x

Para completar la descarga, llena los siguientes datos

Acepto recibir noticias y novedades de la Comunidad Empresas

Descargar ahora

Tu descarga ha sido exitosa.
¡Disfruta tu Ebook!

¡Ups! Creo que hubo un error al momento de descargar tu Ebook.

x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar
Beneficios de la colaboración para las empresas en época de crisis

Beneficios de la colaboración para las empresas en época de crisis

208

Benito Baranda, vicepresidente de América Solidaria, fue uno de los expertos que participó en Diálogos de Futuro de Entel Empresas, donde desarrolló esta temática en medio de la pandemia.

Dialogos de futuroEn un año lleno de dificultades, donde el estallido social y la pandemia aceleraron el proceso de digitalización, Entel Empresas quiso reforzar su compromiso con el asesoramiento y acompañamiento de las empresas. Esta vez, a través de un formato digital. Diálogos de Futuro fue una conversación virtual donde expertos de la digitalización, colaboración y la ciberseguridad reflexionaron sobre el estado actual de estos elementos dentro de las organizaciones y cómo se vislumbra el futuro.

Así fue como se profundizó sobre los distintos desafíos que enfrentan hoy todas las organizaciones en cuanto a la colaboración, un concepto que hoy se acoge como una necesidad dentro de los equipos de trabajo y que tiene relación con el cómo se comunican empresas y clientes combinando herramientas tecnológicas de colaboración para lograr un intercambio de información efectivo y eficiente.

Benito Baranda, vicepresidente de América Solidaria, fue el encargado de ahondar en esta temática, haciendo hincapié en cómo las herramientas colaborativas ayudan a mejorar la eficiencia en las empresas y a obtener mejores resultados. “Hemos tenido que volver un poco hacia nosotros mismos, revisarnos más y poder ver nuestras relaciones. También, relativizar el valor o lugar que ocupan los bienes materiales que ambicionamos y usamos en la vida cotidiana. Hemos echado de menos vincularnos con personas”, comenzó señalando.

Y es que la digitalización permite este tipo de cosas en épocas tan críticas, confirma el vicepresidente de América Solidaria. Esta transformación es importante, ya que nos permite teletrabajar o tele conectarnos y tal como Baranda señala, “la primera colaboración en medio de una pandemia es la posibilidad de construir solidaridad. Vivimos una catástrofe, una crisis humanitaria que se puede transformar en crisis de humanidad. El poder conectarnos nos permitió establecer redes solidarias que sin ellas no hubiésemos sabido qué le ocurría a los demás”. 

“Todo esto es muy fuerte, pega un salto en la política social. No necesito de una proximidad física para monitorear, por ejemplo, a una familia en lugares apartados o con problemas de conectividad por caminos o distancias. Es una ventana grande social y educacional. Con una alta penetración de internet, se abre una ventana al conocimiento que es maravillosa”, desarrolla el psicólogo. 

 

El rol de la empresa

Las empresas, ya sean grandes, medianas o pequeñas, han jugado un papel en esta crisis y en este cambio de mentalidad. El comercio ha sido muy bien valorado en la respuesta que dio en un principio, e incluso hemos visto como las necesidades han llevado a muchos a emprender. 

“Todo esto fue un despertar, pero lo hicimos en red y no de manera aislada. Colaborando unos con otros, y aunque estuviésemos compitiendo, porque en el mercado tú compites, es una competencia colaborativa y no destructiva. Yo quiero que al otro también le vaya bien, y así a todos nos irá bien”, explica el vicepresidente de América Solidaria.

La crisis ha traído mucha adversidad, pero se ha transformado en una oportunidad única de lograr una apertura de entrar en la digitalización a una velocidad donde muchos tenían cierto temor de hacerlo. “Quedó demostrado que cuando colaboramos en condiciones de justicia y de equidad, el desarrollo termina siendo bueno para todos y no para algunos”, agrega.

La gran empresa también se ha visto vinculada en este proceso. En una sociedad que tiene más acceso a la información, esto las ha llevado a, primero y de manera muy acelerada, tratar de muy buena forma a sus clientes. “No puedes humillar a partir de la acción empresarial, eso deteriora mucho la dignidad de las personas. Tienes que responder con celeridad e inmediatamente tratar de escuchar y entender lo que la otra persona requiere”, reflexiona Baranda.

Finalmente, las grandes empresas han tenido que involucrarse mucho en la realidad, incluso por medio de sus trabajadores, y así transformando cómo se vinculan quienes trabajan en esa compañía, generando una transparencia frente a la comunidad que antes no existía., reflexiona Baranda.

“La colaboración es la que brinda la oportunidad de la dignidad. Ojalá cuando pase la pandemia nos mantengamos conectados también a través de estas plataformas. Estamos muy distantes a veces y esto nos permite acercarnos a personas muy lejanas. Esto fue un gran aprendizaje, es un gran regalo tenerlo”, finaliza Benito.

Suscríbete y recibe las tendencias en tu e-mail

x