Diciembre 20, 2017

Explosivo crecimiento de Empresas B: ¿qué son y cómo certificarse?

En sólo seis años, ya existen casi 130 emprendimientos de este tipo en Chile, liderando el movimiento en América Latina.

Las Empresas B combinan la rentabilidad económica con la solución de problemas sociales y ambientales. Se trata de un concepto que comenzó en 2006 en Estados Unidos y que toma cada vez más fuerza entre los emprendedores, redefiniendo totalmente el sentido del éxito empresarial. En 2011, se la certificó la primera Empresa B en Chile y desde entonces ha ido tomando cada vez más fuerza. Hoy existen casi 130 organizaciones en el país, liderando el movimiento latinoamericano.

Conversamos con Carla Fuentes, directora de Comunicaciones y Comunidad de Empresas B en Chile para conocer más detalles de este modelo que busca cambiar la forma de hacer negocios.

¿Qué son las Empresas B?

“Se trata de una nueva forma de ver y hacer empresas, donde se busca un triple impacto positivo: financiero, social y medioambiental. Buscan ser las mejores organizaciones para el mundo, y no del mundo”, asegura Carla. Así, importa tanto cómo tratan a sus empleados como a la basura, por ejemplo. B Lab es la organización internacional sin fines de lucro que se encarga de certificar que las empresas no sólo busquen un beneficio económico, sino que también tengan un propósito social.

Las Empresa B comparten las siguientes características:

  • Propósito. Buscan crear impacto positivo en el ámbito social y el ambiental.
  • Responsabilidad. Su fin primordial son los intereses de los trabajadores, la comunidad y el medio ambiente.
  • Transparencia. Publican un informe anual sobre su impacto social y ambiental certificado por B Lab.

¿De qué se trata la certificación?

“Es una rigurosa evaluación internacional que mide y reconoce los impactos positivos que está generando la empresa, tanto en su modelo de negocio como a través de sus políticas y prácticas en distintas áreas: gobernanza, trabajadores, medioambiente y también la comunidad”, explica Carla de Empresas B. Esta medición muestra cuáles son y dónde están esos impactos positivos y detecta las oportunidades de mejora.

¿Cuál es el beneficio de ser una Empresa B?

“Es una forma de reconocer el compromiso de la empresa con sus impactos sociales y medioambientales”, cuenta Carla. Los emprendimientos pueden demostrar su capacidad para ser agentes de cambio en el mundo, demostrando a través de la certificación que persiguen una mejora permanente y a largo plazo, con objetivos y una visión común para el mundo.

¿Quiénes pueden certificarse?

¡Cualquier Pyme tiene el potencial de certificarse! No hay restricción de tamaño ni tampoco por sector económico. “Lo que sí es relevante es la decisión de medirse, de transparentar esta información y comenzar con un camino de mejoras. Las Empresas B no son perfectas, y un elemento fundamental es su compromiso de crecer en los aspectos donde están más débiles”, asegura la directora de Comunicaciones y Comunidad, Carla Fuentes.

Los siete pasos para convertirse en una Empresa B

Si tu emprendimiento está comprometido con la creación de un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente, puedes certificarte siguiendo estos pasos:

  1. Regístrate en Empresas B para comenzar la Evaluación de Impacto B, una herramienta gratuita y 100% online.
  2. Completa la evaluación. Si obtienes un mínimo de 80 puntos podrás optar por la certificación.
  3. Agenda la revisión con el equipo de estándares.
  4. Documenta y haz la llamada.
  5. Registra tu modelo de Negocio de Impacto.
  6. Firma el acuerdo para Empresas B Certificadas.
  7. Paga la certificación anualmente (el costo varía según la facturación de la empresa, revisa el detalle aquí).

El cambio social puede venir desde cualquier emprendimiento. ¿Te interesa certificarte como Empresa B? Cuéntanos en los comentarios.