x

Para completar la descarga, llena los siguientes datos

Acepto recibir noticias y novedades de la Comunidad Empresas

Descargar ahora

Tu descarga ha sido exitosa.
¡Disfruta tu Ebook!

¡Ups! Creo que hubo un error al momento de descargar tu Ebook.

x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar
Guía práctica para el negocio: ¿qué es el factoring?
Septiembre 28, 2016

Guía práctica para el negocio: ¿qué es el factoring?

3,791

Aprende cómo funciona este sistema, que ayuda a muchas Pymes a mejorar su flujo de caja.

El factoring es un sistema de financiamiento en el que, mediante un contrato, un negocio traspasa el servicio de cobranza futura de créditos y facturas a su favor y, a cambio, obtiene de manera inmediata el dinero de esas operaciones, con un descuento por el servicio. Esto funciona adelantando el pago para las Pymes de facturas que normalmente tienen fecha para 30, 60 ó 90 días.

Para entender cómo funciona este sistema y conocer cuáles son las ventajas y desventajas, en Comunidad Empresas conversamos con Emilio Figueroa, gerente de negocios de Bci Factoring, quien entregó luces sobre este tipo de financiamiento:

¿Cómo funciona el factoring?

Figueroa explica que es algo bastante simple: “un cliente que tenga una cuenta por cobrar (principalmente facturas), y la necesidad de anticipar su flujo, se dirige a una empresa proveedora del servicio, en ella se evalúa el negocio (cliente/deudor), que se simula y se aprueba por el cliente. Aceptada las condiciones, el cliente cede las facturas a la empresa de factoring, que hoy son electrónicas. Concluido esto, la operación pasa al proceso de otorgamiento, para luego abonar los fondos en la cuenta del cliente, que demora sólo algunas horas. En adelante, comienza la etapa de cobranza del documento al deudor que, al ser pagado, da fin al negocio”.

Ventajas para las micro y pequeñas empresas

De acuerdo al gerente de negocios de Bci Factoring, este sistema “es por excelencia el producto que permite financiar el capital de trabajo de las Pyme, ya que pondera con mayor valor las cifras y expectativas actuales de negocio de las empresas y no su historial, pues se basa en las cuentas por cobrar”.

Además de eso, este tipo de financiamiento ayuda a mejorar la liquidez del negocio, que puede tener su dinero de forma rápida, sin tener que esperar los plazos de las facturas, al mismo tiempo que no debe preocuparse de cobrar a sus acreedores, ya que ese trabajo pasa a ser responsabilidad de la empresa de factoring.

En qué fijarse antes de contratar el servicio

“Lo principal es la agilidad con la que se puede responder a los requerimientos de clientes. Por eso, la trayectoria, la innovación e información aplicada al negocio que entregue la empresa de factoring es indispensable para concretar una buena experiencia”, recomienda Figueroa.

Cómo se paga

La empresa que ofrece el factoring cobra un porcentaje del valor total de la factura, llamado costo de financiamiento. Lo anterior, afirma Figueroa, “además de cubrir los cotos financieros del anticipo, al no financiar el 100% de la factura en todos los casos, introduce resguardos ante nota de créditos que puedan existir”.

Riesgos del factoring

“Riesgo existe, como en toda actividad, la diferencia se genera en cómo y qué tan efectivos somos en su mitigación, a través de acciones proactivas y el levantamiento de información en forma oportuna”, declara Figueroa. De esta forma, especifica que lo más importante es “el orden en la administración del negocio y cartera de cuentas por cobrar por parte de los clientes, deudores y de la empresa proveedora de servicios, que son sin duda de gran apoyo”.

De todas maneras, el gerente de negocios explica que hoy en día estos riesgos se minimizan, dado que se implementan herramientas tecnológicas que, apoyadas por la masificación de la factura electrónica, permiten una operación expedita.

¿Has probado el sistema de factoring en tu negocio? Regístrate en Comunidad Empresas y cuéntanos tu experiencia.

Suscríbete y recibe las tendencias en tu e-mail