Febrero 5, 2018

4 consejos para irte de vacaciones sin descuidar la empresa

Tomarse un descanso de la Pyme es un desafío, pero muy necesario. Aprovecha el verano sin dejar de lado tu negocio con estos prácticos consejos.

El verano ya está aquí y con él, la temporada de vacaciones. Esta época es ideal para disfrutar de un tiempo libre con familia y amigos. Y aunque para quienes emprenden la demanda del trabajo deja poco espacio para el relajo, despejar la mente del día a día es esencial para que funciones bien el resto del año.

Tomarse un descanso te ayudará a mantener el equilibrio físico y mental, y repercutirá positivamente en tu rendimiento durante los meses que siguen.

 

Algunas de las ventajas de tomar vacaciones son:

  • Combate el estrés al que estás expuesto a diario, dándote un respiro de la rutina.
  • Despeja el cerebro, al ser una actividad distinta a la cotidiana, fomenta la flexibilidad, creatividad y espontaneidad.
  • Estimula la productividad, influyendo positivamente en la disposición con que se regresa a las obligaciones.
  • Ayuda a vivir más. Según un estudio de la Universidad de Pittsburgh, las personas de entre 35 y 57 años que no toman vacaciones anuales tienen un 32% más de probabilidades de morir por un ataque cardiaco, en comparación con quienes sí lo hacen.

Teniendo en cuenta los beneficios que trae tomarse un merecido descanso, en Comunidad Empresas te entregamos algunas recomendaciones para que puedas salir sin descuidar tu emprendimiento.

1. ¡Organízate!

Es probable que en tu Pyme no cuenten con tanto personal, por lo que si una persona pide días libres es necesario programarse con antelación. Si vas a tomarte vacaciones, es vital que hagas una planificación de las fechas en que te ausentarás, definiendo los cambios que tendrán las entregas y avisando a tus clientes. Y si es necesario que una persona gestione o supervise tareas específicas, puedes dejar a alguien de confianza a cargo de esas funciones.

2. Informa a tus clientes

Aunque trates de suplir tu ausencia, es muy probable que ésta se haga sentir entre quienes trabajan constantemente contigo. Por eso, debes informar a tus clientes con anticipación, con el fin de que lo tengan en cuenta y puedan resolver antes los temas más urgentes. Además, debes hacerles saber con quién tienen que contactarse en caso de que surja algún imprevisto. Lo clave es que, aunque te vayas de vacaciones, le des confianza de que el negocio no será descuidado.

3. Prioriza tus tareas

Ahora más que nunca es importante establecer cuáles son tus proyectos más urgentes y complejos. La idea es avanzar lo que más puedas en ellos, para que quienes se queden trabajando en la Pyme sólo se deban dedicar a los temas más rutinarios y a las tareas imprescindibles.

4. Desconéctate, pero no te olvides de tu Pyme

Aunque estés de vacaciones, no es recomendable que te ausentes por completo. Eso no significa que debas estar disponible 24/7, ni que te lleves el trabajo contigo, pero sí puede implicar, por ejemplo, revisar tu correo electrónico una vez al día. Así podrás mantenerte al tanto de lo que está sucediendo y, además, podrás estar conectado ante algún imprevisto.

¿Qué te parecen estos consejos? Comparte con en Comunidad Empresas cómo ha sido tu experiencia cuando te vas de vacaciones.