

Para Lorena, lo primero que tienen que entender las emprendedoras es que los conocimientos se adquieren en la práctica, “por lo que, si a los 22 años se te ocurre una idea, no esperes a terminar la universidad para llevarla a cabo”, explica.

Sin embargo, a lo largo de su experiencia como consultora ha notado diferencias entre las emprendedoras que se lanzan al mundo de los negocios a los 30 años y las que lo hacen después de los 40:

  • A los 30: “A esa edad el riesgo es mucho menor, las pérdidas económicas son más pequeñas y recuperables. Esa es una gran ventaja, porque les permite asumir más compromiso y tomar las decisiones fríamente, ya que la mayoría no ha tenido hijos, ni tiene la responsabilidad de mantener una familia numerosa”.
  • A los 40: “La mujer que ha trabajado y tiene experiencia laboral por lo menos de 10 años, tiene muchas más herramientas para emprender, pero su rango de error debe ser mucho menor ya que la mayoría tiene responsabilidad familiar, por lo que toman decisiones más calculadas y se demoran más en lanzarse al mundo de los negocios”.

Liderazgo y conexión personal con la Pyme

Para la experta, la base de una empresa es que la motivación para crearla no sea sólo económica, sino que también emocional. “Para que tenga éxito rotundo tiene que conectar con algo de la persona: que esté motivada por resolver un problema o por entregar una mejoría en la calidad de vida de la gente. Si emprendes sólo por ganar plata, no te vas a sentir identificada y a la larga te vas a frustrar”, explica Lorena.

Lo anterior, está relacionado con el tipo de liderazgo que ejercen en sus negocios, ya que al existir conexión emocional “las mujeres tienden a sacar lo mejor de las otras personas, liderando desde la capacidad de escuchar, esa es la gran diferencia”, añade la creadora de Chicas que Emprenden.

Además, destaca la capacidad que tienen las mujeres para generar alianzas. “Son buenas para armar equipos y redes de contacto, trabajando con otras Pymes, ayudándose, compartiendo”, dice Lorena.

Las mujeres y el mundo digital

“La brecha digital se nota mucho más en las emprendedoras mayores de 50”, indica Lorena. Sin embargo, la experta señala que esto se debe a que no son nativas digitales y hay una desmotivación por aprender. Para ellas, aconseja:

  • No delegar los contenidos que quieres difundir: “Muchas buscan una persona externa para manejar sus redes sociales, pero eso no quiere decir que deban desligarse del mensaje que quieren entregar a sus clientes”.
  • Atreverse a seguir los tutoriales: “Es muy común que el retraso en el lanzamiento de una Pyme se deba a que las emprendedoras no tienen lista la página web. Pero hoy no hay excusa para eso, porque en internet hay tutoriales que te dan instrucciones para crear tu sitio. Después pueden cambiar hasta el logo si quieren, pero deben atreverse primero”.

Lorena enfatiza en que lo esencial para que las emprendedoras logren fortalecer sus negocios, es hacerse notar, “quienes deseen emprender, simplemente háganlo, reinventándose cuántas veces el mercado se los indique y reuniéndose con otras empresarias para potenciar sus ideas. Para las que ya lo lograron, entonces su tarea es darse a conocer. Para que feminicemos el mundo de las empresas, necesitamos más emprendedoras haciendo visibles sus negocios”, concluye.

¡Comparte este dato con otras mujeres emprendedoras! Regístrate gratis en Comunidad Empresas para estar siempre al día con información para tu Pyme.