Icon Registrate
Regístrate
Icon Perfil
Iniciar Sesión

Economía circular: por qué muchas empresas la están implementando

Economía circular: por qué muchas empresas la están implementando

El consumo global está rápidamente evolucionando hacia lo que se conoce como economía circular. Una tendencia que apunta a una evolución de los actuales modelos económicos, debido a las preocupaciones existentes sobre el cambio climático, el uso intensivo de recursos y la escasez de los mismos. 

¿Qué es la economía circular?

La economía circular es un enfoque de gestión de recursos que busca minimizar los desperdicios y maximizar el aprovechamiento de materiales al redefinir el ciclo de vida de los productos. La economía circular promueve la reutilización, la reparación, el reciclaje y la regeneración de materiales para prolongar su utilidad.

Este enfoque sostenible busca cerrar las brechas en los sistemas productivos, reducir la dependencia global de los recursos naturales finitos y disminuir los impactos ambientales asociados con la extracción y eliminación de materiales. 

En este sentido, una economía circular se traduce en un modelo que busca regular la producción y llegar a un punto de equilibrio, sin afectar el core business de una empresa.

¿Cuáles son los principios de la economía circular?

Los principios de la economía circular son los siguientes:

  • Residuo como recurso: el material biodegradable vuelve a la naturaleza y el que no es biodegradable se reutiliza.
  • Reutilizar: volver a utilizar un residuo en otro producto, o una parte de este.
  • Reciclar: utilizar los materiales de un residuo para convertirlo en otro producto.
  • Recuperar: encontrar otro uso para los productos que están estropeados.
  • Segundo uso: reintroducir en el circuito económico productos que ya no responden a las necesidades iniciales de los consumidores.
  • Valorización: aprovechar energéticamente los residuos que no se pueden reutilizar ni reciclar.
  • Funcionalidad: eliminar del mercado productos para no agotar un recurso, entrando en un sistema de alquiler de bienes, y cuando el producto termina su función vuelve a su lugar de fabricación para reutilizar sus piezas válidas.
  • Eliminar combustibles fósiles: obteniendo energía de los productos reutilizados y reciclados.
  • Eco-concepción: considerar los impactos medioambientales a lo largo del ciclo de vida de un producto, desde su creación.
  • Ecología industrial y territorial: establecer un modo de organización industrial estableciendo una gestión optimizada de la cantidad de materiales, energía y servicios.

Fases de la economía circular

Partiendo de los principios vistos anteriormente, las fases de la economía circular son las siguientes:

Fase #1:Diseño circularSe busca diseñar el producto teniendo en cuenta la durabilidad, la reparabilidad y la capacidad de reciclaje. Se exploran opciones de materiales sostenibles y se considera cómo el producto se puede reintegrar en el ciclo de producción al final de su vida útil.
Fase #2:Fabricación sostenibleDurante la producción, se aplican prácticas que minimizan el consumo de recursos, la emisión de desechos y la huella ambiental. La eficiencia energética y el uso de tecnologías limpias son aspectos clave de esta etapa.
Fase #3:Uso eficienteDurante la fase de uso, se fomenta la eficiencia en el consumo de recursos. Esto puede incluir el diseño de productos que requieren menos energía, promoción de prácticas de uso responsable y mantenimiento para prolongar la vida útil.
Fase #4:Reparación y mantenimientoSe promueve la reparación y el mantenimiento como alternativas al reemplazo. El diseño modular debe facilitar la reparación, permitiendo a los usuarios extender la vida útil del producto.
Fase #5:Reutilización y redistribuciónSe fomenta la reutilización del producto o de sus componentes. Esto puede incluir programas de recompra, alquiler o intercambio para darles una segunda vida útil antes de llegar al final de su ciclo de vida.
Fase #6:ReciclajeAl llegar al final de la vida útil, el producto se deconstruye en sus distintos componentes para ser reciclado. Los materiales reciclados se utilizan en la fabricación de nuevos productos, cerrando así el ciclo.
Fase #7:Gestión de residuosSi no es posible la reutilización o el reciclaje, la gestión de residuos se realiza de manera responsable y sostenible, minimizando la cantidad de residuos destinados a vertederos.
Fase #8:Innovación continuaA lo largo de todas estas etapas, se busca la innovación constante para mejorar la circularidad del producto. Esto implica la adopción de nuevas tecnologías, materiales y modelos de negocio que fomenten la sostenibilidad.

Características de la economía circular

Algunas características de la economía circular son:

  • Busca cerrar brechas para no dejar que los productos desechados terminen como basura en el mercado. Para ello, se recurre a la reutilización, reparación, reciclaje y regeneración de materiales.
  • Se basa en modelos de negocios que fomentan la circularidad, como el leasing, la recompra y el arriendo.
  • Promueve la cooperación entre diferentes actores de la cadena de suministro, para impulsar prácticas circulares entre todos.
  • Fomenta la producción y el consumo a nivel local para reducir la huella de carbono.
  • Apunta una total transparencia en la información sobre la procedencia y sostenibilidad de los materiales utilizados.

Importancia y beneficios de la economía circular

Entre los principales beneficios de la economía circular destacan los siguientes:

Rentabilidad en los recursos, ya que al reutilizar las materias se logra un ahorro importante y una baja de precios de producción, lo que lleva a que los precios de venta también bajen.

Se reduce el impacto ambiental, gracias a la eliminación de los combustibles fósiles, el aprovechamiento de los residuos.

Cabe resaltar que la mayor importancia de la economía circular para un negocio está en el hecho de que con ella logra ser más eficiente en el uso de todo tipo de recursos (materias primas, productos defectuosos devueltos, energía, etc.), reduce todos sus costos asociados con la gestión de tus residuos y, además, hace que la empresa sea mucho más fuerte y resiliente al momento de afrontar desafíos económicos externos.

Ejemplos de economía circular en Chile

Los ejemplos de economía circular en Chile los podemos encontrar de diferentes maneras. Comencemos por la Ley marco 20.920 para la gestión de residuos, por la que todas las empresas y exportadores deben hacerse cargo de la disposición y reutilización de sus desechos.

Este tipo de iniciativas locales ha hecho que surjan, en la práctica, ejemplos de economía circular como los siguientes:

  • Resiter, empresa dedicada a la gestión de residuos industriales que, en 2011, implementó una planta para secar y moler las conchas de chorito, que se transforman en cal y se comercializan en el sur, con el objetivo de elevar el nivel de PH de los suelos para las siembras y cosechas.
  • Neptuno Pumps, vende bombas hidráulicas para la gran minería, y ha adaptado sus capacidades para reducir, reutilizar y reciclar los residuos de sus clientes, a través de la remanufactura y el rediseño, así como reducir sus emisiones de C02 mediante soluciones de bombeo eficientes.

¿Cómo implementar la economía circular en los negocios?

economia circular ejemplos

Implementar la economía circular en tu empresa no se trata solo adoptar una serie de prácticas específicas. Más bien, consiste en un cambio de mentalidad y de enfoque estratégico, un cambio que se debe producir en todo el ADN de tu negocio.

Para lograrlo, te recomendamos hacer lo siguiente:

  1. Haz una evaluación inicial: realiza un diagnóstico de las operaciones actuales de tu negocio para comprender el impacto ambiental y la eficiencia de los recursos. Por ejemplo, si eres fabricante, realiza una auditoría exhaustiva de tus procesos de producción para identificar áreas donde se pueda mejorar la eficiencia energética y reducir los residuos.
  2. Trabaja en tu personal: educa a tus empleados sobre los principios de la economía circular y cómo pueden contribuir a la transición. Por ejemplo, puedes organizar talleres y seminarios para tus empleados, donde puedan aprender cómo la economía circular va a impactar positivamente en la empresa y cómo cada empleado puede contribuir a ello.
  3. Establece objetivos: define objetivos claros y medibles relacionados con la economía circular de tu negocio. Estos podrían incluir metas específicas de reducción de residuos, eficiencia energética y sostenibilidad en la cadena de suministro. Por ejemplo, podrías plantearte el objetivo de reducir los residuos de producción en un 20% durante el próximo año y de incorporar al menos tres elementos de diseño circular en tus nuevos productos.
  4. Implementa el diseño circular: adopta principios de diseño circular en la creación de productos y procesos, priorizando la durabilidad, la reparabilidad y la reciclabilidad. Por ejemplo, si eres fabricante de muebles, adopta el diseño modular, permitiendo a los clientes actualizar partes individuales en lugar de reemplazar todo el mueble, alargando así su vida útil.
  5. Optimiza la cadena de suministro: evalúa tu cadena de suministro e identifica dónde y cómo incluir prácticas más sustentables. Para ello, trabaja de la mano con proveedores que compartan tus valores de economía circular. Por ejemplo, puedes buscar proveedores que trabajen solo con fuentes de materiales reciclados y materias primas sostenibles.
  6. Actualiza tu ecosistema de TI: adopta tecnologías innovadoras que faciliten la economía circular en tu negocio. Por ejemplo, puedes invertir en tecnología de monitorización para optimizar el uso de recursos, la cual te va a ayudar a identificar áreas de desperdicio y oportunidades para mejorar la eficiencia.
  7. Gestiona los residuos: desarrolla un sistema de gestión de residuos eficiente que priorice la reutilización y el reciclaje. Por ejemplo, puedes ejecutar un plan de entrenamiento al personal sobre la correcta separación de residuos en todas las áreas de tu empresa.
  8. Mide los resultados: establece indicadores que te permitan medir el impacto de tus iniciativas circulares y comunica regularmente los resultados a las partes interesadas. Por ejemplo, fija KPIs para medir la cantidad de residuos reducidos, el porcentaje de materiales reciclados y la eficiencia energética alcanzada, y realiza informes regulares para evaluar el progreso.
  9. Educa a tus clientes: un aspecto bastante importante es lograr la concientización en tus consumidores. Debes buscar maneras efectivas de educar a tus clientes sobre la economía circular de tus productos. Por ejemplo, puedes enseñarles dónde están ubicados tus puntos de recolección local donde las personas pueden ir y dejar sus productos luego de finalizar su vida útil.
  10. Cumple la normativa: asegúrate de cumplir con todas las regulaciones y normativas relacionadas con la sostenibilidad y la economía circular en tu industria y ubicación, como en el caso de la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor.

Finalmente, ten en cuenta que actualmente aquellas organizaciones que se suman a la tendencia de la economía circular se consideran como innovadoras y ejemplos a seguir. Esto sin duda se considera como una ventaja competitiva muy potente, ya que tal reconocimiento de marca te servirá para atraer no solo a más clientes, sino también a mejores proveedores, a potenciales inversionistas y a socios estratégicos con la capacidad de expandir el alcance de tu negocio.

Suscríbete a nuestro newsletter y no te pierdas nada

Te puede interesar