Tras 10 años en el rubro gastronómico, Hocsel Prat dio un giro a su vida y con su familia crearon un producto consciente y sustentable: una ampolleta.

Éxito de la Pyme

Motivado por ayudar al medio ambiente y hacer una pausa en el mundo de la gastronomía, Hocsel Prat junto a su familia fundaron Lucila, una ampolleta LED no tradicional, libre de mercurio y plástico. “Está fabricada con tecnología de filamentos de zafiro, que aprovecha de manera eficaz la mínima cantidad energía para generar en su totalidad la mayor cantidad de luz de muy buena calidad. Entrega de 110 a 125 lúmenes por cada watt de energía e ilumina un 30% mas que el LED tradicional. En resumen: menos energía, más y mejor luz”, indica.

Además, Hocsel cuenta que el éxito de su empresa es porque crearon una alternativa que no existía en el mercado, cumpliendo un rol medioambiental al tener una tecnología única de zafiro en el país: “surge por el requerimiento de la ONU de bajar el consumo eléctrico de aquí a 2030. Entonces, pensé en algo que me generara una ganancia, pero que también significara un beneficio para los usuarios”. Lucila supera la obsolescencia programada al tener una vida útil sobre los veinte años de vida, si es usada 2.5 horas diarias.

“Decidimos buscar un nuevo producto que ayudara y aportara beneficios a la sociedad, en temas medio ambientales y que fuese un aporte al mercado chileno”.

Su historia

Durante 10 años, Hocsel Prat ejerció como cocinero de tiempo completo en distintos hoteles, restaurantes y banqueteras, además de entregar asesorías para lanzamientos de nuevos restaurantes y todo lo relacionado con la gastronomía local. Luego de tener su propio restaurant en Lyon con Andrés Bello, “quise distraerme un poco del rubro gastronómico y mi padre me invitó a colaborar con él”.

“El negocio ferretero lo empezó mi padre hace casi 6 años y desde hace unos 5 años se reconfiguró para transformarse en una empresa familiar”. Así, primero se integró su hermano Tedrik (quien aparece en la foto) como representante y gerente de la empresa, luego Hocsel como gerente comercial, mientras su papá, Sergio Prat, asesora el área comercial. Así nace Lucila en 2015, con un valor en el mercado que bordea entre los mil y los $10 mil.

¿Cómo lo hizo?

Como todo emprendimiento, Hocsel comenta que el comienzo fue difícil: “se necesita mucha información, sobre todo cuando desarrollas un producto que incluye temas legales de medioambiente, de uso y seguridad. Y para establecernos con capital, usamos las ganancias de la venta de los derechos del restaurante más un préstamo que tuvimos que pedir para pagar el elevado costo de la certificación obligatoria”.

Y una vez funcionando, declara lo importante que es estar siempre conectado, “más en estos momentos donde el mercado se desarrolla mediante las redes sociales. Nosotros siempre hemos sido clientes de Entel, desde que era PCS. Creo que lo mejor que tiene es su experiencia de usuario. Me solucionan todo de inmediato, incluso con temas de planes, haciéndome rebajas cuando me llegan ofertas de otras compañías”, explica. Dado esto, el negocio familiar funciona con un plan empresa de telefonía móvil con alrededor de 12 líneas, para mantenerse siempre en contacto con sus clientes y acercar las infinitas posibilidades que da la tecnología.

Proyecciones

Hocsel Prat indica que el constante entusiasmo que contagian es la energía para seguir trabajando por Lucila y el medio ambiente. “Gracias al diseño de marca y al empuje diario de nuestros clientes, hemos logrado hacer un producto que tiene un empaquetado donde se pueden leer tecnicismos obligatorios para comercializar e informarlos”. Cada modelo, detalla, tiene su propio color Pantone para identificar el tipo de ampolleta y las cajas están fabricadas con cartón reciclado para tener círculo de comercialización responsable al 100%.

Actualmente, cuentan con 30 puntos de venta en todo el país, incluyendo ferreterías, casas de diseño e iluminación. En un futuro, quieren ingresar a mercados masivos para llegar a más gente. “Esperamos crecer y potenciar nuestras ampolletas para distribuir a todo Chile. Nos gustaría que Lucila fuera la protagonista de la conciencia colectiva del cambio”, concluye.

Si leíste esta Historia Pyme de Comunidad Empresas, Lucila quiere ofrecerte un 35% de descuento en compras sobre $20 mil. Para hacerlo efectivo, usa el hashtag #ENTELHISTORIAPYME en su tienda online. ¡No te quedes sin la tuya!

Leer más
ver todas las #historiaspyme_